Cómo enseñar a un niño a meditar



Enseñar a un niño a meditar: Cada vez son más las escuelas y los padres que se inclinan sobre la práctica de la medicación en los niños. Pero, antes de comenzar a enseñar a un niño a meditar, debemos comprender lo que es la meditación.

¿Qué es la meditación?

La meditación es el arte o técnica mediante la cual se consigue que la mente se aquiete durante unos minutos, es decir, es el arte de “no pensar en nada”.

Existen diferentes formas de meditar; muchas se concentran en un objeto, otras solo mencionan palabras o una palabra y alguna utilizan imágenes. Además existen tipos de meditación en movimiento como es el caso de la práctica de yoga, o estáticos como la meditación tradicional.

Quizás parezca a una tarea sencilla pero, de solo inténtalo, notarás que no lo es.

La meditación produce efectos no solo en la mente sino también en el cuerpo. Además los beneficios de que un niño medite son a corto, mediano y largo plazo.

Beneficios de que un niño medite

  • Permite una mejor concentración y facilita su aprendizaje. 
  • Aprende a controlar sus diferentes estados de ánimo, lo que lo convierte en un niño autónomo afectivamente hablando. 
  • Eleva su potencial de inteligencia, puesto que aumenta su atención y concentración. 
  • Mejora su digestión, dado que, al meditar el organismo se encuentra en calma y armonía lo que facilita la digestión e impide problemas estomacales como gastritis, acidez estomacal, etc. 
  • Aumenta la inteligencia emocional, dado que la meditación potencia los sentimientos de empatía, amor y paz que resultan ser un ejemplo para otros niños. 
  • Permite un mejor descanso por las noches

Técnicas de meditación para niños

 

Técnicas de meditación para niños

A continuación vamos a ver cómo se puede enseñar técnicas de meditación para niños a fin de poder emplear las mismas tanto en el aula como en el hogar.

 

La música

Una de las técnicas más utilizadas para enseñar a meditar a un niño es la medicación activa (en movimiento) con música tranquila. Este tipo de meditación quizás pueda no tener el aspecto de una meditación en sí misma pero ciertamente lo es y es muy efectiva.

Para ello solo debes tomar alguna actividad que a los niños les guste, por ejemplo dibujar, pintar, trabajar con arcilla, etc. Luego coloca un poco de música tranquila y deja que ellos explayen en el arte sus sentimientos. Permite que la música les acompañe: es decir que el volumen no esté demasiado bajo o alto.

La relajación luego de una hora de actividad física

A menudo los niños regresan al aula eufóricos de la clase de educación física. Este es un momento perfecto para realizar una meditación guiada.

Para ello, los niños solo deben colocar sus cabezas sobre el pupitre y cerrar los ojos. Luego serás tú quien hable a los niños en forma pausada y serena. Deberás disminuir la velocidad de las palabras que utilizas un poco más lentas cada vez pero hazlo de forma pausada.

Describe como si estuvieras yendo a algún campo o bosque rodeado de árboles, flores y con un río que le atraviese. Describe cada una de las cosas que ahí visualizas.

Este tipo de meditación se llama guiada con visualización.

Luego de 5 o 10 minutos puedes hacer que los niños regresen lentamente a su estado normal. Notarás que esta técnica es muy simple de aplicar y muy efectiva a la vez.

Meditación Tai chi

Si dispones del espacio en el aula, puedes buscar en YouTube o en internet diferentes ejercicios de meditación en movimiento para practicar con los niños. Practica antes de comenzar la clase para aprender los movimientos.

Los niños apreciarán esta preciosa técnica de meditación.

 

Puedes encontrar más información sobre técnicas de relajación en niños aquí:

© 2017 Enseñar a un niño a meditar. Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr1



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies