Autismo de alto funcionamiento. Niños con Asperger



Autismo de alto funcionamiento. Niños con Asperger
Califica este post

Autismo de alto funcionamiento

¿Cómo detectar un posible niño con autismo de alto funcionamiento (asperger) en el aula?

Se conoce al autismo de alto rendimiento como síndrome de Asperger. Según el DSM-V se halla incluido dentro de los trastornos del espectro autista (TEA). Esta condición afecta a 1 de cada 1000 niños siendo su porcentaje más elevado en niños que en niñas.

Si bien el síndrome de Asperger tiene características similares a los niños con autismo presentan ciertas diferencias sutiles que es preciso tener en cuenta. A continuación, mencionaremos 11 comportamientos comunes de los niños con TEA de alto funcionamiento para observar en el aula.

 

11 características comunes en Asperger

  1. Concentración en una sola actividad. Frecuentemente los niños con Asperger pueden centrar su atención en una única actividad a la que prestan exclusiva atención durante horas.
  2. Hablan como niños-profesores. Generalmente los conocimientos de un niño con Asperger son muchos. Ellos se expresan adecuadamente por lo que pueden sorprender por su léxico y la exactitud de aquello que enuncian. Sin embargo, suelen escoger temas que les apasionan y hablar de ello sin límites, aunque su tono de voz suene, a menudo, algo extraño. Debido a estas características, ellos suelen preferir el diálogo con adultos ante que con niños de su misma edad.
  3. Carencia o dificultad para interpretar el lenguaje no verbal. Debido a que los niños con TEA en general (dentro de los cuales se encuentran los niños con Asperger) carecen de la capacidad de empatizar, reconocer sentimientos o lenguaje no verbal en otras personas, ellos no perciben los estados de ánimo de quienes le rodean, lo que puede llegar a ser incomprendido por el resto de los niños y otros adultos. Por esto, les resulta sumamente complicado comprender también el lenguaje corporal. Asimismo, les resulta difícil el trabajo en grupo por lo que suelen ser aislados de ellos por sus mismos compañeros.
  4. Necesitan de rutinas para su propio orden interno. Es necesario que ellos establezcan rutinas para cada momento del día. Así, un niño con Asperger debe ingresar al aula a una determinada hora, sentarse en un mismo banco, salir al recreo a la misma hora todos los días, etc. Una variación de esta rutina simplemente les perturba en demasía y puede llegar a provocar un caos interno.
  5. Cambios de ánimo o rabietas. Los niños con Asperger no suelen controlar apropiadamente sus emociones lo que desencadena generalmente en rabietas incomprensibles.
  6. Carencia de empatía. Debido a la teoría de la mente, los niños con TEA en general carecen de empatía por lo que no pueden reconocer sentimientos ajenos.
  7. La interpretación de lo que se dice es estrictamente literal. Así un niño con Asperger no comprende si otro niño jugando dice “te destruiré” o “te mataré”, puesto que ellos comprenden el mensaje literal y no pueden interpretarlo como un simple juego.
  8. Lenguaje del propio cuerpo extraño. Un niño con Asperger generalmente tendrá inexpresión en el rostro llamativa. Además, puede tomar posturas corporales algo extrañas.
  9. Ausencia total del contacto visual. Los niños con TEA en general no sostienen la mirada o bien, lo hacen por períodos muy breves de tiempo.
  10. Sensibilidad sensorial. Presentan una mayor sensibilidad sensorial por lo que les puede molestar las luces, los sonidos estruendosos y el contacto con ciertas telas.
  11. Retraso en el desarrollo motor. A veces, estos niños pueden tener dificultades para realizar actividades motoras finas como cortar con tijera, caminar con un solo pie (saltando), etc.

 

Si observamos a un niño con estas características sugerimos derivar al psicopedagogo escolar o bien realizar una consulta con un profesional idóneo.

 

Vídeo resumen Autismo alto funcionamiento en niños

 

© 2017 Autismo de alto funcionamiento (asperger) en el aula Redacción: María Eugenia Daney

 

Visita nuestra:

escuela de padres

 

y síguenos en nuestras redes sociales

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies