Metacognición ▷ Beneficios de los mapas mentales

¿Qué es la metacognición?


El término metacognición engloba un concepto sumamente interesante que sin duda merece la pena conocer. Se denomina metacognición al conocimiento que un individuo posee al respecto de su propio conocimiento, una de las cualidades con mayor relevancia en el proceso de aprendizaje de una persona.

En otras palabras, se la podría definir como la capacidad de reflexionar con respecto a nuestro propio conocimiento y la manera en la que este ocurre. Esta cualidad nos da la posibilidad de analizar nuestros procesos de aprendizaje, pensamientos y conocimientos.

En muchos casos en realidad no tenemos conciencia con respecto a nuestros propios pensamientos y no reflexionamos sobre ellos. Por ello, pasamos por alto todos los procesos a través de los cuales damos solución a las situaciones con las que nos topamos en nuestro día a día o que nos ayudan a comportarnos de una manera determinada.


¿Cómo se relaciona la adquisición de conocimientos con la metacognición?

Aunque durante nuestros años de educación se nos enseña una gran cantidad de cosas, como acontecimientos históricos, procesos matemáticos, teorías y mucho más, muchas veces en realidad no se nos enseña cómo aprender. Uno de los aspectos más importantes sobre la metacognición es saber cómo aprender haciendo uso de nuestras habilidades metacognitivas.

Existen muchas estrategias a las que cada persona puede recurrir de acuerdo a manera de pensar y a sus capacidades para beneficiarse durante su proceso de aprendizaje. Por ello, es muy importante enseñar a los individuos como utilizar estas estrategias para que puedan lograr un aprendizaje más efectivo por medio de la metacognición en lugar de un aprendizaje superficial.

Beneficios del aprendizaje metacognitivo frente al aprendizaje superficial

Un individuo con habilidades metacognitivas correctamente desarrolladas será capaz de aprender de forma mucho más eficiente. Esto se debe a que podrá hacer uso de su memoria de una manera más efectiva, por lo que será capaz de relacionar y retener información de forma más rápida y segura.

Del mismo modo, su manera de procesar información se vuelve más profunda y conceptual. De esta forma, al aprender un concepto, tendrá la capacidad de relacionarlo con otros conceptos diferentes para formar una idea más completa.

Por otra parte, los individuos que aprenden de forma superficial empiezan a olvidar los conceptos aprendidos al poco tiempo. Además, los conocimientos nuevos que adquieren se separan de los que anteriormente se tenían, lo cual dificulta un poco el crear una red que permita relacionar conceptos entre sí, así como su capacidad de generar sus propias conclusiones o ideas sobre un tema.


Tipos de metacognición

Existen varias clases de metacognición, las cuales se vinculan a capacidades cognitivas diferentes y son de ayuda al momento de organizar los distintos procesos cognitivos. Entre los tipos de metacognición se encuentran los siguientes:

La metamemoria

Se entiende como el conocimiento de un individuo sobre su propia memoria, así como de sus capacidades de establecer una conexión entre los conocimientos previos y los conocimientos que se hayan adquirido de forma reciente. Esto es de gran utilidad para desarrollar la capacidad analítica de cada usuario.

El metapensamiento

Se entiende como meta-pensamiento al pensamiento de un individuo con respecto a sus propios pensamientos. A pesar de que todos tenemos una cantidad enorme de pensamientos al día, en realidad es muy poco frecuente que una persona reflexione con respecto a sus propios pensamientos, ideas y creencias.

El meta-pensamiento se encuentra más enfocado hacia la forma en que se piensa en lugar de hacia lo que se piensa en sí. Por ello, puede ser considerado como una herramienta bastante útil para el desarrollo de la creatividad durante los años escolares.

La metacomprensión

La meta-comprensión consiste en que un individuo conozca su propia capacidad de comprensión. Por ejemplo, muchas veces, cuando leemos un escrito, se piensa que una ojeada rápida ha bastado para comprender totalmente su significado.

No obstante, cuando nos hacen alguna pregunta con respecto al mismo, nos damos cuenta de que en realidad no lo hemos comprendido tan bien como creíamos. La meta-comprensión consiste en reconocer hasta qué punto hemos logrado comprender algo y utilizar esos conocimientos.

La metaatención

Consiste en que un individuo tenga el completo control de su atención. De esta forma, podrá enfocarla en lo que necesite en un momento dado, controlando los factores tanto exteriores como exteriores que puedan dificultar el mantener la atención.

La atención es la primera herramienta que se usa al momento de captar nueva información, por ello, es muy importante saber cómo utilizarla a nuestro beneficio. Las estrategias de meta-atención permiten optimizar esta habilidad al máximo, facilitando la recepción de información.


Cuando comienza a activarse la metacognición en niños

Las investigaciones apuntan a que la metacognición comienza a activarse entre los 3 y los 4 años de edad y aunque se nace con ella, se activa con la información y estímulos recibidos del mundo eterno, más tarde comienza a acumularse información recibida, se interpreta y se guarda para expresar a los demás en algún momento que se requiera y también se estructura en la forma en que el niño organiza esa información. En pedagogía se ha probado estrategias de autoaprendizaje y estructura del conocimiento a través de la metacognición y usando los mapas mentales individualizados, luego de adquirir un conocimiento, el mismo se usará para crear otros y expresarlos de la manera como se considere, gráficamente escrita o dibujada.

Hay algunas estrategias de aprendizaje que mejoran, estimulan y organizan la metacognición, una de ellas y más usada con niños de educación primaria es el mapa mental. El mapa mental en una estructura de un conocimiento expresada de forma esquemática a través de palabras claves y dibujos que idea tras idea hace que el niño anticipe el conocimiento que sigue y lo exprese de alguna manera en un papel de trabajo o ficha, presentaremos aquí varias fichas de mapas mentales para trabajar metacognición.


¿Cómo hacer un mapa mental?

Un mapa mental se presentará en una hoja en forma esquemática hecho a mano, con dibujos, palabras, recortes de revistas o imágenes impresas, grandes o pequeñas, de acuerdo con la estrategia del maestro, luego el niño explicará sus ideas sobre el tema usando el mapa mental realizado, en las fichas presentaremos algunos ejemplos. En principio se presenta una lectura sobre un tema o un cuento que tenga algún mensaje como por ejemplo algún valor. Todo tipo de temas pueden ser trabajados a través de un mapa mental y siempre será un autoaprendizaje del niño.

Metodología de la metacognición y los mapas mentales

  • Presentar al niño una información lectura sobre el tema que deberá aprender
  • Se elegirá un título relacionado con el tema de lectura
  • Se le presenta en forma esquemática algunas apalabras que deberá conectar con otros en orden de jerarquía
  • Las ideas puede escribirlas dentro de cuadros, óvalos, estrellas o globitos
  • También puede presentar la idea en forma de dibujo, así dibujará un conejo, un árbol u otro objeto que tenga que ver con la lectura realizada; conectará toda la información con flechas o líneas para señalar, dividir o clasificar.
  • Observar los ejemplos de las fichas.

fichas metacognición 1

autoaprendizaje

metacognición

mapas conceptuales

Mapas mentales

Más artículos que te pueden interesar:


© 2020 ▷ Educapeques ➡➤ [  Metacognición ▷ Beneficios de los mapas mentales ] Escuela de padres @educapeques

Un comentario de “Metacognición ▷ Beneficios de los mapas mentales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *