Cómo hacer que nuestros niños aprendan inglés



En un mundo que avanza cada día más hacia la globalización, el inglés se proclama como uno de los elementos más necesarios. Los padres y profesores se preocupan cada vez más por el nivel de inglés de los niños. Y es que hoy en día dominio del inglés es vital para forjarles un futuro laboral prometedor. Para abrirles las puertas al futuro, es importante que nos pongamos las pilas cuanto antes. Aquí os dejamos algunos trucos para que los niños aprendan idiomas de forma amena.

 

Cursos en el extranjero

La interacción con un profesor da sentido a la lengua y a su aprendizaje. La inmersión lingüística es la forma más eficaz a la hora de adquirir un idioma. Los jóvenes cogen fluidez en el idioma, expanden sus horizontes y conocen un país y una cultura diferente. Hoy en día los cursos en el extranjero son muy seguros y los estudiantes viven una experiencia cultural y educativa inolvidable. Los viajes lingüísticos para jóvenes combinan aprendizaje con actividades de ocio de todo tipo: excursiones, deportes, visitas culturales… Vuestros hijos harán amigos de todas partes del mundo y seguro querrán repetir al año siguiente. Si queréis informaros acerca de los cursos lingüísticos para jóvenes en el extranjero podéis visitar el portal Linguago para jóvenes.

 

Películas y series en versión original

Ver películas y series en inglés es una forma práctica, sencilla, eficaz y divertida para que aprendan el idioma. Consumir contenidos que les interesen es un elemento clave en el aprendizaje natural de una lengua extranjera. Por ello es necesario escoger películas del gusto del niño y aconsejable verla primero en español para que entienda la historia. Es bueno para perfeccionar su vocabulario y pronunciación. Escucharán expresiones de uso cotidiano y educarán al oído. Además comenzarán a identificar palabras y expresiones comunes en inglés. Es importante que sea una película que adoren y no les importe ver una y otra vez, de esta forma memorizarán el vocabulario sin darse cuenta.

 

Aprender divirtiéndose

Aprender un nuevo idioma implica una cantidad de esfuerzo, por ello hay que asegurarse que los niños se divierten mientras aprenden. Una forma divertida a la par que económica para que aprendan inglés es jugando. De esta manera asimilan la información de un modo natural y pueden formarse en idiomas sin darse cuenta. Existen cantidad de juegos educativos para aprender idiomas como por ejemplo la asociación de términos y dibujos en la que el niño debe enlazar las palabras con su respectiva la ilustración. Les resultará fácil y divertido y de esta manera siempre estarán dispuestos a repetir.

 

 

Videojuegos

Los juegos a través de una pantalla pueden ser el complemento perfecto a lo aprendido en el cole. Los videojuegos constituyen una parte importante en la vida de muchos niños. Y aunque muchos lo consideren como algo negativo, hay estudios que demuestran que los videojuegos aportan características positivas para el desarrollo del niño. El niño se esforzará el doble para conocer cada palabra que no le permita avanzar en el juego y se le grabará en la memoria.

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies