Cuento sobre dislexia: La dislexia de Manu



Cuento sobre dislexia

El cuento sobre dislexia trata sobre Manu, un niño que comienza primaria y al que su madre comienza a notar en el algo raro, ve que deja de tener interés por los libros, cuando tiempo atrás le encantaba estar rodeado de ellos. Ese comportamiento le lleva a hablar con su maestra y descubren que Manu sufre dislexia, y que es la vergüenza y el miedo a que los demás se rian de él lo que provoca que deje de leer sus cuentos favoritos. La madre y la maestra de Manu hablan con Manu y le prometen su apoyo y ayuda que hará que, poco a poco las cosas cambien…

 

La dislexia de Manu

Manu es un niño alegre y vivaz que ha comenzado su etapa en primaria. Atrás quedó su paso con los infantiles y es feliz diciendo a sus familiares que ya está en el cole de los grandes.

Pero de unos días a esta parte, Manu ha cambiado y, en casa, toda la curiosidad que tenia por los libros parece haberla perdido. Sigue pidiendo a sus padres que le lean un cuento cada noche, pero ya no le ven por casa con sus cuentos favoritos.

Alicia, preocupada por el repentino cambio que ha experimentado su hijo, decide ir al colegio a hablar con la tutora de Manu para averiguar si ha tenido algún problema en clase con sus compañeros o con las asignaturas.

Cuando llega al colegio, la profesora de Manu le está esperando en la puerta de su clase. Alicia se da cuenta de que no es ella sola la que ha notado ese cambio en Manu y se dispone a entrar para hablar de lo que ocurre.

-Hola, soy Maite – se presenta la tutora de Manu.- Quería hablar contigo sobre el comienzo de curso de tu hijo. Pero veo que tú también te has dado cuenta de que algo no va bien.

– Si, últimamente ya no tiene tanto interés por los libros como este tiempo atrás.-le explica Alicia preocupada.- Además, lleva unos días que se equivoca al nombrar o escribir algunas palabras y eso ha hecho que no sea tan hablador como antes. Al principio pensé que era por los nervios de pasar a primaria, pero esto ya empieza a preocuparme mucho.

Mientras Manu está jugando en el patio con alguno de sus amigos, ajeno a la charla que están manteniendo los adultos.  Uno de los niños de su clase se acerca y le dice a otro que está sentado:

 -Mira, la seño ha llamado a la madre de Manu porque no sabe leer.

Ambos miran a Manu y se ríen sin disimulo, pero éste hace como que no les ha oído. Eso no quiere decir que no le haya dolido y cabizbajo regresa a la clase a esperar a su madre.

-Te has pasado con Manu – le dice una de las niñas que jugaba con él.

-¿Por qué? ¿Por decir la verdad?- contesta desafiante el niño.- No sabe leer y punto.

-¡Si sabe! Solo que necesita que le ayuden un poco más que a los demás.- insiste molesta la amiga de Manu.- Verás como al final de curso acaba leyendo mejor que tú.

-Si, si… lo que tú digas.- le contesta el niño mientras recoge sus cosas y se marcha.- Ya lo veremos.

Mientras tanto, en la clase Alicia y Maite siguen hablando sobre el pequeño problema que ha surgido con el comienzo de curso.

Maite se da cuenta de que Manu le está escuchando y le invita a pasar para explicarle que tienen que averiguar y solucionar, con ayuda, ese pequeño problema que tiene con la lectura.

-¿También pensáis que no se leer? – pregunta triste el pequeño.

-No cariño, no es eso. Claro que sabes leer- Le contesta su madre con dulzura.

– Solo es, que te cuesta un poco más que a los demás. – le explica su maestra.- Pero eso tiene solución. Verás como con un poco de ayuda terminarás leyendo igual que los demás.

-Es que…los de la clase me dicen que no se leer, que confundo las palabras y hablo como un pequeñajo- insiste Manu.

-¿Confías en mi?- le pregunta Maite. – ¿Quieres que tu mamá y yo hablemos con alguien experto para que te ayude?

– Bueenoo, Vaaaleee- contesta el pequeño sin levantar la cabeza.

Maite le indica a Manu que espere en el banco que hay al lado de la clase y se queda hablando con Alicia. Le escribe algo en un papel y se lo da, es la dirección de un especialista para que diagnostique el trastorno que pueda tener el pequeño, aunque le explica que por los síntomas que ve y como se comporta, sospecha que pueda ser Dislexia.

A los pocos días, Manu y su madre visitan al especialista que le ha recomendado su seño, como él le dice. Tal y como le había indicado Maite, el especialista le confirma que lo que tiene Manu es Dislexia y le marca unas pautas y le explica el tratamiento a seguir, además de volver a citarle para ver la evolución de Manu.

Pasa el tiempo y Manu va notando la mejoría poco a poco, va volviendo a coger el gusto por leer, aunque sabe que le costará un poquito. Ya no le importa lo que digan los demás compañeros.

Manu se promete a si mismo que nunca dejará de leer y que lo que ha hecho hasta ahora ha sido perder el tiempo por una tontería.

Trabajamos la comprensión lectora con este cuento sobre dislexia

Te puede interesar leer.....
Qué es la comprensión lectora. La Comprensión Lectora es Más que Memorizar lo Leído. Fichas y trabajos para trabajarla

 Ahora que has leído la historia de Manu, seguro que sabrás contestar a estas sencillas preguntas.

  1. ¿Qué curso va a comenzar Manu? 
  2. ¿Cómo se llama su maestra?
  3. ¿Cual crees que es el motivo para que  Manu deje de leer libros?
  4. ¿ Por qué va la madre de Manu a hablar con su maestra?
  5. ¿Qué es lo que menos te ha gustado del cuento? ¿Cambiarias algo?
  6. Haz un pequeño dibujo de lo que más te ha gustado.

© 2017 Cuento sobre dislexia. Educapeques

Ya has leido el cuento sobre dislexia, puedes ampliar toda la información sobre la dislexia, actividades, fichas para ayudar a un niño disléxico haciendo clic en la imagen a continuación:

dislexia, niños disléxicos, dislexia infantil
Señales para reconocer dislexia en la escuela. Fichas para trabajar

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn3Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies