Relatos navideños: El nuevo hogar de Holly



¡¡ Comparte en tus redes sociales !!
Relatos navideños: El nuevo hogar de Holly
Califica este post

Relatos Navideños

Relato Navideño que muestra el valor de la familia, y el derecho que tenemos todos, seamos personas o animales de tener un hogar y alguien que nos cuide y nos quiera. Rosi Requena

Como cada día, llega el momento preferido de Belén. Es el momento de destapar el calendario de los cuentos, como ha comenzado a llamarle en los últimos días.

En esta ocasión es un pez el que asoma detrás de la ventanita y a Belén le resulta un poco extraño que en un calendario de Adviento le haya salido un pez. Como es tan curiosa, no tarda en preguntarles a sus padres que tiene que ver un pez con la navidad.

-Esta noche te lo contaré.- le contesta a su padre- de momento tendrás que esperar.

Belén no deja de darle vueltas al tema, deseando que llegue la noche para que, con su cuento se despejen todas sus dudas.

Cuando llega la hora de meterse en la cama, Belén está totalmente atenta al cuento de su padre y el misterio del pez y la navidad.

-Ahora sabrás que tiene que ver un pez con la navidad.- le dice sonriendo su padre.- ¿comenzamos?

-Claro, papa. Lo estoy deseando –le contesta la niña.

 

Relatos Navideños: El nuevo hogar de Holly

– “En una calle cualquiera, de una ciudad cualquiera… vive un niño llamado Fernando.  A Fernando le gustan todos los animales, da igual de que especie sea, a todos les encuentra algo fascinante y si por él fuera, su casa hace tiempo que se habría convertido en un zoológico, al menos eso piensa su madre.

Como es un niño muy responsable, desde hace un par de años tiene un compañero de aventuras. Es Cuca, una perrita que adoptaron de un albergue y a la que Fernando adora como si fuese su hermana.

Él es quien se encarga de sacarla a pasear, de darle su comida y agua para que no tenga sed y quien acompaña a su madre cuando tienen que ir al veterinario.

Jamás se despegan el uno del otro y, en navidades es raro no verles disfrazados con espumillón y el típico gorro de papa Noel cuando están colocando el árbol.

Es en la tarde de Nochebuena cuando Fernando se da cuenta de que el saco de comida de Cuca se ha terminado y el veterinario está cerrado. Preocupado se lo dice a su madre y le dice que no se preocupe, que hay cerca una tienda de animales donde tienen la comida preferida de su perrita.

-Pues vamos antes de que cierren.- le dice Fernando

Ambos se abrigan y deciden dejar a Cuca en casa, pues está durmiendo en su cojín y les da lástima despertarla. Cuando llegan a la tienda, a Fernando hay algo que le llama poderosamente su atención.

-Mamá, mamá… mira esto- le dice sin dejar de mirar el acuario de la tienda.

-¿Qué pasa Fer?- le pregunta su madre acudiendo a su llamada.

-Pobrecito, esta solo.- Fer señala al único pez que hay.

-Le pasará algo y por eso no se lo llevan- le contesta su madre.

– Pero eso no es justo, todos necesitamos un hogar.- le dice Fernando entristecido- ¿Por qué el no puede tener uno?

El empleado de la tienda oye la conversación y les explica que el pez está totalmente sano, pero a la gente no le gusta por los ojos saltones que tiene.

-A los que vienen a comprar peces, sus ojos saltones les asustan. Dicen que parece que tenga cara de loco. – les indica el chico.

Fernando le insiste a su madre y ella acaba cediendo con la condición de que sea él quien se haga cargo del pequeño pez, al igual que hace con Cuca.

El niño asiente feliz y comienza a coger de la tienda todo lo necesario para formar un nuevo hogar para el nuevo habitante de su casa.

Cuando llegan a casa, Cuca se acerca a olisquear al nuevo compañero  que compartirá hogar con ella. Al rato, llega su padre y al ver la pecera y su nuevo habitante le pregunta a Fernando de donde ha salido ese nuevo animalito.

-Papá, estaba solito y no tenía a nadie. Y es Navidad, y yo no podía dejarlo solo y sin hogar en navidad, no sería justo. ¿No crees?

Los padres de Fernando sonríen ante el gran motivo que se acaba de inventar para que le dejen quedarse con el pez, después de todo, su niño tiene un gran corazón.

-Pues, viendo que se quedará a vivir con nosotros… tendrás que buscarle un nombre.

-Holly, se llamará Holly como el villancico.

Fernando se acerca a la pecera a llamar por su nuevo nombre al pez, le echa de comer y junto a su familia, celebran la Navidad y que un nuevo miembro ha llegado a la familia.”

 

-Y colorín, colorado.- finaliza su padre.

 

-Este cuento se ha acabado. Ahora ya sea porque estaba ahí. Porque los peces también se merecen un hogar donde los quieran y no un triste acuario.- le dice Belén totalmente convencida.

Belén se acurruca tapándose completamente con el edredón y se duerme pensando que, tal vez, no sea una mala idea aumentar la familia con un animalito con el que jugar y a quien cuidar.

FíN

 

Relatos Navideños, ficha de comprensión lectora

 

1.- ¿Qué es lo que le parece extraño a Belén de su figura?

 

2.- ¿En que se convertiría la casa de Fernando si sus padres le dejasen?

 

3.- ¿Qué animalito vive con Fernando en el cuento?

 

4.- ¿Cómo se llama?

 

5.- ¿Qué le llama la atención a Fernando en la tienda de animales? ¿Que hace con él?

 

© 2017 Relatos Navideños por Rosi Requena en Ideas para Navidad

Síguenos en nuestras redes sociales

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies