Crea el final del cuento: Bolitas de alcanfor

Cuento: Bolitas de alcanfor

cuento para niñosMe llamo Maria Elena y tengo once años, y os voy a contar mi mayor secreto.

Yo he vivido siempre en la ciudad, y digo siempre porque hace unos meses nos tuvimos que ir a vivir con la abuela al pueblo. Esas cosas que pasan, estando mis padres sin trabajo no podíamos pagar la casa.

Me acuerdo como si fuera hoy mismo, mi madre lloraba, y mi padre aunque no de la misma manera, pero también lloró.

Una mañana trajeron una carta, y ese fue el principio de todo lo que sucedió después. Y aunque mis padres fueron a ver a muchísimas personas, personas importantes, en despachos grandes, y cosas por el estilo, no consiguieron nada de lo que se propusieron.

Así que aquí estamos en la casa grande que tiene mi abuela en el pueblo. Al principio esta casa me daba miedo; porque aquí huele todo diferente, huele a película del Oeste como poco.

Por ejemplo… cuando abres un armario te viene un olor a cosa de laboratorio que tira para atrás, hace poco descubrí que ese olor provenía de unas bolitas blancas que mi abuela acomoda en cualquier rincón, son bolitas de alcanfor ¿habéis oído alguna vez esa palabra?

Yo reconozco que jamás la había escuchado, mi madre usa unos perfumes que cuelga de la barra que son más modernos, y que sin duda no apestan a laboratorio o a clínica. Pero como son cosas de la abuela, y esta es su casa nos aguantamos.

Pero vamos a lo de mi secreto…

El caso es que la abuela tenía un perfume guardado, pero que bien guardado en su taquillón. Y yo un día que me puse a investigar entre sus cosas, que está mal ¡lo sé! Pero ya no tiene remedio. Lo vi y lo cogí. Pero lo peor no es eso, lo peor es que me lo lleve al cole, y en el cole me lo quitó Bárbara.

Bárbara es la nieta la tía Aurelia, como eso de que sea la nieta de una tía no tiene explicación, porque aquí parecen ser todos tíos y tías. Porque es como si se dijera que es la nieta de la señora Aurelia. Pero a lo que iba, mi abuela lleva días buscando ese frasquito por toda la casa, por todos los cajones, por los armarios, incluso en el baúl.

La veo muy disgustada, y yo no le puedo contar lo de Bárbara. Porque sé que hice mal y me van a regañar. Así que ese es mi secreto, y que ahora no sé muy bien cómo voy a salir del atolladero.

 

Y ahora…….¿Cómo acabará el cuento?, ¿Cuál será el final?. Te proponemos contar el cuento en casa o en clase y que los niños nos cuenten como seria el final,, enviarnoslo por un comentario o en facebook e  iremos poniendo todos los finales. Entre todos haremos el final del cuento.

 

Cuento por Estrella Montenegro

cuento infantil

Mas artículos que te pueden interesar:

Un comentario de “Crea el final del cuento: Bolitas de alcanfor

  1. adriana dice:

    Diciéndole la verdad a su abuela que ella fue quien tomo ese frasco de su perfume y aceptando que hizo mal buscar en sus cosas.a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *