Educación emocional para niños



Educación emocional para niños
Califica este post

Aunque este es un término que se utiliza desde la década del 90, es cierto que muchas veces no queda claro a qué se refiere la palabra educación emocional y a quiénes les corresponde dicha educación. Este concepto deriva de la inteligencia emocional, es decir la capacidad que tiene una persona de percibir, expresar y evaluar sus propias emociones y la de los demás. Además hace referencia al modo en que las personas usan sus emociones para darle forma a sus pensamientos. La inteligencia emocional fue un concepto que ideó el psicólogo y escritor Daniel Goleman. A continuación hablaremos sobre lo que es la educación emocional para niños, sus diferentes etapas de aprendizaje y el tipo de educación tanto en el aula como en el hogar.

 

¿Qué es la educación emocional para niños?


La educación emocional es un proceso y, como tal, es constante y permanente. Este le permite al niño poder construir su personalidad, identidad, reconocer sus emociones y aprender a controlarlas. Es, básicamente, un conocimiento interior que le permite al niño un desarrollo integral de sus competencias emocionales.

Es función de los padres y docentes ayudar a que los niños desarrollen su inteligencia emocional; para lo cual será preciso que se le proporcionen las herramientas adecuada de educación emocional.

Tarde o temprano todo niño se deberá enfrentar a momentos de alegría, tristeza, felicidad, sorpresa, ira, bronca, miedo, etc. Es necesario enseñarles a que logren reconocer sus propias emociones y controlarlas a fin de formar su personalidad y comportamiento momento a momento. Para esto es necesario que todo niño aprenda a canalizar sus emociones de manera sociable y positiva para él o ella ¿El objetivo principal de la educación emocional? Que los niños desarrollen un buen autoconcepto, tengan confianza en sí mismos y, principalmente, sean niños felices.

 

Es posible, a grandes rasgos dividir la educación emocional en los niños en diferentes etapas:

 

Inicial: de 0 a 3 años


A partir del año o dos años los padres comienzan (a menudo de forma inconsciente) la educación emocional en los niños. Esta etapa se puede extender hasta los tres años.

Podríamos decir, entonces, que la familia y la construcción de lazos positivos con ellos permiten sentar las bases para una educación emocional eficiente y que traiga grandes beneficios para toda la vida de los niños. De este modo, las caricias, dar respuestas a sus preguntas y estimularlos para que pregunten aquello que no comprenden, hablar, contarles historias, cuentos, escuchar música con ellos, cambios y cuidados tales como un baño, cambio de pañales, etc son parte de la educación emocional de los niños de 0 a 3 años. En pocas palabras, pasar un tiempo de calidad con ellos favorece su educación emocional.

 

De 3 a 6 años


Para esta etapa se deberá desarrollar el reconociendo y la conciencia de las emociones. Por otra parte, durante estos años es importante enseñarles a los niños la necesidad de regular sus sentimientos. Esto se puede llevar a cabo mediante ejercicios, cuentos o juegos de educación emocional para niños.

Es importante también el desarrollo de su propia autoestima así como también comenzar a fomentar la empatía en los niños de 3 a 6 años (aunque, claro está, podrán comprender esta última después de los 7 años pero es importante sentar las bases para el desarrollo empático).

 

Por último, durante esta etapa, es fundamental fomentar las actividades cotidianas tanto en el hogar como en la escuela o ámbitos educativos. Es posible hacer uso del arte, meditación, relajación, juegos, reflexiones, terapias cognitivas para el control del pensamiento, entre otros métodos.

 

De 7 a 12 años


Tal como hemos dicho anteriormente, a partir de los 7 u 8 años los niños comienzan a comprender la ambivalencia emocional. Esto es, la capacidad para reconocer emociones distintas y contrarias (opuestas). Además, son capaces de reconocer cuando, detrás de la ira, por ejemplo, hay miedo (por solo dar un ejemplo).

Durante esta etapa es necesario que los niños reconozcan sus emociones y las expresen de forma verbal (mediante la palabra sea de manera escrita o verbal). Asimismo, es posible que los niños puedan reconocer, después de los 8 o 10 años, las señales de su cuerpo cuando se enfadan y debemos enseñarlesel modo para que canalicen estos sentimientos encontrados de manera adecuada para ellos y para la sociedad. Es decir, enseñarles a no reaccionar mediante golpes o insultos.

 

Importancia de la educación emocional para niños


La educación emocional es uno de los aspectos fundamentales para la constitución psíquica de los niños, por tanto actualmente se le presta una gran importancia para el desarrollo de los niños en el aspecto psíquico.

Un niño que no ha recibido una adecuada educación emocional corre el riesgo de no adaptarse socialmente, además de no reconocer sus propias emociones ni aprender a procesarlas y dominarlas, por lo que será prisionero de propios sentimientos y emociones. Esto conlleva (irremediablemente) a frustraciones, enfados descontrolados, angustia, depresión crónica, etc.

 

En cambio, los niños con un correcto desarrollo de la inteligencia emocional mediante la educación emocional serán personas:

  • Con autoestima positiva
  • Capacidad de resolución de conflictos (internos o externos)
  • Serán más propensos a tener éxito en su vida profesional de adultos (existen estudios que afirman que los niños que han crecido con una base sólida de educación emocional, son más capaces para afrontar los fracasos y no perecer ante estos).
  • Niños con autovalor
  • Capacidad de trabajar de manera intuitiva y de forma independiente en la vida adulta
  • Capacidad para autosuperarse
  • Son niños emocionalmente más felices
  • Poseen más concentración

 

¿Profesores o psicólogos para enseñar educación emocional en el aula?

Este ha sido (y es) un tema actual de debate puesto que, aún muchos, no saben si son los profesores o los psicólogos los encargados más idóneos para enseñar educación emocionala los niños en el aula.

 

Lo cierto es que, si de inteligencia emocional se trata, aquella persona que enseñe a los niños debe ser una persona que aplique diariamente dicha inteligencia emocional en su vida. Es decir, más allá del título y la formación profesional (que en ambos casos se encuentran capacitados y altamente formados desde su instrucción académica), debemos tener en cuenta el tipo de valoración o lugar que dicho profesor, psicólogo o terapeuta le otorga en su vida a la inteligencia emocional. Caso contrario, lo aprehendido en el aula (sea que se transmita por un profesor o un psicólogo) poco efecto surtirá en los más pequeños.

 

Educación emocional para niños desde el hogar

Otro de los sitios en los cuales los niños deben aprender sobre inteligencia emocional es, sin duda, en el hogar. De hecho, este es el lugar más importante para fomentar dicha educación. No obstante, debemos tener en cuenta la aplicación de la inteligencia emocional en la vida de los propios adultos (familiares del niño) para poder transmitir correctamente educación emocional desde el hogar.

A continuación, mencionaremos algunas estrategias para practicar la educación emocional para niños desde el hogar:

 

Consejos para desarrollar la educación emocional en niños


  1. Dibujar rostros con diferentes emociones.
  2. Diario personal. Después de los 8 o 9 años los niños necesitarán llevar un diario personal (diario íntimo). Esto les permite volcar en palabras sus emociones y aprender a controlarlas dado que, la mayoría de las veces estas son inconscientes pero, al expresarlas en palabras, se hacen conscientes y les permite (posteriormente) dominarlas.
  3. Imitar con los niños emociones diferentes a modo de juego.
  4. Realizar ejercicios para identificar las propias emociones y la de los demás. Es importante hacer hincapié en la correcta observación de las emociones prestando atención a aquellas que, muchas veces, se encuentran ocultas debajo de la bronca, ira, ansiedad, etc. Esto se ha de remarcar, particularmente, en niños mayores de 10 años.
  5. Utilizar la música como relajación y estimulación.
  6. El juego y el tiempo libre permiten a los niños asimilar el mundo cambiante que les rodea y reconocer sus emociones.
  7. Las palabras de afecto, las caricias y el tiempo que pasen padres e hijos resulta indispensable para potenciar los efectos psicológicos positivos en los niños.
© 2018 ▷ Educapeques | Educación emocional para niños ¿Cómo desarrollar las emociones en los niños? Escuela de padres

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies