Fábulas cortas: El lobo con piel de cordero



Fábulas cortas infantiles: El lobo con piel de cordero

El lobo con piel de cordero

Había una vez un lobo que le costaba conseguir corderos para comer, dado que él era muy lento y los corderos que se encontraban cerca de él siempre lograban escaparse.

Este lobo tenía una particularidad; sus patas eran muy cortas y por esta razón él no podía correr muy rápido. Entonces comenzó a observar a los corderos. Los observó día y noche mientras iban de un lado hacia el otro; los observó por la noche, cuando el pastor los dejaba en su rebaño bajo llave y los continuó observando por la mañana, mientras el pastor los soltaba y los pastoreaba. También el lobo observó que, entre estos se encontraba un perro que custodiaba del rebaño.

Lentamente, y casi sin pensarlo comenzó a idear un plan para capturar un cordero y finalmente comérselo.

Fue así que un buen día, se encontró con un cordero que había muerto de anciano. Le quitó toda la lana y empezó a realizar un traje con la lana que había esquilado.

Luego de unos cuantos días, el traje se encontraba terminado así que decidió ponérselo para comprobar si éste funcionaba.

Meticulosamente se deslizó entre los otros corderos pero el disfraz era tan bueno que ellos no se percataron del engaño. Más tarde se acercó el perro pastor, quien tampoco se dio cuenta del engaño del lobo. Finalmente, y ya con la mitad de su plan cumplido, cayó la noche y el perro pastor, junto al humano que pastoreaba los corderitos, hizo que estos ingresaran a su rebaño para que descansaran durante la noche allí. Así ingresaron las ovejas y el lobo disfrazado al granero. Luego el hombre cerró la compuerta con un candado y, junto con el perro, se retiraron a dormir a la casa.

Durante la noche el lobo pensó en cuántos corderitos tiernos y jugosos tendría para comer, pero quiso esperar un poco más para que todo su plan saliera a la perfección. Pensó que la segunda noche atacaría y se comería varios de ellos pero, al llegar la mañana, el hombre junto con el perro se presentaron en el granero y tomaron por sorpresa al lobo disfrazado confundiéndolo con un cordero. Así lo mataron y lo comieron en la cena ese mismo día.

Moraleja: si engañamos a otros, también seremos engañados. El engaño solo conduce a más engaño.

Puedes leer más fábulas infantiles en nuestra sección de cuentos infantiles cortos

© 2017 El lobo con piel de cordero. Fábulas cortas para niños.  @educapeques

 

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies