Métodos para enseñar a los niños a no ser agresivos



Enseñar a los niños a no ser agresivos nunca es una tarea fácil. Vivimos en un mundo donde la agresión se puede encontrar dentro como fuera del hogar pues, aunque queramos impedirlo, a veces las agresiones llegan como comentarios o conductas que un niño puede ver en la televisión o en internet.

¿Qué es la agresividad?

La agresividad puede entenderse como el comportamiento de provocación que un niño tiene en relación a otros niños. De este modo la agresión no solo se limita a las actitudes físicas agresivas sino también existe agresión de modo verbal o emocional (manipulación). Se conoce también como bullying

Importancia del ejemplo para enseñar a los niños a no ser agresivos

Ciertamente si notamos que un niño es agresivo, indiscutidamente él ha observado este comportamiento en otra persona y, por alguna razón, desea imitarle.

A menudo los niños toman los ejemplos de la televisión o en un juego en las redes sociales pero también para ellos, los adultos son ejemplos de comportamiento y, por esta razón, ellos desearán imitarlos.

Para lograr que un niño no sea agresivo, debemos tener cuidado en el modo en que no solo tratamos a los mismos niños, sino también el modo en que nos comportamos frente a ellos en relación a otras personas, dado que todos los niños agresivos, se comportan del modo que lo hacen porque lo ha tomado de un modelo de imitación cercano a él.

Técnicas para que un niño no sea agresivo

  • Reducir el contacto del niño con el modelo agresivo

Es importante reconocer el punto o el foco de la agresión puesto que, si el niño continúa imitando este modelo de comportamiento, difícilmente podremos evitar que lo siga imitando.

  • Evita los estímulos ruidosos, música muy fuerte o colores demasiado brillantes antes de ir a dormir

Quizás pueda parecer que no tiene relación, pero el comportamiento agresivo puede deberse a una cuestión de alteración de las ondas cerebrales (ondas beta, ondas alfa) producto de los estimulantes visuales, auditivos o a la sobre-estimulación de información a la que pueden estar sometidos. Esto evita que el niño se relaje antes de ir a dormir.

  • Muéstrales las consecuencias de un niño agresivo

Puedes acudir a películas, cortometrajes, cuentos o historias para que los niños comprendan la importancia de no ser agresivos y aprendan a medir las consecuencias de una conducta de este tipo. Por ejemplo; salir herido de una riña, sentirse aislado o menospreciado por el comportamiento agresivo, etc.

  • Solucionar los problemas del modo adecuado: hablando se entienden las persona.

Enséñales que ser agresivo es malo no solo para él, sino para su entorno y su porvenir. Esto es algo que le ayudará a enfrentar su vida en el presente y en el futuro. El diálogo es fundante de toda relación. Sin diálogo, no es posible que como seres humanos podamos entendernos. Llamar al diálogo y a la reflexión no siempre nos resulta sencillo como adultos, pero ciertamente es imposible vivir si ello.

 

Beneficios de que un niño no sea agresivo

  • Permite un equilibrio emocional en el niño.
  • Motiva comportamientos amigables y enriquece las relaciones sociales. 
  • Produce un cerebro saludable, dado que todos somos de seres sociales e irremediablemente precisamos de otras personas para crecer en sociedad. Esto motiva al niño a solucionar los problemas evitando la agresión. 
  • Previene que el niño se lastime tanto física como psíquicamente. 

© 2017 Métodos para enseñar a los niños a no ser agresivos. Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn1Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Un comentario sobre “Métodos para enseñar a los niños a no ser agresivos

  • el 13 agosto, 2017 a las 4:25
    Permalink

    La agresividad en un niño afecta mucho no solo a los que le rodean sino a el mismo porque en el espacio escolar es penoso cuando un papá pide no permitir a su hijo relacionarse con determinado ñiño por su conducta agresiva.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies