El Mito de Perseo y Medusa

perseo y medusa

El mito de Perseo y Medusa, es seguramente uno de los más narrados en la historia universal y narra la valentía y perseverancia de este mítico héroe Perseo, para vencer a su némesis.

Perseo era uno de los héroes de la mitología griega más fuertes y se hizo famoso por derrotar a la Gorgona Medusa, que tenía el poder de convertir en piedra a todas las personas que la miraban.

En el mito griego de Perseo y Medusa, Perseo era un semidiós, hijo del dios Zeus y de una mortal llamada Dánae, el héroe griego Perseo se enfrentó a uno de los mayores peligros que te contaremos este fantástico mito, que ha pasado de generación en generación.

Hay muchos héroes griegos como Perseo, que realizaron hazañas increíbles y maravillosas.


¿Quiénes eran Perseo y Medusa?

En este artículo sabrás todo, sobre quienes eran Perseo y Medusa y te sumergirás en esta increíble historia.

Medusa era una Gorgona, un monstruo horrible que tenía el cuerpo cubierto de escamas, la cara arrugada y en lugar de cabello, tenía serpientes vivas que se movían en su cabeza.

Medusa tenía un poder nefasto, al verla la cara las personas se convertían en piedra y todo el mundo tenía miedo de ella.

Hay varias versiones del mito de Medusa y Perseo, una de las más conocidas cuenta que Medusa era una de las tres gorgonas y era la más bella, además de ser la única mortal. Se belleza era tan grande que despertaba gran admiración, tanto en los hombres como en los dioses.

El mito cuenta que Poseidón se sintió cautivado por Medusa, pero cometió el vergonzoso y vil acto de poseerla contra su voluntad sobre el mármol del tempo de Atenea.

La diosa Atenea se indignó ante esta atroz profanación y entonces de una manera incorrecta fue tras Medusa convirtiéndola en un horrible monstruo, igual que sus hermanas.

Desde entonces la desterró a los confines del mundo de los vivos y todo aquel que la mirara a la cara quedaría convertido en piedra.

Perseo era un héroe griego, que tenía la misión de acabar con Medusa y salvar alas personas de convertirse en estatuas de piedra.

Para Perseo esta misión no era una tarea fácil, por eso los dioses griegos lo ayudaron dándole algunos regalos que necesitaría para vencer a Medusa.

Hades el dios del inframundo, le dio a Perseo el casco que lo hacía invisible, La diosa Atenea le dio obsequio un escudo que era a la vez un espejo, Hermes el mensajero de Zeus le dio sus sandalias aladas y Zeus el padre de todos los dioses, le dio una hoz con un filo muy cortante.

Al recibir todos estos regalos, Perseo fue a la búsqueda de la Gorgona Medusa y libró una espectacular batalla.


Cuento de Perseo y Medusa

Entre los muchos mitos de la antigua Grecia se cuenta la historia de Perseo y Medusa. Perseo era hijo de una hermosa princesa quien fue desterrada cuando se supo que estaba embarazada de Zeus.

Paso algún tiempo y Perseo creció y se convirtió en un héroe muy valiente y hábil, capaz de enfrentar numerosas pruebas y obstáculos.

Un día, Perseo supo que en una isla lejana habitaba un ser monstruoso llamado Medusa, la que había convertido a cientos de hombres en estatuas de piedra.

Medusa era un monstruo muy peligroso por sus cabellos que eran serpientes venenosas y por su mirada, ya que, con solo verla a sus ojos bastaba para convertir en piedra a sus víctimas. Pero el valiente Perseo, tenía una estrategia infalible para combatir a la implacable Medusa.

Para lograr derrotar a Medusa, Perseo tuvo que solicitar ayuda a los dioses.

La diosa de la sabiduría Atenea, fue la primera en ayudar a Perseo entregándole un escudo.

Cuando se lo dio le dijo:

—Este escudo también funciona espejo, así que recuérdalo cuando te enfrentes con la Gorgona.

Después de esto, Zeus el padre de todos los dioses se presentó delante de él y le obsequio una hoz afilada.

Zeus se dirigió a el diciéndole:

—Con esto podrás vencer a Medusa, pero tienes que actuar con mucha precaución.

Otro en llegar ante Perseo fue Hermes, el mensajero de los dioses, quien se quitó sus sandalias aladas y se las dio.

Hermes le dijo:

—Te prestó mis sandalias, para que puedas ser más rápido que cualquier cosa en el mundo, con ellas podrás llegar hasta la isla rápidamente, pero debes devolvérmelas cuando hayas matado a Medusa.

Por último, llego Hades el dios del inframundo y le obsequió un casco diciéndole:

—Este casco tiene el poder de volverte invisible y te servirá para llegar a la isla sin que Medusa lo sospeche.

 

De esta manera con las sandalias que le dio Hermes, Perseo se fue a la isla donde habitaba la Gorgona Medusa.

Medusa no pudo darse cuenta de la llegada de Perseo, porque tenía el casco que le dio Hades y lo hacía invisible. La Gorgona descansaba despreocupada sentada sobre una roca y Perseo ágilmente empuñó la hoz que le dio Zeus y voló hasta ella para atacarla.

Cuando llego frente a Medusa, levantó su escudo ante ella, quien por primera vez pudo ver su reflejo y el poder que utilizaba para petrificar a sus enemigos, actuó en ella y la convirtió en una estatua de piedra.

Ya habiéndola derrotado, Perseo le cortó la cabeza y la guardó en una caja para que no pudiera hacer daño nunca más.

Perseo regresó a tierra firme y todos lo aplaudieron por haber dado muerte a la Gorgona.

Esta es la historia del mito de Perseo y Medusa, ahora te dejamos algunas preguntas para ver que te ha quedado de esta mítica aventura.

  1. ¿A qué mitología pertenece el cuento de Perseo y Medusa?
  2. ¿De quién era hijo Perseo?
  3. ¿Cuál era el poder de Medusa?
  4. ¿Cuáles regalos recibió Perseo de los dioses?
  5. ¿Cuál regalo regreso Perseo?

También te puede interesar: Libros infantiles sobre héroes mitológicos

El Mito de Perseo y Medusa para niños #leyendas #mitos #cuentoparaniños Clic para tuitear

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *