Leyendas y mitos para niños: La piel del cocodrilo

la piel del cocodrilo

La piel del cocodrilo

La piel del cocodrilo: Cuenta la leyenda que hace muchísimos años atrás los cocodrilos de todas partes del mundo tenían la piel lisa y brillante como los rayos del sol. Su piel era tan hermosa que todos los animales de las cercanías se acercaban hasta el pantano, su hábitat natural, para admirarles y elogiar semejante belleza.

Por su parte, los cocodrilos se sentían orgullosos de ser poseedores de tan magnífica y lisa piel así que, una noche, comenzaron a salir de las aguas del pantano para que todos los animales pudieran admirar su preciosa piel: era increíble como el reflejo de la Luna se veía sobre la piel dorada y lisa de los cocodrilos.

Tantos halagos recibían que, una noche se les ocurrió permanecer hasta el amanecer fuera del pantano, así los rayos del sol podían reflejar su preciosa piel y más animales pudieran admirarles.

Fueron pasando los días, las semanas, los meses, los años y los cocodrilos salían del pantano cubiertos con barro y aguardaban a que los rayos del Sol reflejaran sobre su dorada piel para continuar por siempre siendo admirados por semejante belleza.

Pero, sin darse cuenta, poco a poco el Sol comenzó a resecar su preciosa y dorada piel. El barro, seco ahora sobre su piel tornó a esta arrugada y seca.

Casi sin darse cuenta, los cocodrilos pasaron de ser admirados por todos los animales a ser completamente ignorados.

Dicen que fue tan intensa la amargura y tristeza que ellos sintieron que comenzaron a refugiarse en sus pantanos y a salir solo por las noches para no volver a ser vistos y, cuando alguien se les acerca sigiloso para admirarles, ellos solo asoman su gran nariz y sus ojos saltones pues ya no pueden mostrar su flamante cuerpo dorado y liso, ahora arruinado por la vanidad.

© 2017 La piel del cocodrilo. Cuentos y leyendas del portal Educapeques

Te puede interesar leer

Más artículos que te pueden interesar:

5 comentarios de “Leyendas y mitos para niños: La piel del cocodrilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *