La Edad Moderna en 5 minutos

edad moderna

La Edad Moderna es el periodo de tiempo que se comprende entre la Edad Media y la Contemporánea y tiene como “hito fundacional” el descubrimiento de América y como acontecimiento final la Revolución Francesa. Durante ella comenzó a forjarse el mundo tal como lo conocemos, por lo que conocerla es de vital importancia para entender nuestro día a día.


¿De qué se trata?

Teniendo como fechas límite 1492 y 1789, la edad moderna es la época de los grandes descubrimientos, de los grandes hitos geográficos (como la circunnavegación de África o la primera vuelta al mundo), de la aparición de los protestantismos o del nacimiento del capitalismo, por lo que de lo que vamos a hablar a lo largo de este artículo es de un periodo fundamental en la Historia de la humanidad y de unos momentos en los que el mundo fue objeto de toda una serie de cambios determinantes en las vidas de muchos millones de personas.


¿Cómo era el gobierno?

Aunque, evidentemente, hablar de una Edad es hacerlo del acontecer histórico en todo el mundo, aquí nos centraremos en Europa y diremos que la forma de gobierno era la del Estado absolutista, aun siendo cierto que en determinados momentos adquiriese otros nombres como el de “despotismo ilustrado”.

 

Respecto al Estado absolutista, cabe decir que era una monarquía en la que no existía la separación de poderes como la conocemos hoy día y en la que los nobles jugaban un papel subsidiario, pues habían sido “derrotados” y sus antiguos feudos habían pasado a formar parte del patrimonio estatal.

 

Es decir, que el Rey se ubicaba en lo más alto de la pirámide de poder y por debajo estaban los nobles, que, aunque conservaban ciertas prebendas y la capacidad para explotar las tierras de su propiedad, ya no tenían la potestad de administrar el territorio que poseían ni de establecer lazos de vasallaje con el campesinado.


¿Y la sociedad?

Pese a lo dicho, la verdad es que el modelo de organización social que imperaba en la Edad Moderna no distaba mucho del medievo, dado que se basaba en una base campesina, artesana y de pequeños comerciantes (estado llano) sobre la que se asentaban lo que podríamos denominar las “clases pasivas”, que estaban compuestas por el clero y la nobleza y vivía de los frutos del trabajo de los mismos campesinos a los que tenían sometidos por la fuerza de las armas.

 

No obstante, hay que decir que en la Edad Moderna aparecerá el germen de las clases sociales, como veremos en el siguiente apartado.


¿Y la economía?

Obviamente, en términos amplios, hablar de la economía de la Edad Moderna es hacerlo de un modelo basado en las actividades agropecuarias, pero hay matices que tenemos que tener muy en cuenta en la medida de que son fundamentales para entender el mundo de nuestros días.

 

En efecto, es bien sabido que la Edad Moderna es la que corresponde a la expansión de Europa por el resto del mundo, lo que necesariamente implica una expansión considerable de sus mercados y la paulatina consolidación de una nueva clase social: la burguesía, que por cierto proviene de lo que se llamaba estado llano.

 

Al respecto, cabe decir que será en la Edad Moderna cuando la banca se desarrolle y, de su mano, aparezcan nuevos métodos de pago (las letras de cambio, por ejemplo), el crédito pase a ser considerado como un método de financiación de los negocios y no de bienes suntuarios y cuando comiencen a forjarse algunas de las mayores fortunas de la Historia (de hecho, algunos apellidos de mercaderes de la época han llegado a nuestros días y sus descendientes siguen al frente de bancos y otras empresas)

 

Es decir, que hablar de la Edad Moderna es hacerlo de la época de la formación y desarrollo del capitalismo, precisamente del capitalismo de tipo mercantil que favoreció que muchos mercaderes pudieran acumular el capital necesario para poder protagonizar las revoluciones industriales que caracterizarán a la Edad Contemporánea en términos económicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *