La importancia de los cursos de inglés en el extranjero

Los cursos de inglés en el extranjero se han convertido en una excelente herramienta para afianzar y mejorar los conocimientos de inglés que aprenden nuestros hijos en el colegio. Más allá de los propios beneficios a nivel personal y madurativo de la estancia en el extranjero; a nivel académico mejorarán su vocabulario, expresiones gramaticales y, por encima de todo, su fluidez para comunicarse más eficientemente en inglés.
Empresas especializadas en estos cursos como CLS recomiendan una experiencia de 2 a 4 semanas ya desde los 9-10 años para ir adquiriendo el hábito de salir de casa y tener la confianza y soltura de relacionarse con gente de otras culturas y nacionalidades. A partir de los 12 años, es muy interesante plantearse un año de intercambio en Estados Unidos, Canadá, Irlanda e Inglaterra. En esta web hablan bastante sobre el programa oficial del gobierno americano para pasar un año escolar en Estados Unidos mientras conviven con una familia local.
Es una experiencia tan gratificante como exigente pero, nos aseguran desde CLS, que todos los estudiantes participantes regresan prácticamente bilingües y habiendo madurado muchísimo personal y académicamente.
Sistemas educativos anglosajones como el americano o el canadiense, priorizan la adquisición de competencias por encima de la memorización de teoría. De esta forma, aprenden durante su año en el extranjero competencias tan útiles en el su futuro académico y laboral como hablar en público, trabajar en equipo, técnicas de estudio, esquemas de trabajo, lenguajes de programación…
close

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *