Mi hijo tiene miedo



Comparte!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0

Unos tienen miedo a la oscuridad, otros a los perros, a “monstruos y fantasmas”… Se trata de niños pequeños, de 3 a 5 años. Suele ser frecuente que los padres se encuentren con esta situación en sus hijos.

Que un niño pase por épocas en las que siente miedo es algo habitual: miedo a la oscuridad, miedo a separarse de sus padres a la hora de dormir, miedo a los ruidos fuertes, a las tormentas, a fantasmas y animales… la lista puede ser interminable.

Niño con miedo

De manera muy breve intentaré facilitar algunas orientaciones generales para actuar:

1º. Identificar el miedo. En primer lugar, deben identificar a qué le tiene miedo el niño o al menos, concretarlo lo más posible. ¿Qué es lo que le da miedo?

2º. Reaccionar adecuadamente. No es recomendable ridiculizar su miedo o no prestarle ninguna atención con evasivas. Tampoco es adecuado el polo opuesto, de mostrarse excesivamente protectores y compasivos. Acoger con seguridad su temor y ayudarle a afrontarlo.

3º. Informar y explicar. Muchos niños tienen miedo e inseguridad cuando llega la hora de dormir porque se separa de sus padres y no tiene capacidad de anticipar lo que viene después. Si le anticipamos lo que ocurre durante la noche, como es que dormimos, pero que después vuelve a ser de día, quizás se serene más. Algunos padres han probado a explicarles a los niños cómo funciona la noche con una pelota que representa la Tierra y una linterna que representa el Sol; de esa manera se han podido tranquilizar más. Otros niños tenían miedo a los perros: los padres le han dado información sobre estos animales, han visto fotos de perros, cómo acercarse a ellos, cómo captar las señales que emiten con su rabo… Otros padres utilizan cuentos o historias inventadas.

4º. Acompañarlos a las situaciones. Si un niño tiene miedo a la oscuridad, puede pasear cogido de la mano de su papá o su mamá por la casa con las luces apagadas, para sentir que no ocurre nada y para sentirse más seguro. Aproximarse a lo que da miedo con la seguridad de los padres también puede ayudar.

5º. Evitar situaciones de riesgo. Por último, es conveniente evitar determinadas situaciones que pueden dar miedo a los niños, especialmente ver determinadas películas o programas de televisión.

Sólo en el caso de que el miedo del niño sea prolongado y le impida funcionar normalmente tendrían que plantearse consultar a un especialista.

Por Jesús Jarque para el Portal educapeques

Otros artículos sobre la educación en nuestros hijos en nuestra Escuela de padres

Comparte!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Un comentario sobre “Mi hijo tiene miedo

  • el 9 octubre, 2013 a las 23:09
    Permalink

    Muchas Gracias!!! ha sido de gran ayuda.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies