El príncipe astuto y el laberinto de destinos

príncipe astuto

En un reino donde la inteligencia y la astucia brillaban con luz propia, emergió una figura que desafiaría las expectativas y demostraría que la verdadera fuerza reside en la mente: El príncipe astuto, este cuento destaca la importancia de la astucia y la creatividad sobre la fuerza bruta.

El relato nos lleva a través de las pruebas ideadas por un rey para elegir a su sucesor entre sus tres hijos. A través de desafíos que requieren tanto fuerza como astucia, el hijo más joven, conocido por su inteligencia, supera cada prueba con soluciones creativas e inesperadas.

Invito a todos, tanto jóvenes lectores como aquellos que son jóvenes de corazón, a sumergirse en las páginas de esta encantadora historia. Descubrirán que, a veces, los mayores tesoros se encuentran no en la fuerza de los brazos, sino en la agudeza de la mente. El príncipe astuto no es solo un cuento; es una fuente de inspiración para enfrentar los laberintos de nuestra propia vida con inteligencia, creatividad y un corazón valiente. ¿Estás listo para embarcarte en esta aventura y descubrir el poder de la astucia?


Érase una vez un viejo rey que tenía tres hijos varones. Como no sabía a cuál de ellos dejarle la corona, y viéndose cada vez más enfermo, el rey convocó a sus hijos un buen día y así les habló:

– Hijos míos, no me queda mucho tiempo y he de nombrar un nuevo rey. A los tres os amo por igual, así que no decidiré yo vuestro futuro. Haremos tres pruebas, y aquel que resulte vencedor, yo mismo le daré mi corona.

Los tres príncipes aceptaron de buena gana la decisión del padre, y este les indicó el primer reto:

– Traed una piedra ante mí. Lanzadla lo más lejos que podáis, y aquel que logre mayor distancia, ganará.

Entonces, el primer príncipe, que era tan fuerte como un oso, agarró una roca y la despidió todo lo lejos que pudo. La roca avanzó de tal manera que llegó a los límites del castillo, donde apenas lograba verse.

El segundo de los hermanos, pensó que una piedra pequeña llegaría más lejos, así que arrojó una del tamaño de un guisante. Sin embargo, la piedra escasamente avanzó unos metros en el aire y cayó enseguida, por lo que no pudo superar a su hermano mayor.

príncipe astuto, príncipe listo

Entonces, el príncipe más pequeño, que era el más astuto de los tres, supo de primera que no sería capaz de ganarle a sus hermanos, ya que no era tan fuerte como ellos. Así que tomó una manzana, la pintó de blanco con harina de maíz, y la lanzó a lo lejos con mucha facilidad. La manzana rebasó las murallas del castillo y ya no se vio más.

– Pues ya tenemos un ganador – dijo el rey. Y acto seguido, les indicó la segunda prueba:

– Id a la cámara del tesoro y pasad allí una noche cada uno. Pero cuidad bien la llave de la puerta, pues en algún momento entraré y me haré con ella.

Esa misma noche, el primero de los príncipes se acomodó en la entrada de la cámara, y para no quedarse dormido, se sentó con los ojos bien abiertos. Sin embargo, cuando dieron las doce, ya se encontraba roncando, por lo que al rey no le costó nada entrar y quitarle la llave de las manos.

A la noche siguiente, el segundo de los hermanos pensó que sería más difícil que el sueño le venciera si permanecía de pie a la entrada de la cámara. Y así lo hizo. Pero al llegar la medianoche, también se quedó dormido, y el rey pudo llevarse la llave sin mayor dificultad.

Al  tercer  día,  el  príncipe  más  astuto  fue  donde  el herrero con la llave del tesoro. Le ordenó que hiciera cien llaves idénticas y el herrero así lo hizo, y a la noche, el príncipe colocó las cien llaves a la entrada de la cámara del tesoro. Luego se echó a dormir plácidamente, y al llegar el rey, le fue imposible encontrar la llave verdadera, por lo que no le quedó más remedio que marcharse.

pruebas del príncipe astuto

A la mañana siguiente, el rey convocó a sus tres hijos, y les dijo:

– Pues ya tenemos un ganador.

Y seguidamente, explicó el último reto:

–  Iros  al  bosque  y  encontraréis  un  enorme laberinto.  Allí  dentro,  hay  una  princesa  muy  hermosa. Quien logre sacarla del laberinto, la tomará como esposa y se quedará la corona.

Tras esto, el rey despidió a los tres príncipes, y estos partieron hacia el bosque. Llevaban un tiempo caminando cuando encontraron el laberinto. El mayor de los príncipes le pidió a sus hermanos que esperan allí, y se dispuso a entrar en él. Así estuvo un rato caminando hasta que encontró a la princesa, pero vio que le era imposible salir de aquel lugar, y se tumbó a llorar.

Como tardaba mucho en aparecer, el segundo hermano le ordenó al príncipe pequeño que esperara allí, y anduvo por el laberinto hasta encontrarse con la princesa y el primero  de  los  príncipes.  No  obstante,  tampoco  supo cómo salir, y se puso a llorar.

Entretanto, el príncipe astuto vio un ratón que pasaba por allí y se lo colocó bajo el sombrero. Luego dejó un trozo de queso en la entrada del laberinto, y se adentró en él. Así estuvo caminando un buen rato hasta dar con sus hermanos y la princesa, que era en verdad muy hermosa.

Después, sacó el ratón de su sombrero y lo colocó en el suelo; y tras esto, el ratón echó a correr por todo el laberinto atraído por el olor del queso. Los tres príncipes le siguieron detrás junto con la princesa, y no tardó mucho el animalito en encontrar la salida.

príncipe astuto, pruebas para ser rey

Los hermanos se abrazaron finalmente, y llevaron a la princesa donde el rey, que se encontraba en su lecho a punto de morir. Sin embargo, el anciano habló feliz:

– Pues ya tenemos un ganador.

Y tras esto, se dirigió al príncipe astuto:

–   Hijo mío, ahí tienes tu corona. Moriré gustosamente sabiendo que serás un rey noble y bueno.

Y así fue. El príncipe astuto se casó con la princesa, y a partir de ese momento gobernó durante muchos años con inmensa paz y alegría para todo el reino.

-FIN-


El cuento de El príncipe astuto destila valores fundamentales como la inteligencia y la creatividad, utilizadas para superar retos; la perseverancia y la paciencia frente a adversidades; y la importancia de la bondad y la sabiduría en el liderazgo. Estos principios enseñan que el éxito a menudo se logra con la mente, no solo con la fuerza, y que las soluciones innovadoras pueden surgir de pensar de manera diferente.


Para profundizar en la comprensión de esta rica narrativa, planteo las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuál fue el primer desafío que el rey propuso a sus hijos y cómo lo superó el príncipe astuto?
  2. Describe cómo el príncipe astuto logró mantener la llave del tesoro segura durante la segunda prueba.
  3. ¿Qué estrategia utilizó el príncipe astuto para guiar a sus hermanos y a la princesa fuera del laberinto?
  4. ¿Cómo demuestra este cuento que la inteligencia puede ser más poderosa que la fuerza física?
  5. ¿Qué lecciones se pueden aprender de la forma en que el príncipe astuto enfrentó cada desafío?
  6. ¿Por qué crees que el rey eligió las pruebas que eligió para determinar a su sucesor?
  7. Reflexiona sobre cómo la solución del príncipe astuto al problema del laberinto simboliza una lección de vida importante.

© 2024 ▷ Educapeques ➡➤ [ El príncipe astuto y el laberinto de destinos ] Cuentos infantiles ✏️ César Manuel Cuervo | 👨‍🎓Cuentacuentos @educapeques

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *