Fábulas con moraleja para niños: El pastor mentiroso y el lobo



¡¡ Comparte en tus redes sociales !!
Fábulas con moraleja para niños: El pastor mentiroso y el lobo
1.3 (26.53%) 49 votos

Fábulas con moraleja para niños

El pastor mentiroso y el lobo

Hace mucho tiempo atrás, había un joven pastor que cuidaba de sus ovejas. Este pastor se sentía muy aburrido y, para entretenerse, no se le ocurrió mejor idea que decir una sutil mentira:

 

  • ¡Un lobo! ¡Un lobo! – Comenzó a gritar despavorido un día – ¡Socorro que un lobo quiere devorar a mis ovejas! ¡Ayúdenme por favor! – gritó.

 

Los campesinos que escucharon sus gritos, rápidamente salieron en busca de palos para defender al pastor y sus ovejas pero grande fue sus sorpresa cuando, al llegar al lugar, solamente estaba el joven pastor riéndose.

 

  • Jajaja – se reía el pastor – todo ha sido una broma. Nunca hubo ningún lobo feroz. Lo inventé para reír un rato jajaja

 

Los campesinos enojados regresaron por donde habían venido dejando al pastor y a sus ovejas solos nuevamente.

 

Días más tarde volvieron a oír:

  • ¡Socorro! ¡Ayúdenme por favor! Esta vez es cierto, el lobo viene y está devorando todas mis ovejas. ¡Por favor que alguien venga y me ayude pues también me devorará a mí! – decía, gritaba y lloraba el pastor

 

Los campesinos reaccionaron y rápidamente fueron a ayudar al pastor pero antes de llegar uno de ellos dijo:

 

  • ¿no se tratará de otra broma, verdad? Recuerden lo que sucedió hace unos pocos días atrás.
  • Pero, ¿y si es cierto y necesita nuestra ayuda?– respondió otro campesino – ¡Ese lobo es muy feroz y lo devorará sin más si no le ayudamos!

 

Dicho esto los campesinos continuaron su camino y rápidamente llegaron hasta donde se encontraba el pastor junto a sus ovejas. Esta vez habían llegado en menos tiempo que la vez anterior pero triste fue su reacción cuando vieron al pastor recostado sobre el tronco de un árbol riendo sin parar.

 

  • Esto ha sido mucho más gracioso que la vez anterior jajaja – decía el pastor y parar de reír.

 

Los campesinos, esta vez furiosos, se retiraron jurando no volver a hacer caso al pastor al que apodaron como el pastor mentiroso.

 

Pasó cierto tiempo y un buen día volvieron a escuchar:

  • ¡Oh no! ¡Es el lobo!¡El lobo está aquí! Oh por favor que alguien venga a ayudarme. Ha empezado a devorar a mis ovejas

 

Pero los campesinos, esta vez, no creyeron en sus palabras.

  • Son todas mentiras. Mejor sigamos con nuestro trabajo. Ya dejará de pedir auxilio cuando sepa que no iremos tras sus mentiras – dijeron

 

Pero esta vez no se trataba de una mentira más, sino de una gran verdad. Un terrible y hambriento lobo se acercó sigilosamente y, poco a poco, devoró todas las ovejas del joven y mentiroso pastor. Mientras devoraba a la última (y como nadie había ido en su ayuda) el pastor mentiroso tuvo que trepar a un árbol n el que permaneció durante dos días. Luego el lobo se fue sin poder devorarlo. El campesino prometió nunca más decir una mentira.

 

Moraleja: Nunca digas mentiras si quieres que luego las personas te crean. Di siempre la verdad y las personas acudirán en tu ayuda cada vez que lo precises.

© 2018 El pastor mentiroso y el lobo. Fábulas con moraleja para niños de Educapeques

 

Fábulas cortas

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *