Ejercicios para mejorar la discalculia en casa

mejorar la discalculia

Menos conocida que la dislexia, la discalculia es también un trastorno del aprendizaje que afecta a una amplia población infantil. Se estima que entre el 3% y el 7% de la población tiene discalculia, lo que supone un gran desafío tanto para los niños que la padecen como para sus padres y docentes. ¿Qué se puede hacer para ayudar a estos niños a superar sus dificultades y mejorar su rendimiento académico y su autoestima?

Los niños que sufren de discalculia tienen dificultades con los números y con los cálculos. Este trastorno afecta sobre todo la capacidad de realizar las cuentas básicas (suma, resta, multiplicación y división) y no otros temas más abstractos con las matemáticas como la geometría.

En este artículo te ofrecemos algunas actividades para trabajar la discalculia en niños tanto en casa como en el aula. Estas actividades están diseñadas para estimular el razonamiento lógico, la memoria, la atención y el cálculo mental de los niños con discalculia, así como para reforzar sus conceptos matemáticos básicos. Además, son actividades divertidas y motivadoras que harán que los niños disfruten aprendiendo.


Actividades, ejercicios y juegos para niños con discalculia
Actividades para niños con discalculia

Algunos ejercicios sencillos que se pueden hacer en casa son:

  • Poner la mesa: Al poner la mesa dejar que el niño reparta los platos, los cubiertos y las servilletas para reforzar la noción de correspondencia uno a uno.
  • Contar coches: Cuando se haga un trayecto en coche o autobús se puede jugar a contar cuántos coches de un determinado color se encuentran en el trayecto. De esta forma se estimula la capacidad de hacer secuencias y recordar los números del niñ0
  • Buscar números al pasear: Mientras das un paseo con tu hijo pídele que busque todos los números que pueda encontrar (matrículas de coches, números de portales, carteles con precios, etc.). De esta forma lo ayudarás a aprender las formas y las correspondencias de la grafía de los números con su valor.
  • Ayudar en la cocina y al hacer la compra: Al cocinar se puede pedir al niño que ayude contando algunos ingredientes como frutas o verduras. También se puede pedir al niño que ayude con la compra, contando las cosas que necesitas para meterlas en el carrito o sumando cantidades en función de su nivel.

Juegos en familia para mejorar la discalculia

Estas actividades o juegos se pueden realizar en el hogar y para niños desde los 6 hasta los 14 años aproximadamente.

Jugando con las matemáticas en la cocina

Cuando sea hora de cocinar, permite que el niño te acompañe en la cocina. Permite que él o ella ayuden a colocar los diferentes ingredientes sobre la mesa (en caso de estar preparando algo). También puedes sugerirle que coloque la cantidad correcta de utensilios necesarios sobre la mesa a la hora de almorzar, cenar o desayunar teniendo en cuenta la cantidad de integrantes presentes en cada ocasión.

Contando casas, automóviles, objetos, etc  

Cuando te encuentres en la vía pública y tengas algo de tiempo libre, juega con tu peque a contar casas, autos u otro objeto como árboles, carteles de colores, etc. También puedes realizar esta sencilla actividad discriminando colores. Por ejemplo, contar cuantos autos color rojo observas durante un tiempo determinado.

Buscando números en las góndolas

El reconocimiento de las cifras en las góndolas no solo suele ser enriquecedor para niños con discalculia, sino que también les permite comparar precios a los peques de una manera tangible y en un escenario real. Por ejemplo, a la hora de hacer compras en una tienda, compara dos marcas con diferente valor pero que contengan en mismo producto. En un inicio, utiliza productos que tengan la misma cantidad. Si escoges comprar mantequilla, por ejemplo, elige dos marcas diferentes con precios también distintos y muéstrale ambos productos al niño. Luego ayúdale a que elija el más económico o el más costoso, según prefieras. La finalidad es que ellos comprendan la diferencia de precios en ambos casos.

Posteriormente, y si el niño ya tiene cierta experiencia realizando estas comparaciones, puedes complejizar la actividad colocando dos productos iguales (por ejemplo, mantequilla) pero de diferente tamaño o peso y con distinto valor. De este modo, podrás realizar una comparación no solo del valor, sino también de la cantidad de producto que se obtiene en cada caso.

Hallando apartamentos

Para esta actividad puedes elaborar un dibujo de un edificio donde se encuentren diferentes apartamentos. También (en caso que sea posible) puedes realizar la actividad dentro de un edificio real.

Tras elaborar la hoja con el edificio y sus respectivos apartamentos, coloca un número del 1 en adelante desde el primer apartamento (ubicado en la parte inferior del edificio) hasta el último (en la parte superior). Luego, pídele al niño que señal el número más alto o el número más bajo. También puedes jugar con este edificio, Por ejemplo, puedes plantear la siguiente situación:

  • Si te encuentras en el piso 2, ¿qué piso tienes inmediatamente debajo de ti y cuál se encuentra arriba?
  • Si estas en el 9no piso y desciendes dos pisos, ¿en qué piso te encontrarás?
  • Te encuentras en el piso 10mo pero necesitas visitar el 3er piso, ¿Cuántos pisos deberás descender?

Encontrar números perdidos

Mientras estas con el peque en la vía pública, juega con él a encontrar un número determinado. Por ejemplo, el 7. Permite que él o ella hallen este número ya sea en productos (peso, precio, volumen, tamaño, etc), en números de casas, patentes de automóviles, ómnibus, carteles, etc.

En este juego, puedes profundizar en relación con la comprensión de que los números no siempre implican cantidad. Por ejemplo, en la vida cotidiana, un número 89 de ruta no implica que sea más extensa que la ruta con el número 2.

Otros Juegos para trabajar la discalculia con niños

  • El dominó: Es un juego perfecto para que los niños practiquen las asociaciones de números iguales y también se puede usar el dominó para otras actividades como realizar sumas o restas.
  • Los juegos de cartas: Jugar al solitario o a otros juegos como la escoba o el chinchó Cada uno de ellos ejercita distintas habilidades, como crear grupos del mismo número, formar escaleras o buscar las distintas combinaciones de números para obtener un número concreto.
  • El UNO: Otro juego en el que los números son protagonistas y que puede ayudar al niño a reconocer mejor los números
  • El Rummi: Con el rummi al igual que con las cartas se puede practicar la correspondencia de números iguales y también la sucesión de números consecutivos.

Todas estas ideas se pueden implementar en casa con facilidad y se pueden realizar en familia. De esta forma no solo se trabaja la discalculia sin que el niño se sienta presionado, sino que se puede disfrutar de momentos divertidos con los más pequeños, muy importantes para reforzar el vínculo entre padres e hijos.

Infografía Cómo mejorar la discalculia

Infografía educativa la discalculia
Infografía educativa: Qué es y cómo tratar la discalculia

Vídeo educativo niños con discalculia

Quieres ampliar la información de cómo tratar la discalculia. te sugerimos el siguiente artículo


© 2016, Ejercicios para mejorar la discalculia. Escuela de padres por María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil. para el portal educativo Educapeques

5 comentarios de “Ejercicios para mejorar la discalculia en casa

  1. KASSANDRA dice:

    Buenos días yo tengo en mi clase un niño con la edad cronológica de 10 años pero su edad mental es de 7 años y no se que hacer con el ya que mi persona regenta el 5to. curso de primaria , pues también en muy distraído y e distrae mucho en el aula.
    y también no tengo apoyo de la familia ya que es disfunsional, necesito actividades para ayudar con su discalculia.
    saludos

Los comentarios están cerrados.