Fábulas infantiles: La liebre y la tortuga



Fábulas infantiles: La liebre y la tortuga

Fabulas infantilesCierto día una liebre se burlaba de las cortas patas y lentitud al caminar de una tortuga. Pero ésta, riéndose, le replicó:

-Puede que seas veloz como el viento, pero yo te ganaría en una competencia.

Y la liebre, totalmente segura de que aquello era imposible, aceptó el reto, y propusieron a la zorra que señalara el camino y la meta.

LLegado el día de la carrera, arrancaron ambas al mismo tiempo. La tortuga nunca dejó de caminar y a su lento paso pero constante, avanzaba tranquila hacia la meta.En cambio, la liebre, que a ratos se echaba a descansar en el camino, se quedó dormida. Cuando despertó, y moviéndose lo más veloz que pudo, vió como la tortuga había llegado de primera al final y obtenido la victoria.

Con seguridad, constancia y paciencia, aunque a veces parezcamos lentos, obtendremos siempre el éxito.

Fábulas infantiles de Esopo

Más cuentos y leyendas que te pueden gustar:

Hay muchas historias que compartir con los mas pequeños, sigue buscando y encuentra el cuento perfecto.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

8 comentarios sobre “Fábulas infantiles: La liebre y la tortuga

  • el 22 mayo, 2014 a las 17:16
    Permalink

    También me sirvió junto con el de la leyenda de como nacieron el sol y la luna y la cigarra y la hormiga
    Graciaaaaaaaaaaaaaas

    Respuesta
  • el 7 julio, 2014 a las 2:59
    Permalink

    me gusto esta leyenda me sirvió para la tarea de vacaciones muy bueno!!! 🙂

    Respuesta
  • el 9 julio, 2014 a las 23:35
    Permalink

    grasias me sirvio de mucho los quiero :* 🙂

    Respuesta
  • el 5 diciembre, 2014 a las 23:16
    Permalink

    esto es bonito me dio una leccion

    Respuesta
  • el 17 enero, 2015 a las 4:20
    Permalink

    Pienso que esta fabula nos da un consejo de recordatorio a seguir desarrollando estas actitudes que son muy provechosas, esforcémonos a convivir con ellas y nos dará muy buenos frutos. Saludos para mis colegas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *