Descubre la fascinante MANTIS ORQUÍDEA y sus secretos

mantis orquídea

¿Sabías que la mantis orquídea, también conocida como Hymenopus coronatus, es una de las criaturas más fascinantes del reino animal? Esta especie única, originaria de los bosques tropicales del sudeste asiático, ha cautivado a científicos y amantes de la naturaleza por su sorprendente parecido con una flor de orquídea.

En este artículo, exploraremos todo lo que necesitas saber sobre la mantis orquídea, desde sus características físicas únicas hasta sus hábitos de caza y reproducción. Prepárate para adentrarte en el mundo de esta asombrosa especie y descubrir por qué se le considera una joya de la naturaleza.


La mantis orquídea (Hymenopus coronatus) es una especie de mantis religiosa conocida por su impresionante camuflaje y su apariencia similar a una flor de orquídea. Esta fascinante criatura es originaria del sudeste asiático, especialmente de Malasia, Indonesia y Tailandia.

Características principales

1. Apariencia y camuflaje:

  • La mantis orquídea tiene un cuerpo aplanado y ensanchado que le permite imitar los pétalos de una flor de orquídea. Su coloración varía del blanco al rosa, lo que le ayuda a mezclarse perfectamente con las flores.
  • Las patas delanteras están adaptadas para la caza, con espinas afiladas que utilizan para atrapar y sostener a sus presas.
  • Las hembras son más grandes y robustas que los machos, y pueden alcanzar hasta 7 cm de longitud, mientras que los machos suelen medir alrededor de 2.5 cm.

2. Cabeza:

  • Posee una cabeza triangular con grandes ojos compuestos que le proporcionan una excelente visión para detectar presas y amenazas.
  • La mantis orquídea también tiene antenas largas y delgadas que usa para explorar su entorno.

3. Alas:

  • Las alas de la mantis orquídea son transparentes y se asemejan a pétalos de flores, lo que refuerza su capacidad de camuflaje. Las alas de las hembras son más cortas y les permiten volar solo distancias cortas, mientras que los machos tienen alas más largas y son más ágiles en el vuelo.

Ciclo de vida de la mantis orquídea

La mantis orquídea pasa por varias etapas de desarrollo, conocidas como instares, hasta convertirse en adulta. Su ciclo de vida puede llegar a los 12 meses en condiciones óptimas, lo que es excepcional para una especie de mantis.


Distribución geográfica

La mantis orquídea (Hymenopus coronatus) es nativa del sudeste asiático, donde se encuentra principalmente en los siguientes países: Malasia, Indonesia, Tailandia, Myanmar y Sumatra.

Estas regiones ofrecen el clima cálido y húmedo que es ideal para el desarrollo y supervivencia de esta especie. Su hábitat natural incluye selvas tropicales y bosques donde abundan las flores, especialmente orquídeas, que son fundamentales para su camuflaje y caza.

Adaptaciones al entorno

La mantis orquídea posee varias adaptaciones que le permiten sobrevivir y prosperar en su entorno natural:

  • Camuflaje floral: Su coloración y forma imitan a las flores de orquídea, permitiéndole mezclarse perfectamente con su entorno y pasar desapercibida tanto por sus presas como por sus depredadores.
  • Patas raptoras: Las patas delanteras están equipadas con espinas afiladas que le permiten capturar y sostener a sus presas con eficacia.
  • Postura inmóvil: Su capacidad para quedarse inmóvil durante largos períodos le ayuda a evitar ser detectada por los depredadores y a emboscar a sus presas.
  • Flexibilidad en la dieta: Aunque prefiere cazar insectos voladores que son atraídos por las flores, puede alimentarse de una variedad de artrópodos que encuentra en su entorno.

Comportamiento y comunicación

El comportamiento y la comunicación de la mantis orquídea son fascinantes y están adaptados a su entorno natural:

  • Técnicas de caza: La mantis orquídea es una cazadora de emboscada que se aprovecha de su camuflaje para acercarse a sus presas sin ser detectada. Una vez que la presa está al alcance, utiliza un rápido movimiento de sus patas delanteras para capturarla.
  • Defensa: Cuando se siente amenazada, la mantis orquídea puede desplegar sus alas y adoptar una postura intimidatoria para parecer más grande y disuadir a los depredadores.
  • Comunicación visual: Utiliza señales visuales como movimientos de las patas y despliegue de alas para comunicarse con otras mantis, especialmente durante el apareamiento.
  • Apareamiento: Los machos realizan un cortejo cuidadoso para acercarse a las hembras, quienes pueden ser agresivas y, en algunos casos, caníbales durante el proceso de apareamiento.

Estas adaptaciones y comportamientos hacen de la mantis orquídea una especie altamente especializada y efectiva tanto en la caza como en la defensa, asegurando su supervivencia en el complejo ecosistema de las selvas tropicales del sudeste asiático.

alimentación de la mantis orquídea

La alimentación de la mantis orquídea (Hymenopus coronatus) es un aspecto crucial de su biología, dado que su éxito como depredadora se basa en su capacidad para cazar y consumir una variedad de presas.

A continuación, se detalla su dieta y las estrategias que utiliza para obtener alimento.

Presas y caza

La mantis orquídea es una depredadora oportunista que se alimenta principalmente de insectos. Su dieta incluye:

  • Moscas: Son una de las presas más comunes debido a su abundancia y tamaño adecuado para la mantis orquídea.
  • Polillas: Atraídas por las flores, las polillas son capturadas por la mantis cuando se acercan a alimentarse del néctar.
  • Saltamontes y grillos: Estos insectos terrestres son cazados cuando pasan cerca del área donde la mantis está camuflada.
  • Otros artrópodos: Incluyen mariposas, avispas y pequeños escarabajos.

Estrategias de caza

  • Camuflaje y emboscada: La mantis orquídea utiliza su apariencia floral para mezclarse con las flores reales. Se queda inmóvil, esperando que una presa se acerque lo suficiente.
  • Movimientos rápidos: Una vez que la presa está al alcance, la mantis orquídea usa sus patas delanteras raptoras para capturarla en un movimiento rápido y preciso.
  • Inmovilización y consumo: Las patas delanteras de la mantis están equipadas con espinas que aseguran a la presa mientras la mantis comienza a consumirla viva, comenzando generalmente por la cabeza.

Si deseas tener una mantis orquídea como mascota, es importante proporcionarle un terrario adecuado con temperatura y humedad controladas. Estas criaturas delicadas requieren cuidados específicos para su correcto desarrollo.

Terrario y condiciones ideales

El terrario de la mantis orquídea debe contar con una temperatura entre 22°C y 28°C, y una humedad relativa del 60% al 80%. Es crucial mantener estas condiciones ideales para que la mantis pueda prosperar en cautiverio. Además, el terrario debe tener suficiente espacio vertical para que la mantis pueda trepar y moverse con comodidad.

Alimentación en cautiverio

La alimentación de la mantis orquídea en cautiverio debe consistir en insectos vivos, como moscas, grillos o cucarachas. Es fundamental conocer las necesidades de cada especie de mantis orquídea, ya que pueden tener diferentes requerimientos de cuidado y comportamiento. Con el entorno y la alimentación adecuados, podrás disfrutar de la compañía de esta fascinante criatura en cautiverio.


La mantis orquídea es una de las especies más fascinantes y visualmente impresionantes dentro del reino animal. A continuación, te comparto algunas curiosidades sorprendentes sobre esta increíble criatura que probablemente no conocías:

  1. Imitación de flores: La mantis orquídea es maestra del camuflaje. Su apariencia imita perfectamente a los pétalos de las flores de orquídea, lo que le permite mezclarse con su entorno floral y pasar desapercibida tanto por sus presas como por sus depredadores.
  2. Cambio de color: Esta especie tiene la capacidad de cambiar ligeramente de color para adaptarse mejor a las flores en las que se posa, pasando de tonos blancos a rosados según sea necesario.
  3. Paciencia extrema: La mantis es conocida por su paciencia. Puede quedarse inmóvil durante horas, esperando el momento perfecto para capturar a su presa desprevenida.
  4. Dieta variada: Aunque prefieren insectos voladores como las moscas y polillas, pueden comer una amplia variedad de presas, incluyendo otros artrópodos como arañas y pequeños escarabajos.
  5. Canibalismo sexual: En ocasiones, después del apareamiento, la hembra puede devorar al macho. Este comportamiento, aunque parece brutal, proporciona a la hembra nutrientes adicionales para la producción de huevos.
  6. Ninfas camufladas: Las ninfas (jóvenes mantis) también poseen camuflaje desde el nacimiento, lo que les ayuda a evitar ser devoradas mientras crecen y mudan su exoesqueleto varias veces antes de llegar a la adultez.
  7. Visión tridimensional: Las mantis tienen una visión estereoscópica avanzada, lo que les permite medir con precisión la distancia a sus presas, facilitando una caza efectiva.
  8. Antenas sensoriales: Utilizan sus largas antenas para explorar su entorno y detectar presas o amenazas cercanas, aumentando su capacidad para sobrevivir en la naturaleza.
  9. Popularidad como mascota: Debido a su belleza y comportamiento intrigante, la mantis se ha convertido en una mascota exótica popular entre los entusiastas de los insectos. Sin embargo, requiere cuidados específicos para mantenerse saludable en cautiverio.
  10. Símbolo de belleza y engaño: En algunas culturas asiáticas, la mantis es vista como un símbolo de belleza y engaño debido a su apariencia impresionante y su naturaleza depredadora.

Estas curiosidades muestran por qué la mantis orquídea es una criatura tan fascinante y respetada tanto por científicos como por aficionados a los insectos. Su combinación de belleza, habilidad de caza y comportamientos únicos la convierte en un verdadero milagro de la naturaleza.


© 2024 ▷ Educapeques ➡➤ [ Descubre la fascinante MANTIS ORQUÍDEA y sus secretos ] Animales exóticos ✏️ Ángel Sánchez Fuentes | 👨‍🎓Docente y creador de blogs educativos @educapeques

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *