Principios básicos de ciberseguridad que debemos enseñar a nuestros hijos desde pequeños

cyberseguridad

Los niños y niñas acceden a internet desde edades cada vez más tempranas, y esto implica más riesgos de los que podríamos pensar. Si internet ya es un entorno peligroso, incluso para nosotros –que ya tenemos muchos años de experiencia usando computadoras–, lo es especialmente para los niños que no tienen una noción precisa de todo lo que implica realmente la red de redes. Por eso debemos explicarles sus riesgos desde el comienzo.

Resulta especialmente problemático el hecho de que los niños más pequeños no entienden del todo que internet es un espacio donde pueden conectarse con el mundo en toda su magnitud. Los dispositivos desde los que acceden a la red –la computadora de casa, el celular de mamá– están dentro de las barreras seguras de su hogar, así que tienden a creer que esa seguridad del hogar se hace extensiva a todo lo que encuentren online.

Por supuesto, nosotros sabemos que esto no es así. Cualquier persona puede acceder a internet, y los peligros de esto son abrumadores para los niños: desde contenidos inapropiados hasta redes sociales donde cualquiera podría escribirles cualquier cosa, pasando por posibles hackeos de cuentas o infecciones de malware de nuestros dispositivos. Nuestra tarea entonces pasa por hacerles entender plenamente en qué consiste internet, y cómo deben protegerse.


Lo primero que hay que dejarles claro a los niños es que internet no es parte del hogar. Internet nos conecta con el resto del mundo, y, como siempre puede ocurrir cuando estamos lejos de casa, podemos encontrarnos con cosas buenas y malas. Por eso deben aprender a diferenciarlas cuanto antes, y mientras aprenden, deben aceptar nuestra orientación y respetar los límites que establezcamos para ellos en cada momento.

A partir de aquí, deben aprender cuanto antes lo siguiente:

  • En internet, no todo es lo que parece. Ni todo el mundo es quien dice ser. Los niños deben tener especial cuidado al gestionar sus redes sociales, y, sobre todo, deben asegurarse de no interactuar con personas que no conozcan. También deben verificar que sus contactos en sus redes sean quienes dicen ser, y que los conozcan previamente.
  • Sus cuentas de internet son valiosas. Tanto si solo están usando una cuenta de Instagram como sí tienen acceso a plataformas que registran nuestra tarjeta de crédito, deben acostumbrarse desde el principio a proteger todas sus cuentas. El uso de la plataforma NordPass nos lo pondrá más fácil para que utilicen contraseñas seguras.
  • Lo que se publica en internet, queda en internet. Por eso deben tener un cuidado especial a la hora de subir contenidos a la red. Es muy importante que cuenten con nuestra supervisión a la hora de postear fotos en Facebook, y debemos asegurarnos de que no compartan información personal en ninguna plataforma.

Cuanto antes entiendan el phishing, mejor. Millones de personas son víctimas de estafas de phishing cada año, y nuestros hijos seguramente se verán afectados por ellas en más de una ocasión. Por eso, cuanto antes conozcan las técnicas de phishing más comunes, más seguros estarán en la red.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *