Las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza

don quijote y sancho panza

Don Quijote y Sancho Panza, son tal vez unos de los personajes más conocidos de la literatura universal y que han sido incluidos en textos de diferentes tipos, así como en caricaturas y películas, gracias a la pluma de Miguel de Cervantes.

Estos peculiares personajes de la famosa obra literaria española Don Quijote de la Mancha, son protagonistas de muchas historias, que llenan la imaginación de adrenalina pura.

Las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza, tienen matices llenos de humor y drama, que para cualquier persona será una lectura inolvidable; además es una de las obras más traducidas.

El nombre del personaje Don Quijote de la Mancha es Alonso Quijano, al cual se le conoce también con el sobrenombre de ‘El caballero de la triste figura’.


En un lugar de la Mancha

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, a un hombre llamado Don Quijote, le encantaba leer libros sobre aventuras de los caballeros andantes de la España antigua y vendió una parte de su tierra para comprar más textos sobre caballería.

Las increíbles hazañas de los caballeros andantes y de gigantes, en la mente de Don Quijote fueron más que verdaderas. El Quijote creía que tenía que ser un caballero andante, para salvar su honor y el de su patria.

«En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor».

El caballero Don Quijote

Don Quijote de la Mancha montó sobre su fiel caballo Rocinante y salió a proteger el honor de las damas y a vengar los malos actos. Sin embargo, ante todo era necesario que fuera armado como un verdadero caballero andante.

Un día Don Quijote llegó hasta una venta y en su mente, él pensó que el ventero y los huéspedes eran señores y señoritas de la época de los caballeros.

El ventero acordó con Don Quijote a amarlo como caballero andante y así en una breve y fingida ceremonia, armó a Don Quijote, quien salió de aquel lugar feliz por ser un verdadero caballero al fin.

En un momento, el hidalgo encontró un grupo de mercantes y como caballero los desafió a declarar a Dulcinea, que era la mujer que estaba en su corazón, pero sobre todo en su mente, como la mujer más hermosa del mundo.

En ese momento los mercantes se burlaron de él y se rehusaron a su inusual petición, entonces Don Quijote levantó su lanza y los atacó.

Pero antes de poder acabar con ellos, Rocinante cayó y el caballero andante junto a él. De esta manera el quijote fue golpeado y abatido por los mercantes.

Luego de muchos gritos y escándalo, un vecino se dio cuenta que era don Quijote quien yacía golpeado y lo ayudó llevándolo a su aldea, en donde su sobrina y su criada lo ayudaron a recuperarse.

Cuando Don Quijote pudo recuperarse, sus amigos que estaban alarmados por la salud mental de Alonso Quijano, quemaron todos sus libros sobre caballería esperando que su mente se aclarara.

Sin embargo, Quijano seguía pensando que era un caballero y convenció a su vecino Sancho Panza para fuera su escudero y una noche salieron de la aldea en busca de aventuras.

molinos de viento


Don Quijote y Sancho Panza al galope

Luego de salir de la aldea, Don Quijote y Sancho Panza vieron a la distancia unos molinos de viento, pero Don Quijote insistió que eran unos gigantes y se decidió a acabar con ellos.

Sancho Panza no era capaz de ver a los gigantes, el solo veía los molinos, pero Don Quijote cabalgó hacia ellos, a toda la velocidad que su viejo corcel Rocinante podía.

Pero cuando el caballero trató de atacarlos, el viento movió la vela del molino y la lanza chocó contra ella haciendo que Rocinante y Don Quijote cayeran al suelo.

Otro día luego de superar este susto, Don Quijote y Sancho continuaron su viaje y vieron a dos monjes en la calle siguiendo una mujer.

La mente de Don Quijote estaba convencida, que los monjes eran unos encantadores y estaban raptando a una princesa. Como él era un caballero armado, decidió ayudar a la mujer y atacó a los monjes, pero en la contienda fue nuevamente derrotado, donde perdió un poco de su oreja y su yelmo.

Pero Don Quijote era firme y constante en sus decisiones, así que volvió a montar sobre Rocinante y continuó su camino junto a Sancho Panza.

Poco después pudo ver dos rebaños grandes que estaban rodeados de polvo y le dijo a Sancho que había dos ejércitos a punto de entrar en batalla.

En la mente de Don Quijote se describieron las armadas con detalles perfectos, tanto así que cuando se lo conto a Sancho, el creyó que podía verlos.

Pero Sancho aún incrédulo y nervioso, no quiso seguir a Don Quijote a la batalla, porque pudo darse cuenta que las armadas, en realidad eran pastores con sus ovejas.

Durante la batalla imaginaria con los pastores, estos le lanzaron piedras y una de ellas impactó contra Don Quijote, con tanta fuerza que perdió cuatro dientes y cayó nuevamente de Rocinante.

Don Quijote y Sancho Panza continuaron en busca de nuevas aventuras, dignas de un caballero andante y su escudero leal.

Ya que has leído estas aventuras de Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza, te dejamos algunas preguntas, para ver que te ha quedado.

  1. ¿Cómo se llama el caballo de Don Quijote?
  2. ¿De quién estaba enamorado Don Quijote?
  3. ¿Cuál es el nombre de su escudero?
  4. ¿Cuántos dientes perdió Don Quijote en una de sus batallas?

También te puede interesar: Cuentos de aventuras para enseñar la colaboración y solidaridad

Las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza, contado para niños Clic para tuitear
© 2021 ▷ Educapeques ➡➤ [  Las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza ]  Grandes personajes de la historia  Ángel Sánchez Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *