Viaja con peques a Buenos Aires

Buenos aires

Aunque existen muchas opciones para tomar unas vacaciones en familia, una que no deja de ser muy solicitada es Buenos Aires. Sí, esta ciudad tiene los atributos ideales para que los peques se diviertan en todo momento. Por eso, viajar con Peques a Buenos Aires es una excelente elección para pasar las vacaciones más felices del año. Solo tienes que coger tus vuelos a Buenos Aires y dejarte llevar.

En cualquier época del año, viajar a Buenos Aires con los peques se convierte en una gran oportunidad para propiciar en ellos el amor a la naturaleza, el baile y la cultura. Si estás del otro lado del mundo o si vives en otra ciudad, no puedes perderte lo que Buenos Aires ofrece para tus hijos.

Sigue leyendo para que descubras el caudal de cosas que pueden hacer tus hijos en esta hermosa ciudad de Argentina.


¿Qué actividades recreativas hay en Buenos Aires para los pequeños?

Comenzar una planificación de viaje familiar siempre incluye pensar en las actividades recreativas para los más pequeños de la casa. Esto es muy importante, especialmente si están en esa edad de descubrimiento y exploración. Por ello, si el destino que has elegido es Buenos Aires, entonces hay muchas cosas que puedes hacer allí.

Por ejemplo, para que los niños se mantengan entretenidos y se lo pasen bien, puedes considerar llevarlos a parques de gran diversidad ecológica. O también a las diferentes zonas al aire libre en dónde pueden jugar con bici, pasear a los cachorros, entre muchas otras cosas.

Las actividades recreativas en Buenos Aires son una buena opción cuando se trata de un viaje largo en época de vacaciones, en los que se requiere mantener ocupados a los peques.

Pero también resultan interesantes cuando de disfrutar con ellos se trata y verlos emocionarse por lo que conocen. Así que, si buscas una o más actividades para la recreación de tus pequeños en esta capital, sigue leyendo porque te contamos todo lo que podrás hacer

Los parques y planetarios

Elegir el lugar adecuado para la diversión de tus hijos, puede que no sea tan fácil al principio. Pero si te has decidido por Buenos Aires, no puedes perderte la oportunidad de llevarlos a los principales parques de la ciudad.

Uno de ellos, que se ha convertido en un espacio agradable para ver la naturaleza de cerca, es Ecoparque. La entrada es completamente gratis, y los niños pueden disfrutar allí de un rato agradable conociendo cada uno de sus entornos al aire libre.

Sin embargo, es necesario pagar entradas por las visitas guiadas para descubrir los rincones del lugar. Pero esto es solo una opción, también pueden correr, llevar sus juguetes, tomarse fotos, y comer una rica merienda sin necesidad de gastar mucho.

Aunque lo que hace más llamativo a esta actividad, es que se promueve en los peques la educación ambiental con la amplia variedad de plantas que embellecen al parque.

Y, en cuanto a los planetarios, estos pueden aumentar el deseo de muchos niños de conocer la galaxia. Hay uno ubicado en Palermo y cuenta con diferentes actividades para recrearse, tales como: los espectáculos para ver el cielo nocturno, el viaje a la luna, y la rotación de la tierra alrededor del sol.

Los diferentes museos para niños

Si estás pensando viajar en invierno hacia Buenos Aires, una opción perfecta para que tus peques se sientan animados es llevarlos a los museos de la ciudad. Por ejemplo, te encontrarás con el Museo de Arte Moderno, que aunque su mensaje central es educar sobre las creencias, puede ser un gran incentivo para la reflexión desde la temprana edad.

Por otro lado, el Museo de los niños es otro espacio agradable y de mucho entretenimiento para ellos. Podrán experimentar una vida de adultos con los diferentes entornos de una mini ciudad: una estación de radio, un banco, supermercado y casas. Esta actividad fomentará en ellos el aprecio por ser más responsables en una vida adulta, aunque sea por unas horas.

Y por último, está el Museo de la ciudad, el cual llega a ser el favorito de muchos, debido al contenido cultural que tiene. De una forma muy dinámica, los peques descubrirán un poco más de la historia y la cultura de Buenos Aires, y se les quedará grabado en su memoria.

De hecho, puede ser el primer lugar para visitar al llegar a la ciudad, ya que les permite tener una idea de donde están y sentirse más familiarizados con el ambiente.

Teatros y espectáculos

Los teatros de Buenos Aires también son una alternativa más que educativa, divertida para los peques. Están especialmente dedicados a ofrecer bailes, actos de canto y música, y escenarios con múltiples espectáculos infantiles. En este sentido, uno que seguramente va a complacer a los peques que viajan contigo es el Circo Rodas.

En este circo se encuentran los personajes más divertidos, como payasos, acróbatas, animales, y mucho más para la diversión. Todos los shows son pagos, pero valen la pena cuando se trata de llevar a los peques.

Se puede decir que un viaje a Buenos Aires sin visitar uno de los teatros principales no tiene mucho sentido. Por lo que, es momento de que te plantees cuál es la mejor opción para ti y tus hijos antes de llegar a la ciudad.


Las mejores vacaciones en Buenos Aires con peques

Seguramente, ahora que has visto las diferentes opciones que tienes para el pleno disfrute de tus hijos en Buenos Aires, no te quedará duda de la decisión. Desde conocer de forma divertida la historia de la capital, hasta encontrarse con la naturaleza, son la variedad de actividades por hacer que te esperan en esta ciudad.

Lo mejor es que, si se trata de un plan familiar largo, estas actividades servirán mucho en la estancia con los niños. Además, todos los días se pueden hacer cosas diferentes para que los niños no se fastidien y sientan la alegría del viaje en todo momento. Es un viaje lleno de aprendizaje, conocimientos, pero sobre todo, de diversión para ellos que nunca olvidarán. Toma en cuenta todas estas actividades y al llegar a Buenos Aires no esperes mucho para ejecutarlas.