Si decides hacerte un tratamiento estético ponte en manos de los mejores profesionales

tratamientos de belleza

La primavera y el verano están prácticamente a la vuelta de la esquina. Aunque es aconsejable cuidar nuestro cuerpo durante todo el año, en los meses previos a esta época del año, queremos hacer el sprint final para llegar a ella en nuestra mejor versión. Es por ello que las demandas de tratamientos láser y de medicina estética se incrementan.

Hemos realizado una selección de los tratamientos faciales y corporales más demandados en este sentido, para que puedas escoger el que más se adapte a tus necesidades y preferencias. En Grupostop puedes encontrar una ampliación de todos los tratamientos disponibles en este sentido:

  • Botox: Se trata de un tratamiento que, aunque es clásico, continúa siendo uno de los más demandados. El principal objetivo de este tratamiento es eliminar temporalmente las arrugas de nuestro rostro, provocadas por el paso del tiempo, la exposición solar y la gesticulación de nuestros músculos faciales. A través de la aplicación de la toxina botulínica, mediante un estudio previo de nuestra fisonomía y del efecto deseado, se consigue la eliminación de esas arrugas que nos incomodan o que no nos resultan tan estéticas. El periodo de duración de este efecto es de 5 a 6 meses, aunque esto puede variar dependiendo de cada caso en particular. En la actualidad, el botox se está utilizando también para mejorar los problemas de bruxismo, un trastorno por el que rechinas, aprietas o crujes los dientes, ya sea por el día (buxismo diurno) o por la noche (bruxismo nocturno). Otra de las aplicaciones muy extendidas en la actualidad es la utilización del botox para evitar los problemas de sudoración excesiva tanto en las palmas de las manos como en las axilas. Su mecanismo de acción consiste en el bloqueo de la transmisión nerviosa entre la unión neuromuscular. De esta manera, se produce el cese de la sudoración, que comenzará a hacer efecto entre el primer y el cuarto día desde su aplicación.
  • Aumento de labios: El aumento de labios se realiza mediante la aplicación de ácido hialurónico en la zona de los labios. Además de aportar volumen de los labios mediante el relleno, se utiliza para corregir imperfecciones o asimetrías en cuanto a la forma de los labios se refiere. De este modo, se consiguen unos labios sensuales, definidos e hidratados, embelleciendo tus labios y, por tanto, tu sonrisa. Se trata de un producto natural y reabsorbible con el paso del tiempo.
  • Radiofrecuencia facial: Es otro de los tratamientos faciales más demandados. Se trata de una técnica innovadora no invasiva mediante la cual proporcionamos un efecto lifting, sin necesidad de tener que pasar por el quirófano, de una manera indolora. Mediante una corriente eléctrica, consigue tensar la piel. Este tratamiento facial estimula los tejidos subcutáneos y tiene muchas ventajas cuando empiezan a aparecer los primeros signos de la edad. Además, la presión ejercida por las máquinas de radiofrecuencia facial, también afecta a los vasos sanguíneos que, al dilatarse, provocan una mejor oxigenación de los tejidos, aportando a la piel un aspecto más rejuvenecido. Los resultados comienzan a ser visibles desde la segunda sesión y, siendo la duración del tratamiento de 4 a 8 sesiones. La duración de los efectos suele ser de mínimo dos años, dependiendo del tipo de piel y de las características de la persona. Así mismo, existe la radiofrecuencia corporal, que ayuda a disminuir la grasa localizada, la antiestética celulitis, disminuye la flacidez y mejora la elasticidad de la piel.
  • En cuanto a tratamientos corporales se refiere, la cavitación es también otro de los más demandados. La cavitación corporal es un tratamiento estético que, mediante la aplicación de ultrasonidos gracias a aparatología médica muy específica. Esto actúa sobre el tejido adiposo subcutáneo eliminando los depósitos de grasa localizados. Está indicada específicamente para acabar con la grasa localizada que no se puede eliminar mediante ejercicio físico y cuidando la alimentación. Algunos de los beneficios son la reducción de la adiposidad localizada, destruyendo los nódulos de celulitis. También reduce el volumen, ayuda a mejorar la circulación, y mejora, así mismo, el tono y la elasticidad de la piel.
  • Otro de los tratamientos estrella en este sentido es la depilación láser. Las causas para realizarse este tipo de tratamiento son muy variadas, desde la razón estética, para deshacernos de ese vello antiestético que nos incomoda. Otra de las razones por que las personas escogen este tratamiento es a fin de mejorar su rendimiento deportivo. Y, por último y sencillamente, por comodidad, para no tener que volver a pensar en depilarse. La depilación láser consiste en un procedimiento médico que consiste en la aplicación (láser) para eliminar el vello no deseado. Durante el proceso, un láser emite una luz que es absorbida por el pigmento (melanina) del vello. La energía lumínica se convierte en calor que daña los sacos en forma de tubo (folículos pilosos) que producen vellos, lo que inhibe o retrasa el crecimiento futuro del vello.

Lo más importante a la hora de escoger nuestro tratamiento estético más adecuado es ponernos en manos de los mejores profesionales y dejarnos aconsejar con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.