La importancia de la salud en los pies de un niño



Desde que nacen, el proceso de aprendizaje de nuestros hijos e hijas es continuo y su educación abarca una gran multitud de campos de su vida diaria. Uno de estos ámbitos es el de la salud, en el que tan importante es la actuación ante problemas o dolencias como su prevención. Uno de los ejemplos más cotidianos son los problemas que derivan de malos hábitos, de buenas conductas no asimiladas, que pueden perjudicar zonas de su cuerpo delicadas. Es el caso de los pies. De este modo, si necesitamos calzado para los peques de la casa y buscamos por ejemplo zapatos de niña es importante que, además del aspecto puramente estético, elijamos un modelo que sea cómodo y de calidad.

Cuando decidimos ser padres, sobre todo si es nuestra primera vez, nos estaremos sometiendo a multitud de situaciones que nos alarmarán y que tienen que ver con la salud de nuestros hijos. Esto se debe en parte al carácter primerizo, pero también a la importancia que damos a que nuestros hijos tengan una buena salud, evitando posibles problemas de futuro y propiciando una buena calidad de vida. Y esta, pasa por el cuidado de los pies de nuestros hijos e hijas.

En este sentido, nos encontraremos con situaciones que requieren de la intervención directa de un especialista y otros que, sin ser graves, demandan de nuestra constancia y responsabilidad diaria. En la primera tipología se enmarcan todo tipo de situaciones que tienen que ver con fractura, esguinces, hábitos incorrectos a la hora de pisar, tendinitis, etc. En cuanto al segundo tipo, encontramos una serie de ejemplos que tienen que ver con la prevención y el cuidado diario de los pies de nuestro hijo. A continuación, detallamos algunos de los consejos más recomendables para poner en marcha con ellos, tanto si nuestros hijos ya padecen algún problema de pies, como si no:

  • Invertir en calzado de calidad: aunque puede parecer un aspecto obvio, con frecuencia nos dejamos llevar por las modas o por los primeros zapatos que vemos. Es cierto que, sobre todo cuando somos niños, el número de pie se va incrementando con gran rapidez, parejo a su crecimiento. No obstante, es muy importante comprar un buen calzado, que proteja sus pies, y así invertir en una salud a largo plazo. Así mismo, en el mercado actual encontramos una gran cantidad de calzado para niños, de manera que no resulta difícil combinar calidad con moda.
  • Cuidarse en espacios exteriores: uno de los hábitos más frecuentes para los y las peques es la práctica de algún deporte. Siendo este un hábito muy beneficioso para su salud, no debemos dejar de prestar atención ante ciertos despistes que podrían afectar a sus pies. Uno de los ejemplos más frecuentes ocurre cuando emplean vestuarios públicos para cambiarse o ducharse. En estos contextos es completamente necesario que protejamos sus pies con chanclas y enseñarles la importancia de no caminar descalzos por la superficie.
  • Higiene diaria: este aspecto guarda una relación directa con el punto anterior y, aunque implica menos precaución ya que se lleva a cabo en lugares de confianza, sí que exige constancia. Hábitos tan simples como secar los pies tras una ducha dedo tras dedo o cambiar los calcetines cada día son imprescindibles.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies