5 planes para aprender jugando con niños

scape-room

Jugar mientras se aprende en familia es una de las formas más recomendables para reforzar las habilidades de todo tipo en el niño, así como aplicar el conocimiento en un entorno divertido y cariñoso. ¿Pero cómo conseguirlo? Es sencillo, aquí te dejamos 5 planes para aprender jugando con niños y en familia, donde podrás disfrutar de jugar a las cocinas como hacer un escape-room.


Los momentos para crear cosas son muy enriquecedores para los más pequeños de la casa. Esto les permite desarrollar su creatividad, la paciencia, la psicomotricidad fina y la atención. Las manualidades poseen múltiples beneficios que hay que tener en cuenta. En función de la edad del niño serán más adecuadas unas u otras.

Eso sí, las actividades siempre se buscarán que sean poco dirigidas, apelando a la libertad creativa y la expresión de los niños. Tenemos que dejar que los niños experimenten con materiales sin medio. Así mismo, como padres y madres, intentar no enfadarnos mucho si se ensucia el entorno. Una buena idea es limpiar entre todos al terminar la actividad.

Podemos realizar distintas estrategias para usar las manualidades, como son preparar un armario con diversos materiales o, bien, comenzar por un material y aumentar la variedad poco a poco.

En cuanto al uso de materiales, podemos emplear pinturas de dedos, plastilinas, témperas, tizas, cera moldeable, papiroflexia, decoupage, pegatinas, lanas, tejidos, materiales reciclados y mucho más.


Una buena forma de introducir a los niños a la lectura es mediante los libros con ilustraciones, cómics y otro tipo de formatos similares. Podemos reunir una pequeña biblioteca con libros para la edad recomendada de los niños. Incluso podemos intercambiar libros con nuestros amigos, vecinos, o compañeros del colegio.

También es posible conseguir audiolibros en formato MP3, en castellano y, por qué no, en inglés en plataformas especializadas en ello. Escuchar historias sin ver las imágenes ayuda a desarrollar la imaginación de los niños.


Cocinar en familia es muy enriquecedor  y divertido. Estimula el aprendizaje y la convivencia en casa y con compañeros. Podemos aprovechar ciertos días para hacer recetas con los niños y niñas como son ensaladas, macedonias, pasteles, galletas, etc.

A partir de los 8 años se puede comenzar a cocinar recetas sencillas y seguras. Al practicar la cocina, se entrena la creatividad, capacidades y habilidades como son la lectura, matemáticas, nombres de productos alimenticios, los volúmenes y pesos, la psicomotricidad fina, etc.


Las salas de escape son un conjunto de juegos de aventuras donde se encierra a un grupo de personas en una sala y, para conseguir que salgan, han de descubrir pistas y enigmas. Es una actividad muy completa, tanto física como mental y es perfecta para niños.

Además, si se realiza en familia, la diversión está asegurada, ya que los más pequeños podrán resolver ellos mismos enigmas y juegos adaptados a su nivel de desarrollo. Las risas y la aventura estará garantizada.


Organizar juegos de ron donde los niños puedan adoptar diferentes profesiones o personajes de periodos históricos, es una actividad muy creativa y que permite desarrollar su imaginación. Puede, por ejemplo, simular ser un dependiente de una botica del s. XVIII y esto le hará aprender sobre matemáticas y economía. Los juegos de simulación pueden ayudar a los niños a entender el mundo que les rodea y desarrollar habilidades sociales y de comunicación.

Estos son los más usuales, pero existen muchas actividades más que pueden realizar los niños para aprender mientras juegan. Eso sí, es importante siempre que cada actividad se adapte a las edades y preferencias de los más pequeños.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *