Los juguetes educativos, la mejor opción para un crecimiento y desarrollo adecuado



En los cachorros de mamíferos, el juego es una práctica que resulta de gran utilidad para ir incorporando comportamientos y hábitos que deben asumir en su día a día cuando alcanzan la etapa adulta.

Así, vemos por ejemplo que los cachorros de felinos cuando juegan entre sí hacen amagos de cazar o pegan pequeños mordiscos a sus hermanos o a su madre. Este tipo de juegos también se observan en animales domesticados, así, los gatos, cuando consiguen cazar algún insecto o pequeño invertebrado, incluso algún pajarillo, lo que hacen no es matarlo para comérselo, sino continuar jugando con él, porque es parte de su instinto.

En los seres humanos, el juego sirve también como herramienta para asimilar el mundo que les rodea. Se trata de una actividad sumamente importante en la vida de cualquier pequeño. Los juegos y juguetes didácticos sirven como estímulo para el desarrollo de sus aptitudes básicas, por lo que no solo logran desenvolver a través de estas actividades nuevas habilidades, sino que además desarrollan sus capacidades cognitivas, creativas y de interacción social.


¿Por qué comprar juguetes educativos?

Este tipo de objetos y artículos, más allá de servir como herramienta de desarrollo de las habilidades cognitivas, creativas y sociales, son de utilidad para que los pequeños asimilen de la mejor manera posible todo el mundo que los rodea y todo lo que hay que aprender.

De manera natural, salvo excepciones, los niños se ven atraídos por los desafíos y los retos, de modo que no es complicado incentivar a los pequeños a participar en juegos educativos. Esta dinámica hay que reforzarla desde la más tierna infancia, porque lo que es en un inicio curiosidad por descubrir el mundo que les rodea, con el paso del tiempo se va perdiendo, de ahí la necesidad de insistir en estos juegos educativos.

En la web playwithlearn.com ofrecen una amplia variedad de juegos educativos y con carácter didáctico, que tienen por objetivo que los pequeños exploren y descubran lo que les rodea, y que esto sirva para mejorar sus capacidades cognitivas y sus habilidades de expresión.

Aparecen como destacados los juguetes de madera. Interesarse por esta opción, la de comprar juguetes de madera, ayuda a que los pequeños vayan comprendiendo desde pequeños un valor tan importante como el del respeto por el medio ambiente.

En una época de crisis ambiental tan importante como la actual y con el abuso en el uso de los plásticos, apostar por juguetes de madera con función didáctica es una mejor opción que hacerlo por otras opciones que incluyan plástico en su fabricación.


¿Cuáles son los beneficios de los juguetes educativos?

En el gran estanco de los juegos educativos se integran desde los videojuegos hasta los juegos de mesa pasando por juguetes educativos para bebés que tienen como fin despertar su curiosidad. Todos ellos, sin embargo, tienen algo en común, que pretenden el desarrollo del intelecto y las capacidades cognitivas y de desarrollo de los infantes.

Uno de los aspectos más aclamados de estos juguetes es que con ellos los pequeños mejoran su memoria. Entre los distintos juegos educativos que existen, aquellos que implican actividades relacionadas a la memorización, concentración y a las matemáticas son un increíble incentivo para el campo cognitivo de los niños.

Más allá de juguetes, en el desarrollo de los pequeños es aconsejable también que participen en actividades extraescolares: deportes, actividades musicales, ajedrez… Todas estas actividades, basadas en la repetición de ciertos patrones, ayudan a que los pequeños pongan en marcha su capacidad de memorizar elementos y esto es un gran estímulo para su cerebro y la memoria.

El segundo motivo que hace vital los juguetes educativos es que preparan a los pequeños para el fracaso. Los juegos aportan a los niños un entorno seguro y familiar en el que aprenden a través del fracaso: cuando se compite (también ocurre en el deporte), no siempre se gana, y de las derrotas toca aprender, adquirir conocimientos.

Por otra parte, los juegos educativos también ayudan a que los niños desarrollen sus habilidades sociales y de interacción gracias a que alientan a una comunicación saludable, organizada y diplomática entre quienes participan.

Alejando de los juegos educativos, aunque con cierto grado de relación, aparece la idoneidad de que los niños aprendan inglés desde pequeños. La razón es que su capacidad de aprendizaje es mayor.

Las academias y centros especializados en idiomas para niños incorporan dinámicas y actividades muy abiertas, con mucha participación y en las que se echa mano de estas fórmulas de aprendizaje lúdico mediante juegos que consiguen no solo que los pequeños aprendan a pensar de manera natural en ese idioma, sino que socialicen con otros niños, sean más tolerantes y conozcan de primera mano otras culturas.

Finalmente, y dejando a un lado las habilidades motoras, que guardan más relación con la actividad deportiva, los juguetes educativos mejoran la autoestima de los niños, pues en ellos se ofrecen recompensas por alcanzar los objetivos determinados.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *