Cómo y cuándo hablar de sexualidad con nuestros hijos

abuso sexual

La sexualidad es un elemento inherente al ser humano que forma parte de nuestra propia naturaleza. Sin embargo, cuando se trata de la educación de los más pequeños, todo suele convertirse en dudas y estrés. ¿Cómo se debe afrontar este tipo de conversaciones? ¿A partir de qué edad es bueno hablarles de ello? ¿Es mejor delegar funciones en los colegios? Es un tema sumamente importante para su desarrollo físico y emocional, por lo que te animamos a que te prepares para explicarles en detalle y de forma cercana todo lo relativo a la sexualidad. De hecho, esto también influye en su propia seguridad, sirviendo para que identifiquen actitudes abusivas por parte de terceros; momento en el que contratar un abogado de abusos sexuales pasa a ser esencial.


Dejar que el tabú histórico que ha habido en torno a la sexualidad siga dictando la educación de tus pequeños es un error considerable que no se puede permitir. En su lugar, es vital tener una conversación clara con los niños sobre su propia naturaleza, ayudándolos a conocer su cuerpo y cómo se deben comportar a medida que vayan creciendo. Sabemos bien que no es algo fácil: siempre hay un componente de “no saber qué decir” en medio. Sin embargo, hay ciertas técnicas que te ayudarán a tener éxito cuando llegue el momento de hablar del tema.  

Lo primero y más importante es la naturalidad. Es probable que los niños te pregunten cosas y depende de ti responder correctamente, evitando todo atisbo de burla o, peor aún, bronca. No te muestres avergonzado ni preocupado, los niños sienten estas emociones más de lo que piensas. En su defecto, siéntate con ellos y responde todas sus preguntas con claridad. Cuanto más breve seas en tus respuestas, mejor; siendo lo más transparente posible en todos los casos. La honestidad es siempre una virtud.

También es importante que te asegures de haber contestado sus inquietudes con el típico “¿hay algo más que quieras saber?”. Eso sí, toca adaptar las respuestas a la edad concreta del niño. A fin de cuentas, cada momento en la vida tiene sus fases y es importante ir poco a poco con dichas respuestas. Aunque no hay que esperar a que te hagan las preguntas, ya que no todos los peques las hacen y es igualmente importante explicarles conceptos básicos como las partes del cuerpo, el carácter sexual del ser humano o las relaciones que se forjan entre las personas.


Si bien es cierto que este tipo de explicaciones son básicas para su desarrollo, también se presentan como un medio fundamental para su seguridad. Si la sexualidad es un tabú, en caso de ser víctimas de situaciones dramáticas como un abuso, no las identificarán como tal y tendrán cierto miedo de revelar la situación. Por consiguiente, desde que empiezan a tener cierta conciencia (generalmente al año y medio) es importante ir anticipando los temas más importantes; como es el caso de explicarles cuáles son sus partes privadas sin nombres inventados de por medio.

A partir de los cuatro años, los niños empiezan a mostrar cierto interés en la sexualidad, en especial hacia sus propios órganos genitales. Es el momento de enseñarles qué prácticas no son positivas, como es el caso de quitarse la ropa en público; pero siempre educando, no regañando. Conforme vayan creciendo, irán dándose cuenta del interés afectivo de los adultos y, ya en la edad escolar, podrían tener su primer despertar sexual. Para cuando esto suceda, asegúrate de haberle explicado qué son las relaciones sexuales o incluso la masturbación; ya que la adolescencia llega sin previo aviso.  

Sea como sea, es imprescindible tener estas conversaciones con los niños. Posponer lo que puede ser, a priori, una charla incómoda solo agrava la situación hasta hacerla insostenible. No dejes que se informen por otras fuentes y da un paso al frente. Una decisión que repercutirá directamente en su desarrollo físico y emocional; así como en su protección ante eventos traumáticos como los previamente mencionados abusos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *