Recursos para entretener a los niños durante un viaje



Cuando decidimos emprender un viaje para ir de vacaciones en familia, suele ser un desafío resolver de qué manera los pequeños pueden entretenerse durante en el automóvil. Esto es especialmente válido para viajes largos puesto que los adultos tienen noción del tiempo que ha trascurrido  y el restante para llegar al destino deseado, pero frecuentemente los niños menores de 8 años no puede evaluar o determinar cuánto falta para llegar… De allí que cada 2 minutos se reitere una y otra vez la misma pregunta: ¿Ya llegamos?

 

Para poder hacer frente y comenzar a disfrutar de esta travesía, a continuación veremos algunas estrategias o recursos para entretener a los niños durante un viaje.


Comenzamos la aventura

En primer lugar, vamos a situarnos antes del viaje como si fuese una aventura en la que habrá diferentes momentos, situaciones y cosas por hacer. De este modo, las vacaciones comenzarán desde el momento en que el coche salga desde el punto de partida y terminará al regresar de las vacaciones, contemplando el viaje también como parte de las mismas.

 

Cada uno de los viajeros tendrá que participar, independientemente de su edad o si desea o no jugar en esta aventura, ya que el hecho de estar dentro del automóvil, lo condiciona para el juego, así que ni papá, mamá, tía, tío o alguno de los niños podrá escapar a esta gran aventura.

Ahora sí: ¡Nos vamos de viaje y que comience la travesía!


Pasos del viaje

Vamos a dividir este juego en etapas o partes en donde en cada momento habrá diferentes cosas que hacer. De este modo, dentro de la aventura se incluirán los diferentes momentos en que el automóvil se ha de detener para cargar combustible, comprar algo para comer, ir al baño, descansar, etc.

 

Estos juegos que proponemos a continuación puedes cambiarlos conforme sea del agrado para ti y te resulte de mayor utilidad así que siéntete con la libertad de cambiar el orden, reemplazar algún que otro juego y también agregar como juegos adicionales cada una de las paradas que debas hacer durante el viaje.

 

Canciones de viaje

Si todos los integrantes están de acuerdo, un buen modo de pasar un buen rato es cantando canciones divertidas.

Una de las opciones es escoger una de las canciones que todos los integrantes conozcan y que uno de los participantes tararee la melodía. El juego será que el resto deberá adivinar qué canción tarareando. Quien gana es el próximo candidato que tiene la posibilidad de elegir la canción siguiente.

También este juego se puede hacer si una de las personas canta una canción y se detiene bruscamente en una de las partes, pidiéndole a otro de los integrantes que complete la canción.

 

Chistes

Contar chistes es un modo de pasar un buen rato entreteniendo a la familia y riéndose. Aunque no lo creas, está demostrado que la risa se trasmite y hasta contagia con mayor rapidez que la tristeza, angustia o enojo. Además la risa libera endorfinas y dopaminas, hormonas de la felicidad. Asimismo reduce la producción de cortisol, hormona responsable del estrés.

 

Adivinanzas

Las adivinanzas pueden ser un modo de ayudar a los niños a trabajar la mente de un modo divertido. Es excelente para momentos en los que el aburrimiento gana terreno dentro de un largo viaje.

 

Contando historias

Una buena estrategia para pasar un momento de diversión en el viaje es usando diferentes objetos con los que nos crucemos en el viaje y armando entre todos una historia (puede ser de aventuras, de acción, romántica, cómica, etc). Por ejemplo, supongamos que durante el viaje cruzamos las vías de un tren, podemos inventar una historia sobre un tren o sobre alguien que viaja en ese tren. Imaginemos que a continuación nos cruzamos con un animal del campo. Entonces podemos incluirlo como parte de la historia. Es importante anotar cada personaje para que no quede perdido y sin sentido en la historia.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *