¿Es mejor enseñar a tus hijos Inglés, Francés o Alemán?

enseñar un idioma
Todos estamos de acuerdo en que si nuestros hijos no hablan idiomas, no tendrán todas las herramientas necesarias para afrontar el mundo competitivo en el que vivimos; de hecho, lo tendrán muy difícil para comunicarse y poder trabajar a nivel internacional.
Una de las formas más efectivas de ayudarles a estar preparados para el futuro es enseñarles idiomas desde pequeños. Cuantos más idiomas dominen, más oportunidades profesionales tendrán.

LA IMPORTANCIA DEL INGLÉS, FRANCÉS O ALEMÁN

El Inglés es imprescindible. Hoy en día es inconcebible que un joven haya acabado la secundaria y no domine el Inglés. Es básico y necesario para estudiar en cualquier universidad, para viajar o para trabajar en el extranjero.
Otros idiomas importantes que dan valor a cualquier currículum son el Francés y el Alemán. Siempre han sido las segundas elecciones más habituales a la hora enseñarles idiomas a nuestros hijos, y la verdad es que pueden marcar la diferencia: saber comunicarse y traducir a la perfección un texto en francés o alemán puede ser un factor decisivo para poder entre trabajar en una empresa multinacional.

RECOMENDACIONES SOBRE IDIOMAS MENOS COMUNES, COMO EL RUSO O EL CHINO

Aprender otros idiomas menos habituales y mucho más complicados como el Chino o el Ruso está de moda. Algunos padres llegan a realizar grandes inversiones para que sus hijos reciban clases privadas de Chino y viajen a China cada año para afianzar conocimientos. Normalmente el problema es que si los niños no tienen alguien cercano que sea nativo Chino así que es muy difícil que llegue a dominar por completo el idioma. Y si no lo habla a la perfección, deja de ser una ventaja ya que la comunidad China en Europa es gigante y se comunican en Chino y en Español (o inglés, francés, alemán) de forma bilingüe.
Es mucho más coherente enseñarle a tu hijo un idioma cercano a su entorno. Por ejemplo, si su abuelo, padre o madre es nativo Polaco, es más útil y natural que aprenda a la perfección el Polaco, que se convertirá en una gran ventaja para él en el futuro.

 

TRABAJO GARANTIZADO COMO TRADUCTOR O EN EXPORTACIÓ

Si tu hijo llega a dominar a la perfección un idioma se le abre un abanico inmenso de posibilidades en el mundo laboral. Puede ser traductor autónomo y tener varios clientes, traductor en una agencia o traductor jurado de inglés  (llegan a ganar el doble). Y si domina algún idioma menos común como el Chino o el Turco, puede llegar ganarse muy bien la vida. Hay muy pocos traductores jurados de esas combinaciones.
Si quiere dedicarse al mundo empresarial y además del Inglés, también domina el Francés, el Alemán o cualquier otro idioma, podrá trabajar en consultorías, en empresas de importación y exportación, como director de proyectos en multinacionales, etc. Las posibilidades son infinitas!

 

POR QUÉ EMPEZAR A ESTUDIAR IDIOMAS DE PEQUEÑOS?

Desde que la neurociencia ha avanzado y ha descubierto las capacidades del cerebro infantil, se sabe que éste posee algo que se conoce como plasticidad neuronal. Esta plasticidad implica que el cerebro, desde los 6 hasta los 18 años está altamente capacitado para aprender, siendo durante esta etapa, el aprendizaje escolar mucho más fructífero y beneficioso que en cualquier otra etapa de la vida.
Esto no quiere decir que no sea posible estudiar a cualquier edad. El aprendizaje en sí, se puede efectuar a cualquier edad. Solo que en los niños, el aprendizaje es mucho más efectivo y en menos tiempo que en el caso de un adulto.
Es importante tener en cuenta los gustos de los niños. Puede ser que, por ejemplo la pasión de tu hijo sean los Beatles y la cultura británica, y se incline por estudiar en profundidad el Inglés, aprenda a traducir del inglés al español las míticas canciones de la banda inglesa, etc.
Por tanto, debemos tener en cuenta los gustos de los niños también y dejarles explorar para que ellos se sientan con la libertad de poder escoger y ser parte de su aprendizaje y de la elección de este.
No nos olvidemos que el aprendizaje de una lengua se convierte en un modo de vida puesto que toda lengua (como el lenguaje en general) atraviesa fronteras e impregnará la vida del niño (devenido en hombre) desde lo más pequeño hasta lo más grande; desde un viaje con amigos, hasta la elección de una carrera universitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *