La importancia del paseo en los niños



Pasar tiempo con los niños implica una inversión que será su mejor capital humano cuando ellos, siendo ya adultos, miren hacia atrás y puedan recordar valiosos e imborrables momentos. Pero esto no implica únicamente pasar horas con ellos, sino dedicarles tiempo de calidad.

Un modo de reforzar los lazos familiares, aprender de los niños y sus gustos, explorar sitios, desafíos y aventuras, estimulándolos desde temprana edad, se consigue en un ambiente al aire libre. Es decir, paseando junto a los niños.

Y aunque esto resulta ser muy gratificante para los niños, a menudo es un desafío para los adultos ya que no es ni fácil, ni sencillo pasear con ellos.

No obstante, esto puede convertirse en un verdadero deleite para los adultos, si hallamos los elementos adecuados.


Claves para convertir un paseo en una experiencia imborrable

Escoge un sitio seguro

Aunque esto parezca una obviedad, no siempre se tiene en cuenta esto y los peligros rodean a los niños durante un paseo, hacen que los padres no puedan disfrutar del mismo. Sugerimos que escojas plazas o parques cercados en donde los niños no puedan salir accidentalmente.

 

Lleva contigo los juguetes indicados

Los niños siempre tienen uno o dos juguetes que son de su preferencia. Si vas de paseo con ellos, no olvides llevarlos ya que, a menudo los niños necesitan permanecer junto a sus padres un rato y, en estos momentos, será de gran utilidad un juguete o muñeco que el niño/a adore.

 

Juguetes eléctricos para niños inquietos

Un buen modo de que los niños se entretengan es regalarles un coche eléctrico. Estos coches eléctricos para niños 24v son excelentes para niños pequeños y no tan pequeños, ya que la carrocería soporta hasta 60 kg.

Este tipo de juguetes permite a los niños sentirse adultos en un coche para niños que está confeccionado como si fuese un vehículo real, generando una experiencia de realidad diferente que a los niños les encantará.

Estos juegos suelen ser muy buscados por niños inquietos, hiperactivos, curiosos y con ansias de explorar el mundo.

 

Juegos en la vía pública

Si te encuentras con los niños en la calle o de paseo, es posible que este juego te ayude en más de una oportunidad. Se trata del veo veo. Este juego se juega entre dos personas: un niño y un adultos o bien entre dos o más niños. El juego consiste en que una persona dice: Veo veo. Y la otra le responde: ¿qué ves? El diálogo sigue de la siguiente manera:

  • Una cosa
  • ¿Qué es?
  • Maravillosa
  • ¿de qué color?
  • Veo una cosa color (dice el color de la cosa que está pensando y viendo)

La otra persona debe responder observando a su alrededor todos los objetos que tengan el color mencionado hasta adivinar lo que la otra persona había pensado.

 

Este simple juego puede ayudar a dar un paseo con los niños, especialmente en los momentos en lo que ellos puedan estar un poco aburridos.

 

Los niños valorarán cada instante que pasemos con ellos y serán sus mejores recuerdos y herramientas en la vida adulta. Por eso es que resulta ser tan importante dedicarles tiempo y pasear con los más pequeños.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *