La importancia de la lectura en los niños y el orden de los libros en cajas



Uno de los mejores regalos que le podemos hacer a un niño, es el incentivo por la lectura ya que, de este modo, él podrá descubrir un mundo que no tiene límites, excepto en su propia imaginación.

 

Dicen que los niños imitan las conductas de los padres y/o adultos que les rodean y esto es sorprendentemente cierto, basta con observar a los padres para saber cómo serán el comportamiento de sus hijos. Por esta razón, el ejemplo sigue siendo una de las mejores herramientas que tienen los padres y los docentes para trasmitirles hábitos y valores a los más pequeños.


¿Por qué es tan importante que los niños aprendan a leer o se sientan motivados a la lectura?

  • La inserción a toda sociedad demandará de ellos la lectura para que puedan comunicarse en la vida adulta.
  • Les provee un aprendizaje que excede cualquier juguete o juego ya que les ayuda a fomentar profundamente su creatividad.
  • Les ayuda a no cometer errores ortográficos ni semánticos.
  • Abre a los niños un mundo nuevo repleto de conocimiento ya que es mediante la lectura que es posible conocer lo que está a su alrededor.

Un libro: un pasaje a otro mundo de creación y aventuras…

Al obsequiar un libro a los niños les estamos proporcionando de las armas (armas de tinta) que mejor pueden utilizar frente a un mundo tan exigente y cambiante como el actual. Por tanto, un libro se convierte en un pasaje a otro mundo, un mundo lleno de aventuras, misterio, hazañas, etc que los niños pueden recorrer en el tiempo que ellos consideren y (lo más importante) fomentando su imaginación.


¿Cómo motivar la lectura en los más pequeños de la cada?

Dar el ejemplo

Todo niño, desde que es un bebé intentará imita a sus padres o cuidadores. De allí que a corta edad se produzcan los primeros actos de evolución, tales como la imitación. Este acto netamente humano es consecuencia de un grupo de neuronas denominadas “neuronas espejo” que permiten a los niños imitar los actos de sus padres.

 

Ínstales a que se superen

A menudo los niños necesitan de un incentivo de sus padres. Tal vez una frase como “yo sé que tú puedes leer todo el libro”, “¿cómo terminará esta historia? ¿Te animas a contármela?”. Para esto, puede ser de utilidad que los padres lean con los niños al menos al principio y  que, poco a poco, les insten para que vayan leyendo ellos solos


Cuidados de los libros

A menudo los niños pueden descuidar los libros. Esto, si bien es posible educarles para los cuidados apropiados, también es conveniente buscar alternativas para que ellos no maltraten (por su corta edad) los libros.

 

Los hábitos hacen la diferencia

Es importante que los niños hagan del cuidado un hábito. De este modo, ellos no permitirán que este ni otro objeto sufra de daños.

 

Cajas de libros

Las cajas de libros resultan ser una excelente opción, tanto para niños pequeños como para adolescentes y hasta para los adultos. Estas cajas son muy prácticas y cuidarán cada libro conservándolo en perfectas condiciones.

 

Lugares apropiados para leer

Es importante trasmitirles a los niños que la lectura debe llevarse a cabo en lugares en donde los libros no vayan a sufrir maltrato.

 

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *