¿Cómo educar a niños expatriados en España?



El mundo globalizado ha propiciado la aparición de nuevos modelos de familias: madre francesa, padre italiano e hija nacida en Portugal. Los trabajos de los padres en instituciones y organizaciones multinacionales hacen que cada vez más niños tengan que cursar sus estudios fuera de sus países de origen y que, incluso, tengan que cambiar de país varias veces durante su vida escolar.

 

Para evitar los continuos cambios de currículo educativo dependiendo del país, la mejor opción para darle estabilidad a nuestros hijos es el Bachillerato Internacional, una fundación educativa que ofrece cerca de 6.000 programas en más de 4.500 colegios en todo el mundo.

 

El objetivo principal del Bachillerato Internacional (IB) es formar una juventud solidaria, informada, crítica, remarcando sobre todo el contexto: el marco del entendimiento mutuo y el respecto intercultural.

 

Siendo conscientes de la realidad intercultural, el programa permite que los niños disfruten de una formación de calidad, en armonía con las metodologías y los valores de otras escuelas adscritas al Bachillerato Internacional. Gracias a esto, los niños y los jóvenes pueden mantener una continuidad en su educación, sin importar el país donde hayan empezado sus estudios y las ciudades que hayan recorrido.

 

El Bachillerato Internacional ofrece programas tanto en inglés como en español, para fomentar la integración de nuestros niños en la sociedad española. Además, tanto las asignaturas como su contenido buscan la mejor adaptación a entornos multiculturales en diferentes países, al tiempo que se desarrollan social, emocional y académicamente.

 

Además del currículo, también es importante prestarle atención al régimen y a las instalaciones escogidas. Una opción para que nuestros niños se empapen de la cultura española y aprovechen al máximo su estancia en el país es que acudan a un internado en España.

 

Vivir en un internado que ofrezca a nuestros hijos la posibilidad de cursar el Bachillerato Internacional es una realidad en Toledo. La experiencia que le brindaremos a nuestros niños será de lo más enriquecedora. Además de permitirles continuar con el mismo plan de estudios, en este colegio internacional podrán aprender idiomas, desarrollar habilidades de comunicación y relación, la posibilidad de descubrir una ciudad única ya que todos los monumentos de Toledo son reflejo de su historia.

 

Además, al vivir en un internado estaremos mucho más tranquilos sobre la seguridad y el seguimiento de nuestros hijos. La residencia se encuentra dentro del colegio, por lo que no tendrán que trasladarse para realizar actividades fuera del campus. Además de favorecer a nuestros hijos, que gozarán de un gran espacio y bien dotado, nosotros también estaremos más tranquilos ya que la escuela nos garantiza máxima seguridad y control.

 

Es importante señalar la posición estratégica de la ciudad de Toledo. Aún siendo una ciudad pequeña, de menos de 100.000 habitantes, goza de una situación privilegiada en las orillas del Tajo y a tan solo 30 minutos de Madrid en tren. Tanto para nuestros hijos como para nosotros la situación es un factor fundamental, ya que nos permitirá encontrar las mejores conexiones aéreas con todas las ciudades europeas y nos evitamos el agobio de la gran ciudad.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies