6 Consejos rápidos para un embarazo saludable

embarazo

Aunque cada embarazo es un mundo, seguir estos simples consejos sobre embarazo y seguridad durante el mismo puede ayudarte a mantenerte más saludable durante los nueve meses anteriores a la llegada de tu bebé y después de su llegada. Realizará una serie de cambios, compras y adoptar rutinas previas te quitará de futuros quebraderos de cabeza durante el embarazo.


1- Compras

¡Por fin, una excusa perfecta para comprar zapatos! El aumento de peso natural que sufrirás durante el embarazo modificará tu centro de gravedad, ejerciendo una presión adicional sobre tus pies. Con el tiempo, esta presión adicional puede causar una pronación excesiva o aplanamiento de los pies. También pueden retener líquidos, e hincharse como pelotas, por todo lo anterior es recomendable comprar zapatos cómodos que dispongan de un buen soporte. Compra ropa elástica. Usar pantis de comprensión premamá aliviará considerablemente la sensación de piernas pesadas, activará la circulación de las mismas y hará que se hinchen menos.

Es importante usarlo durante el embarazo. Muchas futuras mamás descubren que necesitan un tamaño de zapato más grande incluso después de dar a luz, por lo tanto, den un paso adelante si es necesario. Y una rutina de levantar los pies varias veces al día te ayudará a evitar la fatiga y la hinchazón de pies, piernas y tobillos.


2- Nutrición

Desayunar, es fundamental no saltarse el desayuno. Comer alimentos ricos en fibra. Elegir bocadillos saludables. Comer frutas y verduras a diario. Comer hasta 12 oz de pescado a la semana. Limitar el consumo de la cafeína y teína. Evitar el alcohol. Tomar vitaminas prenatales que contengan más ácido fólico y hierro que los multivitamínicos estándar para adultos. Básicamente porque el ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural. Estos defectos son anomalías graves del cerebro y de la médula espinal. El hierro estimulante el crecimiento y el desarrollo del bebé. El hierro también ayuda a prevenir la anemia, una afección en la cual la sangre tiene una baja cantidad de glóbulos rojos sanos. Además, algunas investigaciones relacionadas con las vitaminas prenatales disminuyen el riesgo de tener un bebé de tamaño pequeño para su edad gestacional.

Seguir una dieta variada y mediterráneo es lo idóneo, ya no sólo durante el embarazo sino también mantenerlo de por vida.


3- Ejercicio

Practicar los ejercicios de Kegel para un parto más fácil. Pilates, yoga, natación y caminata nos ayudarán a controlar el aumento de peso, mejora la circulación, nos aumenta el estado de ánimo y mejora el sueño. Mantenerte activa es importante para tu salud en general. Realiza una caminata o camina al menos 15-20 minutos todos los días a un ritmo moderado, en áreas frescas y sombreadas o en interiores para evitar el sobrecalentamiento, pero consulta antes con tu médico antes de comenzar cualquier actividad física.


4- Ocupaciones

Quita de tu lista de tareas pendientes: levantar cosas pesadas, subir escaleras, cambiar la arena para gatos, contacto con productos químicos agresivos, pararse cerca de una estufa caliente… evitar estas tareas o dejar que las realice la pareja o un familiar cercano nos puede evitar algún disgusto que otro.


5- Ama tu piel

Usa protector solar, tu piel es más sensible que nunca a la luz solar y serás más propensa a que te salgan manchas en la piel del rostro, cloasma, y en el cuerpo. Aplica un protector solar con un SPF de 30 o más (muchas marcas ahora lo ofrecen) y usar un sombrero y gafas de sol te ayudarán a protegerte del sol.

Evita estos aceites esenciales: romero, enebro y salvia; Pueden causar contracciones uterinas.


6- Mimarse

Disfruta de la manicura y de la pedicura, realiza salidas nocturnas de chicas con tus amigas, caminatas tranquilas o días de spa. ¡Una vez que llegue tu bebé, serás una mamá ocupada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *