Por qué enviar a tus hijos a un campamento de verano



Por qué enviar a tus hijos a un campamento de verano
Califica este post

En verano, los niños no saben muy bien qué hacer con tanto tiempo libre, si además no dispones del mismo tiempo para disfrutar con ellos, un campamento de verano es la opción perfecta. Pero no sólo por eso, sino que también porque aporta un montón de beneficios a los niños, desde socialización, responsabilidad, independencia, etc., además de diversión y aprendizaje.

Lo importante a la hora de elegir un campamento de verano es ver cuáles son las necesidades de tus hijos. Hay tantos campamentos como niños, los hay para aquellos que les gusta el deporte, la naturaleza, la música, los idiomas, o cualquier otra disciplina que les interese. La cuestión es escoger el más adecuado sabiendo no sólo que lo van a pasar bien, sino que van a estar perfectamente cuidados y atendidos.

Otra de las cosas a tomar en cuenta para escoger entre tantos campamentos de verano como hay, es si quieres que estén en territorio español, o si prefieres enviarlos al extranjero. Aprender idiomas al tiempo que se divierten es una gran opción, no sólo conocerán a niños de otras culturas y países, sino que también mejorarán su segundo idioma.

 

Las diferentes opciones de campamentos de verano


Como ya apuntábamos anteriormente, los campamentos son la mejor opción, tanto para niños como para adolescentes. Durante el campamento tendrán la oportunidad de vivir y disfrutar experiencias inolvidables no sólo a nivel emocional, sino también educacional. Esto sin duda repercutirá muy positivamente en su desarrollo personal.

Si optas por elegir un campamento en territorio español, hay campamentos en Madrid para todas la edades. Desde actividades de aventura en la Naturaleza, desarrollo del talento, o deportes con inmersión en inglés. Puedes escoger campamentos de siete o catorce días en función del tiempo de que dispongan tus hijos, y las ganas que tengan de vivir esa aventura.

Otra opción muy recomendable son los campamentos en inglés, donde los niños además de divertirse, desarrollar nuevas habilidades y hacer amigos, aprenderán y/o mejorarán un idioma. Está demostrado que estas experiencias de convivencia son muy positivas para los niños, puesto que desarrollan su motivación y autoestima.

En definitiva, tus hijos estarán haciendo lo que más les divierte y tú tendrás la tranquilidad de que están en un entorno seguro y educativo.

 

Beneficios de apuntar a tu hijo a un campamento


De todos los beneficios que los campamentos de verano pueden aportar, los siguientes son los más destacados:

  • Diversión garantizada. El objetivo principal es que los niños disfruten y se lleven experiencias inolvidables, todo ello en un entorno relajado y lleno de energía positiva.
  • Aprenderán a compartir. En los campamentos los niños aprenderán a compartir sus ideas, vivencias y conocimientos con otros niños. Además, aprenderán a compartir espacio, utensilios, tareas comunes y trabajo en equipo, todo ello hará que desarrollen no sólo sus habilidades sociales, sino también su amor propio.
  • Habilidades sociales. Gracias a los campamentos, los niños pueden hacer nuevas amistades, además de verse obligados a adaptarse a un nuevo entorno, tendrán la oportunidad de desarrollar habilidades sociales tan importantes como la empatía, la generosidad y la aceptación de los demás.
  • Educación en valores. El trabajo en equipo, la solidaridad, la autoestima, la responsabilidad, el compañerismo, la independencia y la competitividad sana son solo algunos de los muchos valores que pueden aprender y afianzar en un campamento de verano.
  • Hábitos de rutina y orden. Aunque las actividades que se proponen se orientan a la diversión y el disfrute, en los campamentos se fomentan el orden y las rutinas, lo que deriva, entre otras capacidades, en un desarrollo de la voluntad y de los buenos hábitos del niño.
  • Nuevas experiencias. Es una ocasión única para que los niños prueben nuevas actividades, lo que repercutirá en un mejor conocimiento de sí mismos y, por ende, en su crecimiento personal y madurez según su rango de edad.
  • Autonomía e independencia. De manera natural, al tener que adaptarse al nuevo entorno y afrontar situaciones a las que, quizás, se enfrenta por primera vez, los niños podrán enriquecer tanto su autonomía como su autoaprendizaje. Si además, se trata de cursos de inglés en el extranjero, el hecho de viajar sin los padres, les hace asumir nuevas responsabilidades y confiar más en sí mismos.
  • Nuevas y mejores capacidades de comunicación. Debido a que esta nueva experiencia ha estado llena de estímulos nuevos, los niños estarán más que dispuestos a compartir sus vivencias con su familia. Esto enriquecerá sus habilidades comunicativas y dará información muy valiosa a su familia, y al mismo tiempo los hará desarrollar su lenguaje y capacidad de procesamiento de ideas.
  • Reciben atención personalizada. Cada niño, es tratado según sus necesidades particulares, aunque forme parte de las actividades diseñadas para el grupo. Los monitores cuentan con la formación necesaria para saber cómo sacar lo mejor de cada uno de los niños para que se integren y den lo mejor de sí mismos.

Con todo esto, no cabe duda de que los campamentos de verano son la mejor opción tanto para niños como para padres, ahora sólo queda elegir a qué campamento apuntarse.

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies