Camas abatibles, una solución para los dormitorios pequeños

camas abatibles

La importancia de contar con un lugar de estudio ordenado, limpio y amplio es algo en lo que la mayoría de los profesionales de educación coinciden. No obstante esto, muchas veces, resulta un problema, puesto que los ambientes en donde duermen los niños no son amplios. Por tanto, en las próximas líneas os vamos a contar algunos trucos para hacer de los dormitorios de los niños, lugares con más espacio y adecuados para que ellos puedan estudiar y jugar también.


7 Trucos para solucionar los dormitorios pequeños de los niños

Camas abatibles

En primer lugar, es importante tener en cuenta las camas abatibles, diseñadas exclusivamente para espacios pequeños. Esta es una de las soluciones más elegidas por parte de los padres a la hora de ampliar el lugar de estudio de los niños, especialmente cuando comienzan a crecer, puesto que no es el mismo espacio que un niño de 4 o de 12 años requerirá.

Por otra parte, existen diseños variados que se pueden ajustar al estilo de decoración de cada hogar así como también camas dobles, horizontales, verticales, individuales, etc. También podrás escoger entre camas abatibles con estantes para optimizar mucho más el espacio del cuarto de los peques.

Colores claros para las paredes

Otro truco muy simple y económico también es pintar las paredes con colores claros. Por ejemplo un naranja clarito, blanco, verde agua, celeste, lila, etc. En este sentido también debemos tener en cuenta que el suelo, si es de color claro, también parecerá más amplio. Esto ocurre porque los colores claros rebotan la luz, por lo que el cuarto parecerá más iluminado; algo ideal para espacios que también son áreas de juegos y/o de estudios.

Piensa en muebles colgantes

Si debes colocar una biblioteca, algún estante para libros o adornos, piensa en aquellos muebles colgantes. En este aspecto, las camas abatibles con estantes son perfectas y te ahorrarás el hecho de adquirir una biblioteca adicional. Esto permitirá que los niños tengan más espacio para jugar o bien para colocar un escritorio.

Mantén el orden

Aunque parezca una obviedad, un cuarto ordenado te permitirá que la habitación para dormir se convierta en un espacio para poder estudiar y realizar los deberes de los niños. Es importante recordar que todo espacio para el estudio debe ser ordenado, silencioso, tranquilo e iluminado.

Escritorios replegables

Otra de las opciones muy elegidas por los padres es la de adquirir un escritorio replegable. Esto te permitirá elegir un escritorio amplio pero que, cuando los  niños no estén estudiando, puedas plegarlo a fin de utilizar dicho espacio para otro fin.

Decora el techo del cuarto de los niños

Si utilizas algún papel tapiz o vinilo para decorar el techo, este se verá mucho más profundo, especialmente si lo decoras con vinilos fosforescentes.

Ventilación y temperatura adecuada del cuarto de los niños

Por último, pero no menos importante, debemos considerar la temperatura de la habitación; esta no debe ser ni muy cálida, ni muy fría. También es importante que el ambiente esté libre de humo o de olores intensos (olor a comida, perfumes fuertes, etc) ya que estos podrán desconcentrar a los niños.

Con estos simples trucos podrás convertir un dormitorio pequeño de los niños en un área de juegos y de estudio también.

close

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *