Bebés de alta demanda



Cuando hablamos de bebés de alta demanda no nos estamos refiriendo a algo patológico o que se trate de un problema que tiene el niño.

El doctor William Sears, pediatra estadounidense, fue quien utilizó por primera vez este término y lo hizo al observar a sus propios hijos detectando que, uno de ellos, era más demandante en relación a sus otros hijos. Él llegó a la conclusión de que un bebé de alta demanda no se tranquiliza excepto al estar en brazos de sus padres. Eso requiere que la madre, especialmente, lo tenga constantemente en brazos pues, a menudo, estos bebés solo se calman con el pecho de la madre.

Un bebé de estas características precisa más apego, más mimos y más contención. No hay nada de malo en ellos, simplemente necesitan más atención y la única forma de expresarlo es mediante el llanto”, explica el Dr, Sears


Características de los bebés de alta demanda

  1. Expresión al máximo. Estos niños expresan todo lo que les pasa y lo hacen con toda la intensidad posible: si están felices, tristes, si tienen frío, calor, sueño, etc lo expresarán haciendo que todos los presentes noten su estado de ánimo.
  2. Son bebés hiperactivos. Su mente está en constante actividad, demandando también estímulos continuos.
  3. Siempre quieren más. Son bebés a los que nunca les alcanzará el contacto físico con el adulto: ellos siempre quieren más.
  4. Son muy sensibles. Ante el menor estímulo, estos niños suelen romper en llanto desconsolado.
  5. No toleran la separación. Son pequeños que necesitan estar las 24 horas del día con sus padres, especialmente con la madre. No toleran la idea de separarse de ella ni un instante.
  6. Son pequeños impredecibles. Aunque los padres ya conozcan las mañas y las formas de sus bebés, con estos niños nada está dicho pues sus padres no pueden prever qué les gustará y qué no, cuándo llorarán o cuándo no lo harán.
  7. Se alimentan frecuentemente. El acto mismo de la succión (pecho o mamadera) les produce calma. Es por eso que siempre están buscando saciar su demanda que no necesariamente está vinculada al hambre, sino más bien al apego.
  8. Duermen poco. Más allá de la edad del bebé, estos son pequeños que duermen poco y suelen hacerlo únicamente cuando sus madres están con ellos, pero al despertar la madre, ellos inmediatamente también lo hacen.
  9. No pueden calmarse solos. Tal como comentamos más arriba, necesitan del adulto o cuidador para sentir tranquilidad.

 

Niños de alta demanda 2 años

Las características de un niño de alta demanda alrededor de los dos años varían en función del tipo de crianza previa que se le haya dado. Por esa razón, insistimos en que una guardería a temprana edad (después del año) favorece el vínculo y ayuda en la independencia del pequeño.

 

Niños de alta demanda 3 años

Si bien un bebé de estas características puede ir modificando progresivamente su conducta, no necesariamente dejará de ser un bebé de alta demanda. Lo que sí ocurre mayormente después de los 3 años es que estas características van cambiando. Por ejemplo; si el pequeño era testarudo, esto se convierte en perseverante; si ha necesitado de la compañía constante del adulto, esto se transforma en empatía; si ha sido un bebé muy intenso, esto se convierte en constancia de su parte.


Causas de los bebés de alta demanda

Si bien no existen estudios que puedan afirmar la causa de este tipo de bebés, muchos creen que esta tiene relación con el tipo de contacto-crianza que la madre le brinda al bebé, aunque ciertamente no existen investigaciones al respecto.


La guardería y los bebés de alta demanda

Para un bebé de estas características es positivo llevarlo a una guardería (al menos unas horas por semana) desde temprana edad, ya que este niño necesitará:

  • Descargar más energía que otros bebés, y esto lo puede lograr si después del año de vida se lo inscribe en una guardería.
  • Necesitará realizar paulatinamente el desapego de sus padres. Si bien esto no será una tarea sencilla, es imperioso que este tipo de niños tenga algunas horas a la semana lejos de la madre (o al menos que perciba que la madre no está presente en ciertos momentos) para que ellos comiencen a comprender que niño y mamá son personas diferentes.

Testimonios de madres de bebés demandantes afirman que, más allá de la angustia que la mamá siente por llevar a su bebé algunas horas a una guardería, muchas veces no solo es necesario sino beneficioso para el vínculo.


Consejos para padres de bebé de alta demanda

  • No sentir culpa. Muchos padres creen que algo malo han hecho y se sienten terriblemente responsables por ese tipo de vínculo. La realidad es que estos niños son así y no depende de que los padres (especialmente la madre) hayan hecho algo malo.
  • Acepta que él o ella son así. Aceptar que ese niño tiene otro tipo de requerimientos es lo mejor para poder tomar las cosas con calma.
  • No lo compares. Una vez que se descubre que un bebé tiene alta demanda, muchos padres no pueden evitar compararlos con otros niños. Esto no suma ni al niño, ni a sus padres, ni al vínculo.

¿Los bebes de alta demanda son más inteligentes?

Si bien no existen estadísticas que demuestren esta relación, lo cierto es que desde la observación y la consulta clínica, existe una relación de bebés con alta demanda que posteriormente (alrededor de los 2, 3 o 4 años) son diagnosticados con capacidades altas también.

artículos recomendados educapeques


© 2019 ▷ Educapeques ➡➤ [ Bebés de alta demanda ] Familia y niños  @educapeques

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *