¿Cómo ahorrar en la indumentaria de los pequeños para este 2020?

indumentaria pequeños

Aunque muchos no suelen percatarse, la renovación de los uniformes escolares es una de las tareas que mayor impacto tienen en el bolsillo de las familias de todo el mundo. El inicio de cada año, acompañado de la vuelta a clases, no hace más que recordarnos que es necesario invertir de forma constante en esta industria.

Es por eso que, a medida que el crecimiento de los más pequeños de la casa comienza a acelerar, a la vez que pueden incluirse nuevos miembros, los padres tienen que desarrollar estrategias para brindarle las mejores opciones a sus hijos sin quedar en la bancarrota. Aquí te presentamos algunos consejos con los que podrás ahorrar en el año escolar:


Temporadas de descuento

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la industria de la ropa escolar no solo se nutre del inicio a clase, sino que se mantiene activa a lo largo del año con precios que van escalando a medida que disminuye la oferta. Es por eso que tenemos que adelantarnos a este fenómeno, aprovechando especialmente las temporadas de descuento que se lanzan de forma periódica.

No se trata únicamente de hacer compras para todo el año durante el verano cuando comienzan las primeras ofertas, sino también de estar con los ojos bien abiertos ante posibles descuentos similares a lo largo del año, como puede ocurrir durante la temporada navideña y la vuelta a clases en el mes de enero.

Ya sea que optes por un catálogo de Price Shoes con el que puedes encontrar decenas de modelos de zapatos escolares para niños a precios de descuento de hasta 30%, o que prefieras comprar con descuentos similares en minoristas como H&M y Mundo Terra, las temporadas de descuento serán tus mejores aliadas en el ahorro.


Comprar por Internet

Sin embargo, aprovechar una temporada de descuento para renovar el uniforme de los niños cuando miles de personas tienen la misma puede ser más complejo de lo que parece. Es por eso que el comercio electrónico es nuestra mejor opción, ya que no solo estaremos ahorrando dinero en cada compra, sino también tiempo.

Gracias a que cada vez más minoristas desarrollan estrategias para posicionarse en Internet, encontrar proveedores de confianza se vuelve más sencillo. Pero estas compras deben realizarse con cuidado y planificación, evitando adqiurir prendas que no sean del tamaño adecuado para nuestros hijos, o de la calidad deseada.


No todo debe ser un estreno

Finalmente, y aunque pueda ser muy difícil de entender para algunos padres, es necesario que nos demos cuenta de que no siempre tendremos que comprar ropa de estreno para nuestros niños. Cuando el ahorro es una necesidad para la familia, “reciclar” algunos productos puede ser una de las mejores opciones que tomemos de cara a un nuevo ciclo escolar.

Esto no significa que tendremos que forzar a nuestros hijos a llevar prendas de vestir dañadas o completamente anticuadas, sino que antes del inicio de clase tendremos que hacer una revisión extensiva de lo que tenemos para determinar qué prenda puede cumplir con el ciclo de vida planificado por la empresa que la elaboró.

Puede ser que una camisa no sirva debido al percudido del uso constante, o que un par de zapatos no calce por el crecimiento normal de los niños, pero sí es posible que un cinturón o un par de pantalones puedan seguir utilizándose sin comprometer la comodidad de nuestros hijos.

Ahorrar en el uniforme de los niños es cada vez más importante, y es una necesidad que no desaparecerá hasta que estos salgan de la secundaria. Con esto en mente, investiga, planifica y ahorra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *