El uso del Whatsapp en los niños.



descargar-whatsappWhatsApp se ha convertido en la aplicación de mensajería instantánea por excelencia, que no debe faltar en ningún Smartphone. Según datos de 2016 ha alcanzado ya los 1000 millones de usuarios en todo el mundo, y lo que puede preocupar a muchos padres es que buena parte de esos usuarios son los más pequeños de la casa. ¿Es aconsejable que los niños utilicen libremente esta aplicación? ¿Es realmente inofensiva? Ciertamente hay algunas consideraciones a tomar en cuenta, y a continuación te las contamos.

Lo que se comparte en Whatsapp

WhatsApp recibe y envía mensajes de texto a través de internet, pero eso no es lo único que hace. También tiene servicio de correo electrónico, sistema de mensajería multimedia y, desde el año pasado, capacidad para realizar videollamadas. Igualmente, permite a sus usuarios crear y unirse a grupos donde pueden compartirse toda clase de datos, desde fotos y vídeos hasta enlaces y archivos de voz. Y no todo puede quedarse en privado.

Para empezar hay que ir directamente a los Términos y Condiciones de la aplicación, a un sector en particular: “Usted afirma que es mayor de 16 años de edad, o menor emancipado, o posee consentimiento legal de sus padres o tutor, y es plenamente capaz y competente para entrar en los términos, las condiciones, obligaciones, afirmaciones, declaraciones y garantías establecidas en estos Términos de Servicio, y de acatar y cumplir con estos Términos de Servicio. El Servicio de WhatsApp no está destinado a niños menores de 16 años. Si usted es menor de 16 años de edad, no está autorizado a utilizar el Servicio de WhatsApp”. Por tanto, debemos tener claro que la plataforma no es en verdad apta para los niños, y hay una razón para ello.

Al aceptar estos términos, además, permitimos a WhatsApp acceder a nuestros mensajes, fotografías y otros archivos, herramientas del sistema e incluso al directorio telefónico. Y, por lo general —según la legislación de cada país—, los menores de 14 años no pueden autorizar a que alguien obtenga sus datos personales ni fotografías sin el consentimiento escrito de sus padres.

whatsapp

La seguridad en Whatsapp

Aunque decidamos saltar el detalle de los términos, vale la pena recordar que WhatsApp ha tenido graves problemas de seguridad desde el 2011, de modo que los mensajes y fotografías de sus usuarios han quedado expuestos para cualquiera que quisiera verlos y utilizarlos. En abril de este año se activó un nuevo cifrado, pero lo mejor es asumir que existe la posibilidad de que estemos ‘hablando en público’ y, por tanto, compartiendo nuestros archivos al público. Algo por completo desaconsejable para los niños.

A pesar de todo, se puede utilizar WhatsApp con responsabilidad. Sólo hay que tener buen cuidado con lo que se comparte: especialmente para los menores no es recomendable subir fotografías de sí mismos ni compartir datos demasiado personales como la dirección. Además, debe enseñárseles las normas más básicas de la ‘etiqueta’ en las redes sociales y la web: evitar el bullying, los rumores, los malos usos, el contenido inapropiado y, sobre todo, usar con mucha mesura.

Isabel Pérez

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr1



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies