Conoce tratamientos para los trastornos de conducta en un niño



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Todos los niños en algún momento o periodo se portan mal, esto es algo normal y forma parte de su desarrollo normal. Sin embargo, algunos niños tienen como patrón habitual un conjunto de malas conductas que por su gravedad y persistencia pueden ser entendidas como un trastorno de conducta. Los trastornos de conducta infantil, son un problema que puede tener graves consecuencias y es importante llevar tratamientos adecuados.

¿Qué son los trastornos de conducta?

Muchos niños en algunos momentos determinados pueden tener malas conductas, pueden actuar de un modo agresivo, desafiante, oposicionista, etc. La mayoría de estos problemas de conducta aparecen en momentos concretos como el nacimiento de un hermano, la separación de los padres, cambio de domicilio, etc.  y son problemas leves o moderados que normalmente desaparecen en poco tiempo.

Te puede interesar leer…..

celos entre hermanos
Celos entre hermanos. La llegada de un hermanito

Sin embargo, algunos de estos problemas de conducta pueden agravarse e intensificarse y podemos hablar entonces de trastornos de conducta.

Los trastornos de conducta, son trastornos de carácter clínico, que se manifiestan con una alteración significativa del comportamiento habitual del niño. El niño lleva a cabo un comportamiento que limita e incluso, imposibilita su adecuado funcionamiento personal, social, familiar y académico y conlleva graves consecuencias. Los trastornos de conducta son alteraciones muy graves de conducta, que se caracterizan por la intensidad y la intencionalidad de los actos del niño y la persistencia de estas acciones durante al menos 6 meses.

Cómo saber si un niño sufre de trastornos de la conducta

Establecer el límite entre los problemas de conducta en los niños (aquellos que aparecen como parte del desarrollo evolutivo normal) y los trastornos de conducta en la infancia (aquellos que se consideran trastornos por su gravedad e intensidad), puede ser complicado. A veces, no es fácil distinguir el límite entre los síntomas de los trastornos de conducta y los problemas de conducta habituales.

Veremos algunos puntos que nos pueden ayudar a saber cuándo un niño tiene un trastorno de conducta, que nos pueden servir de referencia, en cualquier caso, ante cualquier duda sobre los síntomas de trastornos de conducta debemos consultar con un especialista.

  • Cuando la mala conducta del niño interfiere en sus áreas de funcionamiento diario. Es decir afecta a su rendimiento académico, relaciones sociales y familiares, le afecta a su estado de ánimo y supone un problema grave. 
  • Cuando la gravedad de las conductas desafiantes y oposicionistas es muy elevada e intensa, podemos estar ante un niño con trastorno de conducta
  • Cuando las malas conductas son demasiado intensas y puede provocar daños a sí mismo y/o a otras personas.
  • Podemos hablar de trastorno de conducta en la infancia, cuando los problemas persisten y se prolongan en el tiempo, por un periodo de 6 meses o más. 

Métodos y tratamientos para el trastorno de la conducta

Es muy importante tratar los trastornos de conducta en los niños para evitar consecuencias futuras. Existen diferentes tipos de trastornos de la conducta y en muchos casos conllevan patologías asociadas como TDAH, problemas de aprendizaje, problemas cognitivos, a veces también depresión, trastorno bipolar, etc. por ello el tratamiento debe ser un tratamiento multidisciplinar y adaptado a las necesidades específicas de cada uno de los niños.

  • En primer lugar es muy importante hacer una evaluación especifica de la conducta, saber porque lo hace y cuando lo hace y que factores intervienen. En este análisis se incluyen las contingencias que recibe la conducta por parte de los padres. 
  • A partir de ahí se establecen los objetivos de la intervención y el método más efectivo. 
  • Los métodos de modificación de la conducta suelen ser los más efectivos para los niños con trastorno de la conducta. Se trata de métodos que consiguen suprimir la conducta no deseada y favorecer otra conducta. Algunos de estos métodos son: economía de fichas, contratos conductuales, modelado, etc. 

© 2017 Tratamientos para los trastornos de conducta en un niño Celia Rodríguez Ruiz

@educa_aprende

Quieres conocer más sobre los problemas de educación en nuestros hijos. Consulta nuestro Diccionario para padres y madres: Términos cotidianos sobre la educación de nuestros hijos resumidos en este diccionario para padres

diccionario para padres
Diccionario para padres



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies