¿Qué es el síndrome del impostor y cómo combatirlo efectivamente?

síndrome del impostor

El síndrome del impostor es un trastorno psicológico, que no discrimina y que cualquier persona puede padecerlo sin siquiera notarlo.

Esta sintomatología afecta a muchas personas en el mundo, que se desenvuelven en todo tipo de actividades, desde hombres de negocios, artistas, deportistas e incluso estudiantes.

No existe un perfil específico para sufrir del síndrome del impostor y tanto hombres como mujeres pueden padecer de este problema, que se hace presente en los rincones de la mente para robar tu seguridad y la confianza en ti mismo.

Este tipo de alteración de la realidad, hace sentir a quienes la sufren que no son lo suficientemente capaces o merecedores de algún éxito.

Por lo que si has estado muy pesimista últimamente o de manera inusual, debes estar alerta ya que podrías estar padeciendo del síndrome del impostor y será necesario fomentar la confianza y seguridad en tí mismo. Algunos síntomas que pueden indicar que estás experimentando el síndrome del impostor incluyen sentirte inseguro acerca de tus habilidades, creer que tu éxito ha sido solo por suerte o error, compararte constantemente con los demás y temer ser descubierto como un fraude.

Para superar el síndrome del impostor es importante reconocer tus logros y creer en tu valía, practicar la autocompasión y el autocuidado, buscar apoyo de amigos, familiares o profesionales de la salud mental y cambiar tus pensamientos negativos por positivos.

Recuerda que todos tenemos momentos de duda y falta de confianza en nosotros mismos, pero es importante no dejar que el síndrome del impostor se apodere de tu vida y afecte tu bienestar emocional.

Si sientes que estás luchando con este problema, no dudes en buscar ayuda y trabajar en superarlo. ¡Tú vales mucho y mereces creer en ti mismo! 


¿Qué es el síndrome del impostor?

El síndrome del impostor, también conocido como síndrome del fraude o síndrome del autoengaño, es un fenómeno psicológico en el que las personas dudan de sus logros y sienten que son una especie de fraude. Se caracteriza por una autocrítica excesiva y una atribución interna, donde se atribuyen los éxitos a factores externos y los fracasos a la falta de habilidad propia.

El síndrome del impostor puede afectar a cualquier persona, y existen numerosos ejemplos de síndrome del impostor en la sociedad, incluidos algunos famosos con síndrome del impostor. La psicóloga Pauline Clance acuñó el término para describir la sensación de sentirse un impostor en el trabajo, a pesar del éxito y las habilidades demostradas. También, Emma Watson – La actriz conocida por su papel en la serie de películas de Harry Potter ha hablado sobre sentirse como un fraude a pesar de su éxito y educación y Tom Hanks (entre otros) – Uno de los actores más queridos de Hollywood ha expresado en entrevistas que en ocasiones siente que no merece los elogios que recibe.

Para prevenir el síndrome del impostor es importante trabajar en la confianza en uno mismo y en la autocrítica excesiva. Si crees que padeces el síndrome del impostor, es fundamental buscar terapia para combatirlo y aprender a lidiar con el síndrome. Las consecuencias del síndrome del impostor pueden ser perjudiciales para la salud mental y el bienestar emocional, por lo que es crucial abordarlo de manera adecuada.

ejemplos síndrome impostor

Ejemplos del síndrome del impostor

  1. Cuando recibes un reconocimiento en el trabajo: Imagina que después de años de esfuerzo, la empresa donde trabajas te otorga un premio al «Empleado del Año». En lugar de sentirte orgulloso, sientes que quizás recibiste el premio porque la empresa quería hacerte sentir bien, no necesariamente porque tu trabajo fuera excepcional. Piensas que tus colegas quizá estén más cualificados y que solo tuviste un buen año por circunstancias aleatorias.
  2. Al ser seleccionado para liderar un proyecto importante: Supongamos que en tu lugar de trabajo te asignan como líder de un proyecto crítico. Aunque todos en la reunión parecen confiados en tu capacidad, internamente te preocupas constantemente por no estar a la altura de las expectativas y sientes que tu selección fue más una cuestión de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, en lugar de por tus verdaderas habilidades y experiencia.
  3. Durante una presentación en una conferencia: Eres invitado a hablar como experto en una conferencia profesional sobre tu campo de especialización. A pesar de tus años de experiencia y conocimiento, te sientes como un novato entre tus pares. Durante la presentación, te asalta la idea de que los asistentes podrían descubrir que no sabes tanto como aparentas y que no mereces estar en esa posición de autoridad.

El síndrome del impostor se manifiesta de diversas maneras, incluyendo dudas sobre uno mismo y sus capacidades, miedo al fracaso, perfeccionismo, atribución interna negativa, autocrítica excesiva, comparación constante con los demás y una constante sensación de no ser lo suficientemente bueno.

Las personas que experimentan este síndrome suelen cuestionar repetidamente sus competencias y logros, temiendo ser descubiertas como fraudulentas. El perfeccionismo puede llevar a establecer estándares inalcanzables, lo que a su vez aumenta la autocrítica y la atribución interna negativa. La constante comparación con los demás puede intensificar la sensación de no estar a la altura y alimentar las dudas sobre el propio valor.

En el caso específico de mujeres, el síndrome del impostor puede ser especialmente prevalente debido a las presiones sociales y culturales que pueden influir en su autoimagen y autoestima.

infografía síntomas síndrome del impostor

¿Cuáles son las causas del síndrome del impostor?

Las causas que pueden causar la aparición del síndrome del impostor, no están totalmente definidas desde el punto de vista clínico. Sin embargo, se sabe que hay factores que influyen en desarrollo del síndrome del impostor, como los siguientes:

  • Miedo al fracaso.
  • Enfrentar nuevos retos.
  • Baja autoestima y confianza.
  • Niveles de auto exigencia muy elevados.
  • Estereotipos sexuales y diferencias salariales.
  • Seguimiento y comparación de patrones equivocados.
  • Presión y altas expectativas familiares durante la infancia y la adolescencia.

Hoy en día, a todos estos factores que pueden desarrollar el síndrome del impostor, le podemos agregar el elemento de la exposición social generada en las redes sociales; en donde la presión social hace necesario presentar la mejor imagen posible de sí mismos. Este puede convertirse en un ambiente propicio para que aumente el temor de las personas a no ser aceptadas como son, generando fobia hacia el rechazo e inseguridad de no estar al nivel de otras personas.


Las personas con síndrome del impostor experimentan una sensación persistente de ansiedad y estrés, acompañada de depresión y una baja autoestima. Este fenómeno afecta su capacidad para relacionarse tanto en ámbitos personales como profesionales, ya que sienten que no son lo suficientemente valiosos o competentes. Como resultado, enfrentan dificultades para alcanzar el éxito y se auto boicotean en sus metas y logros.

Resumen de las consecuencias del síndrome del fraude o del impostor en las personas:

  • Sentimientos de ansiedad y estrés constantes
  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Problemas en las relaciones personales y profesionales
  • Dificultad para lograr el éxito

El síndrome del impostor puede manifestarse de diversas maneras, pero sus consecuencias suelen ser muy similares para aquellos que lo experimentan. La sensación de fraude puede interferir en el rendimiento laboral y académico, generando un círculo vicioso que dificulta el avance profesional y personal. Además, esta autopercepción distorsionada puede dificultar la formación de relaciones sólidas y el establecimiento de metas realistas.

síndrome del fraude

El síndrome del impostor es esa voz interior que nos dice que no somos suficientemente buenos, a pesar de las evidencias que demuestran lo contrario. Afecta a muchas personas exitosas, generando una sensación constante de auto-duda. Pero no estás solo y hay estrategias para superarlo. Aquí te presento un listado con algunas de ellas, incluyendo las que ya has proporcionado y algunas adicionales que podrían ser útiles.

  • Reconocer los síntomas: Identificar los momentos en los que te menosprecias o dudas de tus capacidades es el primer paso para superar el síndrome del impostor.
  • Entender las raíces del síndrome: A veces, comprender por qué sientes que eres un impostor puede ayudarte a contrarrestar esos sentimientos.
  • Aceptar que no eres perfecto: Comprende que la perfección es un ideal inalcanzable y que cometer errores es parte del crecimiento personal y profesional.
  • Cambiar la forma de pensar: Transforma tus pensamientos negativos en positivos. En lugar de decir «No puedo hacer esto», piensa «Voy a aprender cómo hacerlo».
  • Hablar sobre tus sentimientos: Comparte tus experiencias con amigos, familiares o colegas. Descubrirás que muchos comprenden y comparten tus sentimientos.
  • Escribir afirmaciones positivas: Escribe y repite afirmaciones que refuercen tu valor y habilidades, como «Soy competente y capaz en lo que hago».
  • Celebrar tus logros: Toma un momento para reflexionar sobre tus éxitos y celebra tus esfuerzos y logros, no importa cuán pequeños sean.
  • Crear un portafolio de logros: Mantén un registro de tus éxitos, comentarios positivos y feedback para consultarlos cuando dudes de ti mismo.
  • Buscar ayuda profesional: Si te sientes abrumado por estos sentimientos, hablar con un terapeuta o consejero puede proporcionarte herramientas para lidiar con ellos.

Estas estrategias no son soluciones rápidas, pero con práctica y tiempo pueden ayudarte a construir confianza en tus habilidades y a reconocer tu propio valor.


Resumen y conclusiones finales

En nuestra investigación sobre el síndrome del impostor, hemos leído y estudiado algunas opiniones de profesionales muy cualificados sobre este trastorno. La Dra. Valery Young, es internacionalmente reconocida por sus estudios sobre el síndrome del impostor. Sus comentarios relacionados con este tema, han sido citados en muchas publicaciones de todo el mundo. Ella indica, que este tipo de trastorno es muy habitual y que según las estadísticas que ella maneja, por lo menos 7 de cada 10 personas lo han sufrido alguna vez en su vida, pero que la mayoría de ellas no ha tenido conciencia de este padecimiento.

Otra de las opiniones importantes sobre el síndrome del impostor, la ofrece la asesora profesional Aida Baida Gil, que comenta que esta complicación psicológica se puede presentar de dos formas posibles. Siendo la primera, que tiende a desaparecer a medida que adquirimos mayor experiencia y confianza y la segunda, la observa como un grave problema, ya que en este caso en lugar de desaparecer tiende a empeorar.

En resúmen el síndrome del impostor es un fenómeno sorprendentemente común que parece acechar en las sombras del éxito. Mi visión sobre este tema es que refleja una discrepancia entre nuestra autopercepción y la realidad de nuestras capacidades y logros. Es como si nuestra mente jugara al escondite, donde la confianza se esconde y las dudas buscan constantemente. Sin embargo, hay algo profundamente humano en cuestionarnos a nosotros mismos; nos mantiene humildes y siempre dispuestos a aprender.

Aceptar nuestras imperfecciones no significa rendirse a ellas, sino reconocer que son parte integral del crecimiento. Cambiar la forma de pensar, entonces, se convierte en un acto de equilibrio entre la autoaceptación y la auto-mejora. Al celebrar nuestros logros, grandes y pequeños, y al buscar ayuda profesional cuando sea necesario, nos damos permiso para valorar nuestro progreso.

Para mí, la clave para superar el síndrome del impostor radica en un diálogo interno más amable y en construir una comunidad de apoyo que refleje nuestra valía. A fin de cuentas, todos somos aprendices en la vasta escuela de la vida, y sentirnos como impostores de vez en cuando es parte del curso. Lo importante es no permitir que esas dudas nos paralicen, sino usarlas como escalones para alcanzar una versión más auténtica y realizada de nosotros mismos.

También te puede interesar: Síndrome de Münchhausen por poderes (MSBP). Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es el síndrome del impostor y cómo combatirlo efectivamente? Share on X

© 2024 ▷ Educapeques ➡➤ [ Síndrome del impostor: qué es y cómo superarlo ] Escuela de padres ✏️ Ángel Sánchez Fuentes | 👨‍🎓Docente y creador de blogs educativos @educapeques

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *