Trastorno del procesamiento sensorial: Síntomas, causas y tratamiento



¿Qué es el trastorno del procesamiento sensorial?


El trastorno del procesamiento sensorial es una dificultad relacionada con la forma en la que el cerebro procesa la información que recibe de los 5 sentidos: gusto, tacto, olfato, vista y oído. 

Es decir, el cerebro procesa la información que recibe de los sentidos de un modo diferente y, en la mayoría de los casos, se produce una hipersensibilidad en algunos de los sentidos. Entonces, un niño con trastorno del procesamiento sensorial será sensible a determinadas texturas, olores, sabores, colores o sonidos.

 

Es importante aclarar que este trastorno se encuentra muy asociado a personas que tienen trastorno del espectro autista (TEA). Así, entre un 60 y 90% de niños con autismo, padece algún tipo de trastorno del procesamiento sensorial. Aunque no todas las personas con trastorno del procesamiento sensorial tienen autismo (TPS). 


Síntomas del TPS

Es importante mencionar que los síntomas se pueden hacer presentes en uno o en más de uno de los sentidos. También vale aclarar que se presenta mayormente en niños aunque hay adultos con TPS que han realizado estrategias de adaptación puesto que, mayormente, padecen este trastorno desde pequeños.

Los síntomas más frecuentes se dan en torno a la hipersensibilidad o a la hiposensibilidad. 

 

Hipersensibilidad

Estos niños tienen hipersensibilidad a:

  1. Telas o texturas rugosas o ásperas. Esto hace que los niños se sientan incómodos y eviten tocar ciertas texturas. En el caso de las telas, un niño con TPS puede querer quitarse la ropa porque una tela le resulta insoportable para su piel.
  2. Sonidos. Pueden ser muy sensibles a los sonidos ambientales o a algunas melodías sintiéndose atraídos a ellas o, por el contrario, rechazándolas. También esto tiene relación en cuanto al volumen de dichos sonidos ya que a menudo pueden oír sonidos extremadamente bajos.
  3. Desde lo visual, mayormente les molestan las luces muy brillantes o intermitentes (como las de los árboles de navidad)
  4. En cuanto al gusto de las cosas, se combina la textura, la vista y el olfato especialmente de los alimentos. Una persona con TPS  puede sentir rechazo por el olor, color o textura de un alimento en su boca.

 

Es importante hacer mención que también una persona con TPS puede tener alterado lo vestibular es decir su equilibrio y la relación con los objetos así como también puede estar alterado lo propioceptivo, es decir, la comprensión de su propio cuerpo a nivel tamaño.

 

Relación del TPS con las habilidades motoras

A menudo, un niño con TPS puede tener problemas con lo motor, pudiendo no controlar sus movimientos, su equilibrio, etc. Estos niños generalmente no querrán subirse a un columpio, subir o bajar las escaleras o sujetar apropiadamente un lápiz o bolígrafo.

 

Hiposensibilidad

En casos de hiposensibilidad, es decir, poca o baja sensibilidad los niños tendrán las siguientes características:

  1. Querrán treparse o subirse a sillas, bancos, columpios, toboganes, etc.
  2. Son pequeños que no pueden estar quietos
  3. Buscan sensaciones todo el tiempo: saltar, cantar, bailar, etc.
  4. Puede tener alterada la percepción sensorial de su propio cuerpo.
  5. Necesita de estimulación sensorial constante, por lo que puede necesitar estímulos virtuales por ejemplo.
  6. Son niños que pueden morder o masticar cosas, incluyendo ropa sus propias manos.
  7. También a menudo presentan trastornos del sueño.


Causas del trastorno del procesamiento sensorial 

Aún no se ha podido determinar qué es lo que causa este trastorno, aunque sí es más frecuente hallar estos síntomas en personas con autismo, por lo que se sospecha alguna causa genética asociada. Sin embargo, aún no se ha podido confirmar nada al respecto.


Tratamiento del TPS

Se han obtenido resultados muy favorables usando la terapia de integración sensorial. 

 

¿Qué es la terapia de integración sensorial? 

Es un tipo de terapia que presenta estímulos progresivos y variados en un ambiente controlado a fin de determinar cuál es el umbral de percepción que tolera la persona así como también cuales son los sentidos que mayor trastorno sensorial tienen afectados. Partiendo de esta base, se establece un programa de estimulación para que las personas aprendan progresivamente a tener tolerancia sensorial o bien a reconocer la baja sensibilidad, dependiendo de cuál sea el caso.

artículos recomendados educapeques


© 2019 ▷ Educapeques ➡➤ [ Trastorno del procesamiento sensorial: Síntomas, causas y tratamiento ] María Eugenia Daney  Escuela de padres  @educapeques

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *