Niños violentos en la clase de mi hijo. Cómo actuar



Niños violentos en clase. Cómo actuar

Si en la clase de tu peque hay algúnos niños violentos seguramente sientas algo de preocupación. Quizás te preguntarás cosas como “¿La maestra será capaz de proteger a mi hijo de él?” “¿Llegará el día en que mi hijo venga a casa lastimado?” O incluso, si tu hijo es uno de los agredidos llegarás a pensar mal de ese niño y hasta de sus papás.

Es natural sentir cosas así, quieres proteger a tu hijo. Sin embargo, pasado este primer momento de dudas y rabia, lo mejor para protegerlo es calmarse y pensar en soluciones. Si tu actitud es positiva facilitarás que la situación se resuelva.

Lo primero que deberías hacer es pedir una reunión con la maestra. Muéstrale tu preocupación pero sin juzgar o recriminarle su actuación. La maestra también sufre cuando tiene a un niño violento en su clase y el hecho de que los padres le den apoyo y confianza la empodera. Desde este plano abierto y confiado podéis llegar a una charla muy productiva para resolver la situación.

Si lo crees conveniente, habla con los papás del otro niño, pero siempre en privado y desde el respeto. De nuevo, ellos también sufren y seguramente no saben cómo gestionar la situación, además de sentirse juzgados o avergonzados. Si unos papás se sienten “malos padres” porque su hijo pega, les costará más activar sus recursos para resolver la situación. Así que el objetivo de esa charla debería ser limpiar esos malos sentimientos mostrando apoyo y comprensión, para pasar después, ya más tranquilos, a compartir posibles soluciones.

bullyng niños violentos

Entre todos podéis indagar cuándo ocurren estas situaciones y qué es lo que lleva al niño a utilizar la fuerza física para pensar en cómo ayudarle en esas situaciones. Al fin y al cabo, ese niño también sufre, porque no sabe cómo resolver las situaciones de otro modo y muchas veces se siente rechazado, poco hábil, motivo por el cual sigue actuando así.

Y por supuesto, habla con tu hijo o hija sobre el tema. Trata de hacerle comprender que ese niño no es malo, simplemente se equivoca o le cuesta más hacerlo bien, y pregúntale a tu peque qué podría hacer para ayudarle. Seguro que sus respuestas son muy interesantes. Enséñale también a defenderse mediante la palabra y a poner límites cuando otro niño quiera abusar o pegarle.

Los niños violentos pueden aprender a resolver sus necesidades y problemas de otro modo, y también pueden aprender a canalizar su frustración y su rabia sin dañar a los demás. Sólo es cuestión de enseñarle al niño a hacerlo
.

¿Y qué mejor que enseñárselo entre todos? La maestra, los niños de su clase, sus papás y los papás de los otros niños pueden ayudarle a hacerlo mejor. De hecho, todos podemos hacer las cosas mejor si nos unimos con ese objetivo.

 

Irene Seguranyes

Psicóloga y orientadora

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr1



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies