Mutismo selectivo. Problema emocional de inhibición en el habla

actividades mutismo selectivo

Estadísticamente sólo el 1% de la población infantil mundial posee mutismo selectivo. Un problema que afecta en el desenvolvimiento escolar del niño.

En la mayoría de los casos, los niños que sufren de mutismo también suelen presentar problemas en su personalidad, como la timidez, la dependencia, entre otros.


¿Qué es el mutismo selectivo?

El mutismo selectivo es un problema emocional de inhibición en el habla. Con mayor frecuencia este problema tiene sus inicios en la etapa preescolar, pudiendo en algunos casos llegar a la vida adulta.

Específicamente el mutismo selectivo infantil tiene que ver con la falta de lenguaje en ciertos ámbitos (por ejemplo escolar) y/o la restricción de los niños a dirigirse hacia un selecto grupo de niños o sólo del contexto familiar, dejando fuera de esta selección al resto del entorno.

Al tratarse de un trastorno emocional, el niño deja de hablar en determinado contexto o lo hace frente a determinadas personas con las que no se siente a gusto.

Síntomas del mutismo selectivo en niños

Previamente al mutismo selectivo se puede detectar ciertas características que, como padres o educadores, pueden darnos el indicio de que el niño está presentando un cuadro de este problema en particular:

Es importante hacer mención (tal como se mencionó más arriba) que este trastorno se puede presentar en la edad preescolar. No obstante si continúa a lo largo del tiempo (a edad más avanzada) hay que hacer hincapié y observar el trato que se le da en el entorno de la familia, pues se podría estar frente a un caso de sobreprotección o de exceso de atención.

Causas de mutismo selectivo infantil

En síntesis, como se ha dicho anteriormente, el mutismo selectivo en niños puede presentarse por cambios socio-ambientales pero también hay que prestar especial atención al contexto familiar, emocional y conductual del niño para poder determinar las razones exactas del mutismo.

Frecuentemente esta relacionada con la ansiedad y el miedo a ser juzgado o evaluado continuamente

En todos los casos se descarta la presencia de una dificultar neurológica o motora que impide al niño hablar.

 

el mutismo selectivo


Cómo ayudar a un niño con mutismo selectivo.

Tratamiento del mutismo infantil

  • Técnicas para reducir el grado de ansiedad. Mayoritariamente estos niños se han encontrado frente a una situación de ansiedad que ellos no logran manejar.
    Por tal razón es necesario, como padres y docentes, realizar técnicas para reducir el grado de ansiedad en los niños. Se puede emplear técnicas de relajación, meditaciones guiadas, yoga para niños, visualizaciones, etc.
  • Exposición gradual a las situaciones de estrés o temor. Lo que se intenta es que gradualmente el niño vaya perdiendo el miedo a la situación determinada.
    Por ejemplo, si el niño sólo habla con la madre se puede invitar a que la madre esté presente en el aula o en la sesión de terapia para que éste comience a dialogar paulatinamente y luego ir reduciendo el tiempo de permanencia de la madre gradualmente.
  • La técnica del premio/castigo. Esta técnica, empleada en diversos campos, modifica la conducta del niño hasta alcanzar el objetivo deseado.
  • Automodelado mediante grabaciones de audio y/o video. La técnica consiste en la grabación o filmación del sujeto al que el niño no le habla (por ejemplo la maestra) realizando preguntas que el niño debe responder de igual manera (a través de la grabación o del vídeo).
    También se puede empelar esta técnica entre compañeros del aula que estén al corriente de la situación del niño con mutismo selectivo.
    Esto ayuda a descender los niveles de ansiedad del niño y disipa miedos del niño por reacciones negativas del entorno.

Actividades mutismo selectivo

Los niños con mutismo pueden hablar tranquilamente en algunos ambientes, pero el problema es que en otros no lo pueden hacer de la misma forma y optan por el silencio. te dejamos algunas actividades para trabajar con niños que tienen mutismo selectivo.

Ejercicios para niños con mutismo

Prueba alguno de los siguientes ejercicios para que el mutismo vaya desapareciendo progresivamente:

Rompecabezas

Es uno de los juegos más clásicos y que pueden llegar a ser algunas veces complejos. Este ejercicio logra estimular la comunicación con los demás, puesto que si se hace de manera grupal, será muy beneficiosa.

Al principio, te recomiendo buscar rompecabezas sencillos y con imágenes alusivas a sus programas o personajes preferidos. Luego, podrás ir subiendo la dificultad para que el pequeño sienta la necesidad de hablar.

No obstante, no debe ser un rompecabezas como tal, ya que con un juego de mesa estaría muy bien, pues el objetivo es que para resolverlo el niño se comunique con los demás de manera espontánea.

Juegos con mímicas

Es cierto que la mímica es un medio de expresión no verbal, pero el niño no será el que deba hacer mímica, sino tú serás quien la hará.

El objetivo es hacerlo entre varias personas, pero si nada más están presentes tú y el niño, será suficiente.

La mímica puede ser sobre cualquier cosa para que el niño adivine lo que estás representando. Por ejemplo, una película y tú mediantes gestos le dirás cuál es esa película, por lo que el objetivo del pequeño será adivinar y tendrá que hablar para ello.

Juegos de ordenador

Los juegos de ordenador o realizar alguna tarea sencilla son ideales para que el niño comience a hablar sin sentir presión por parte de otra persona.

Lo ideal es que lo acompañes siempre. Además, debes tratar de jugar juegos muy sencillos para que él empiece a señalar las opciones que él cree son las correctas. Así, de manera inconsciente, el pequeño empezará a confiar más en ti.


Las 3 diferencias entre mutismo selectivo y timidez

La timidez es un sentimiento natural que suele darse durante las primeras interacciones con personas desconocidas; sin embargo, tiende a desaparecer cuando se entra en confianza.

Mientras tanto, si se padece de mutismo selectivo, la ansiedad y el malestar no terminan aunque haya pasado tiempo.

Cuando se encuentran en una reunión, las personas tímidas pueden preferir mantenerse apartadas y calladas, pero si llega a ser necesario o se sienten en confianza, son capaces de intervenir, mientras que la persona con mutismo selectivo se inhibe y no logra expresarse.

Las personas con mutismo selectivo, experimentan altos niveles de ansiedad, por lo que su desempeño escolar, laboral, social y personal, puede verse comprometido por su incapacidad de interactuar.

Diferencias fundamentales entre mutismo selectivo y timidez 

Por lo que hemos podido analizar, existen diferencias fundamentales entre mutismo selectivo y timidez.

El mutismo selectivo y la timidez tienen en común el sentimiento de inseguridad, cuando se encuentra en una situación que no conoce y que le despierta cierto grado de malestar y miedo.

No obstante, podemos identificar diferencias importantes entre el mutismo selectivo y la timidez.

Las 3 diferencias entre mutismo selectivo y timidez, son las siguientes:

  1. Grado de inhibición del habla

Las personas tímidas suelen permanecer aisladas en situaciones sociales, sin embargo, pueden ser capaces de hablar si sienten que es necesario.

Mientras que las personas que sufren de mutismo selectivo, está totalmente inhibida y no puede expresarse.

  1. Estabilidad en el tiempo

La timidez es un sentimiento que muchas personas sienten ante las primeras interacciones con personas y entornos desconocidos, pero tiende a desaparecer a medida que la persona va entrando en confianza.

El mutismo selectivo es causante de un elevado malestar y ansiedad ante situaciones donde se tenga que socializar y estos problemas no tienden a desaparecer. Mientras que la persona tímida, puede sobrellevar y enfrentar estas situaciones de carácter social.

  1. Nivel de ansiedad

Las personas que sufren de mutismo selectivo, tienden a experimentar altos niveles de estrés cuando tienen que interactuar con personas o situaciones desconocidas, mientras que las personas tímidas, no afrontan estos grados de severidad.

👉 Finalmente recuerda:


Consejos para niños con mutismo

  • No lo debes sobreproteger.
  • Debes darle confianza suficiente al pequeño para que no tenga miedo al hablar.
  • Promueve la interacción con las personas cercanas para que él logre hacerlo con los niños de su misma edad.
  • Siempre trata de brindarle un ambiente tranquilo y en paz para que sienta tranquilidad al hablar.
  • Nunca lo obligues a hablar, porque puede que sea contraproducente y el mutismo se complique más.
  • No hables por el pequeño ni permitas que otro familiar lo haga, pues es necesario que el niño tome sus propias decisiones para no crear un estado de dependencia.
  • Dale un tiempo para que el mutismo desaparezca, ya que cuando los niños tienen ese problema, la solución no será inmediata.
mutismo selectivo
Mutismo selectivo. Problema emocional de inhibición en el habla

Podéis encontrar más información en la Asociación Española de Mutismo y Trastornos de Ansiedad, AMSTA

¿Te ha quedado claro qué es el mutismo en niños y cómo tratarlo?
Me gustaría que me dejaras un comentario diciéndome si te ha gustado el artículo y si tienes alguna sugerencia.
¡Compártelo y dame tu puntuación! 
© 2019 ▷ Educapeques ➡➤ [   ] Escuela de padres @educapeques

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.