Malas calificaciones: 10 Pautas para aprobar en Septiembre



Malas calificaciones: Recuperar las asignaturas pendientes

Al llegar las vacaciones escolares, llegan con ellas las notas. Las calificaciones académicas son una muestra de los objetivos alcanzados a lo largo del curso, de los aprendizajes alcanzados.

Las calificaciones son algo más que un número o una nota, son un indicador del nivel de madurez alcanzado por el estudiante.

Las malas calificaciones o malas notas y la necesidad de estudiar en verano para recuperar son un motivo de preocupación para los estudiantes y las familias.

Estudiar en verano no es una tarea sencilla, ya que las vacaciones se asocian a tiempo de ocio y a descanso.

Es importante aprovechar el momento para reflexionar las causas de estas malas calificaciones y poner solución a las mismas.

Por qué suspenden

Las notas son un indicador claro de diferentes aspectos del alumno:

  • Nivel de maduración personal.
  • Salud emocional de los niños y niñas.
  • Posibles dificultades o problemas de aprendizaje.

Las malas notas, por lo tanto son un clara señal de algún tipo de problemática, unas malas calificaciones nos pueden indicar varias cosas: falta de maduración, conflictos emocionales, existencia de aprendizaje, poca capacidad de esfuerzo, escasas habilidades de aprender a aprender, etc.

Un estudiante que suspende no ha alcanzado los objetivos propuestos para su etapa, edad y nivel de desarrollo.

Habitualmente nos encontramos con estudiantes que tienen capacidad pero que pasan por alguna de esas problemáticas y además aparece una ausencia de interés y de motivación por aprender.

Los alumnos suspenden porque no saben aprender, no tienen desarrollada la capacidad de aprender a aprender y porque no se sienten motivados por el aprendizaje académico.

Es fundamental indagar las causas de las malas calificaciones para ponerlas solución y buscar contextos de aprendizaje que despierten su interés y motivación.

 malas calificaciones, malas notas

¿Qué hacemos cuando sacan malas calificaciones?

Cuando los estudiantes sacan malas notas, se encuentran con el reproche y el castigo. En estas situaciones nos alejamos del problema y de su solución.

Es importante ir más allá e indagar en el por qué. Las presiones, las exigencias y los reproches, crean una presión por aprender, y la presión no es lo natural al aprender. Así que no sólo nos alejamos del problema, sino que además creamos una situación antinatural y negativa para los procesos de aprendizaje.

¿Qué podemos hacer ante las malas notas?

  1. Olvida las actitudes de presión que son contrarias al aprendizaje. El aprendizaje se crea, es un proceso único y personal de cada uno. Para que se genere la creación de aprendizajes es necesario que el que aprende disfrute y por lo tanto tenga el deseo de aprender.
  2. Indaga en las causas del fracaso escolar. Detrás de las malas notas hay algún tipo de conflicto: inmadurez, problemas de diversa índole (familiares, sociales, personales, etc.), dificultades de aprendizaje (falta de motivación, dificultades de atención y concentración, procesamiento diferente, ….) y actúa directamente sobre ellas.
  3. Ayúdales a desarrollar técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje: orientales para organizar su tiempo, secuencia tareas, desarrolla estrategias de síntesis y de memorización, …
  4. Despierta su interés y su motivación, trata de acercarles los contenidos ayúdales a que se ilusionen con ellos y quieran aprender.
  5. Favorece un aprendizaje significativo, aquel que les permita ser responsables de su proceso de aprendizaje, parte activa del mismo y no meros espectadores, aquel en el que realmente están creando sus aprendizajes.
  6. Prepara un plan de estudio para organizar su aprendizaje durante el verano. Organiza un horario y unas tareas y actividades.
  7. Habla con ellos y explícales la importancia de su aprendizaje, de su avance.
  8. Animales a lograr sus metas. Para ello puedes ponerles pequeñas metas a lo largo del verano, estas metas han de ser asequibles para ellos.
  9. Ayúdales a evaluar su aprendizaje durante los meses de vacaciones. Es importante que se impliquen como parte activa y que comprueben los resultados de su esfuerzo.
  10. Refuerza sus logros.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn4Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies