La importancia del juego en los niños



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

La primera fase en la vida de cualquier persona es la infancia. La infancia se caracteriza por la formación global e integral del niño/a. A través del juego nos construimos como personas, aprendemos de nosotros mismos y de los demás.

Muchos son los autores que hablan de la importancia del juego y de la relación entre juego y etapas de desarrollo del niño/a. Uno de ellos es Jean Piaget.

Para Piaget el niño nace en un medio que condiciona su conducta, crece con una serie de factores sociales que estimulan el desarrollo del niño/a en mayor o menor medida y desarrolla un nivel madurativo propio, diferente al de los demás, estos tres factores influyen en el esquema de representación del mundo que el niño/a va creando, ello genera que asimile conductas nuevas y acomode esas conductas en sus esquemas de acción, formando de esta manera nuevos esquemas de acción perfeccionados.

niños con piezas jugando

Este autor divide las diferentes formas de relación niño-juego, en estadios:

  1. Estadio Sensoriomotor, entre los 0 y los 2 años, predomina el juego funcional o de ejercicio. Al principio el niño solamente reacciona frente a los reflejos, pero progresivamente experimenta utilizando su propio cuerpo como herramienta, repite acciones e incorpora el manejo y descubrimiento de objetos en sus movimientos, también desarrolla juegos de ejercicios con personas mediante los cuales desarrolla  habilidades sociales.

  2. Estadio Preoperacional, entre los 2 y los 6 años, se caracteriza por el desarrollo del juego simbólico. El niño/a juega a imitar: juega a que cocina, a mamas y papas, a que es conductor de coches…

  3. Estadio de las operaciones concretas, entre los 6 y los 12 años. En este estadio se desarrolla el juego de reglas.


El estadio que más nos interesa es el estadio Sensoriomotor que se divide de la siguiente manera.

  • Desde que nace hasta los cuatro meses. El niño/a al principio no juega sino que reacciona frete a los reflejos primarios, posteriormente realiza acciones involuntarias, descubre sus movimientos y los repite por placer. (a esto se le llama reacción circular primaria).

  • Desde los cuatro hasta los ocho meses. En esta etapa el niño/a descubre sin intención y repite la acción, como sucede en el estadio anterior, pero esta vez lo hace jugando con el medio físico, con objetos que tiene a su alcance, los lanza, los mueve, busca al adulto para que interaccione con ellos… (Reacciones circulares secundarias).

  • Entre los ocho y los doce meses, el niño/a empieza ha realizar acciones de forma intencionada, para conseguir una finalidad. El niño/a presta más atención a lo que tiene a su alrededor.

  • Entre los 12 y los 18 meses, el niño/a manipula los objetos y observa lo que sucede, al mismo tiempo que eso sucede experimenta nuevas coordinaciones de acciones. Por ejemplo: En el patio, estira el brazo con la pala en la mano y mueve el cubo varios centímetros.

  • Entre los 18 y los 24 meses, el niño/a ya no realiza las acciones de forma automática, ahora reflexiona sobre las acciones y es capaz de preveer cuál será el resultado de sus acciones, por ejemplo: si tira el vaso al suelo, el agua caerá.


El juego es un derecho del niño, los derechos del niño fueron aprobados por las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 en Nueva York. Francesco Tonucci, adapta este artículo para que los niños puedan entenderlo de forma clara, lo redacta  de la siguiente manera:

Artículo 31.

El niño tiene derecho al juego, al descanso, a la diversión y a dedicarse a las actividades que más le gusten.

El juego, es el primer instrumento que posee el niño para aprender y para conocerse, el desarrollo de una actividad ayuda al niño a saber como se desempeña él ante nuevas acciones, descubre cómo es su forma de actuar y de interactuar con los demás.

Cómo dice E. Goldschmied, si observamos detenidamente a un niño cuando juega, nos sorprenderá la concentración profunda que tiene y el placer inmediato que le proporciona, la misma concentración que nosotros consideramos necesaria para llevar a cabo un buen trabajo. Y es que en el mundo del niño, juego y trabajo están muy relacionados, no se puede separar una cosa de otra, cuando un niño juega, trabaja al mismo tiempo.

Gracias al juego, se desarrolla la imaginación, la capacidad creativa, el juego constituye el núcleo esencial del desarrollo, ya que sin experimentación, sin manipulación, sin la invención de  estrategias de acción, el individuo no conquistaría nuevos espacios, no descubriría ni recorrería nuevos caminos.

Los que hemos jugado sabemos que gracias al juego podemos apasionarnos, imaginar y hacer a nuestra manera, pero siempre respetando el juego de los demás e intentando lidiar, consensuar o pautar unas normas cuando no se esta de acuerdo. También aprendimos a regular conductas, a alejarnos de quién no nos gustaba, a acercarnos a los que nos hacían bien.

El juego reúne todos los condimentos para ser el mejor plato que se le puede ofrecer a un niño/a.

Te recomendamos un juego muy entretenido La casita de actividades de Imaginarium. Casita de actividades con bolas, formas, rampa, etc. que estimulan la psico-motricidad e imaginación del bebé. Compatible con los vehículos y circuitos forest.
Podeis adquirirla en: Imaginarium en cupones mágicos

Clara Lapeña. Maestra de Educación Infantil




Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

6 comentarios sobre “La importancia del juego en los niños

  • el 5 junio, 2013 a las 5:03
    Permalink

    Gracias por compartir tan interesante artículo, estoy convencida totalmente que el juego en El Niño es muy importante para el desarrollo de todas sus habilidades, sociales, emocionales e intelectuales.

    Respuesta
  • el 7 junio, 2013 a las 15:23
    Permalink

    Un gran artículo. SI me permitís aporto un blog donde además se ofrecen ideas sobré qué jugar a cada edad: 0-6 meses, 6-12 meses, 12-18 meses….
    Y sobre la importancia del placer de jugar para el aprendizaje (Aucouturier)
    Y sobre la importancia del movimiento durante los 6 primeros años para un buen futuro aprendizaje escolar y vital…

    http://www.jugandoenfamilia.blogspot.com/p/a-que-jugamos-hoy.html

    http://www.jugandoenfamilia.blogspot.com/p/desarrollo-infantil.html

    Atentamente,
    Montserrat Reyes

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2013 a las 23:30
    Permalink

    es un articulo muy interesante para que los padres tomen conciencia que en el aula de educación inicial es muy importante el juego ya que los niños aprenden a traves de ello y no pierden su tiempo como dicen los papas

    Respuesta
  • el 22 octubre, 2015 a las 22:14
    Permalink

    El sentido del juguete se está perdiendo poco a poco, yo como madre, veo que los niños ya no disfrutan de los juguetes (la culpa la tenemos los mayores, que les “llenamos” en cada cumple, o navidades). En primer lugar tenemos que hacer que valoren lo que cuesta un juguete y la suerte que tienen de disfrutar de él.¿Para que quiere una tablet una niña de tres años? ¿No sería mejor que le regalásemos un cuento? La lectura es cultura y cuanto antes tomen afición los “peques” eso que haremos en su bien.
    Ana G. San Jose

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies