¿Sabes qué hacer si tu hijo siempre dice: ¡No, no, no!?



La etapa donde siempre dice: No

Debemos empezar por decir que generalmente, los niños atraviesan por esta etapa, así que no se asuste, su hijo no es el único que siempre dice: No.

Esta es una etapa de negatividad, donde su palabra preferida y que utiliza para todo es NO, entonces empezamos constantemente a escuchar frases como “no me quiero bañar” “no quiero ir” “no quiero comer” y así, a todo lo que se le pregunta siempre dice no.

Se puede decir que esta es una etapa de oposición sistemática, un período de afirmación de su identidad, de su personalidad y de su yo.

Esta es una fase que generalmente aparece a partir del año y medio y dura hasta después de los  tres. Debes saber y tener muy en cuenta que la palabra no es muy habitual en los adultos y en especial en los padres pues todos los días dicen frases como: “no subas al sofá”, “no corras”, “no grites”, “no toques esto”,  y así con un gran número de cosas así que ellos están imitando el uso de esta palabra.

niños desobedientes

Esta oposición por la que atraviesan es una fase completamente normal, una fase de afirmación y donde se está en búsqueda de poder, es una fase por donde deben pasar, sin embargo se deben marcar límites y normas sin dejar de ser coherentes, es decir: los padres deciden, sin embargo los niños tienen derecho de enojarse, hacer una rabieta o patalear.

Consejos para los padres del niño que siempre dice: No

 

  1. Utiliza menos el no. Es importante que cada vez que pienses decir que no a algo, te detengas a pensar si es realmente importante hacerlo, es importante que se reduzcan tus no para que los del niño también sean menos.
  1. Reemplaza el no por otra cosa. Hay otras formas de decir lo que se quiere decir sin la necesidad de utilizar la palabra no, por ejemplo en lugar de decirle que no corra, puedes decirle que valla más despacio.
  1. Reduce las preguntas que pueden ser contestadas con un sí o no.Esto es básicamente un juego con la mente del niño, por ejemplo en lugar de preguntarle si quiere las verduras, pregúntale si quiere muchas o pocas verduras, de esta forma no tiene opción de decir que no.
  1. Reorienta su conducta. Por lo general cuando se le dice que no a un niño, es con el fin de que deje de hacer algo que está haciendo en ese preciso momento, consecuentemente, el niño se enfada y responde con otro no, entonces se puede sustituir el “no hagas eso” por una alternativa al comportamiento que está ejecutando. Por ejemplo se puede sustituir el “No mires la televisión tan cerca” por un “Ven a sentarte a mi lado”.
  1. Ignora los “no”. Hay muchas ocasiones en las que a pesar de que el niño diga no, va a terminar realizando la acción, entonces en estas ocasiones es preferible ignorar la palabra y continuar como si nada hubiese dicho.

Otros artículos de interés:

Foto: http://pixabay.com/es/no-negativo-tarjetas-espiral-68481/

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn8Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies