Fornite: La adicción al videojuego que alerta a padres y expertos



¡¡ Comparte en tus redes sociales !!
Fornite: La adicción al videojuego que alerta a padres y expertos
5 (100%) 1 voto

Qué es y cómo se juega al Fornite


Fortnite : Este juego, creado por las compañías Epic Games y People Can Fly, fue anunciado en el año 2011 pero se lanzó recién en julio de 2017. Pero ¿Por qué el juego se ha vuelto un fenómeno mundial y una obsesión para muchos jugadores? Veremos, en detalle, de qué se trata, cuáles son las ventajas, las desventajas y los peligros que dicho videojuegos trae entre manos…

 

Para aquellos que no lo conocen, este juego tiene dos modalidades: salvar al mundo de zombis y BattleRoyale. En esta ocasión nos centraremos sobre la modalidad FortniteBattleRoyale.

 

En esta modalidad, cada jugador tiene la posibilidad de jugar en línea con hasta 100 jugadores, (el juego no permite más de 100) y además es necesario, para ganar el juego, eliminar a cada uno de los adversarios. Hasta ahí el juego no es demasiado novedoso en cuanto a otros juegos similares que se han ideado en el pasado con más o con menos éxito, pero se añaden algunas características interesantes que lo convierten en un juego único:

  • Se puede jugar de diferentes plataformas: Playstation, Nintendo Switch , ordenador o móvil. Esto permite tener una gran movilidad y facilidad de acceso para los jugadores; algo verdaderamente útil.
  • Tiene gráficos caricaturescos, esto permite que el jugador pueda crear el entorno a su gusto pero también puede construir armas y hasta usar diferentes atuendos, algunos incluso, bastante llamativos y hasta con un toque de delirio. Por ejemplo, el jugador se puede vestir de oso panda de color rosa.
  • El juego transcurre en un sitio que no es demasiado grande por lo que, un jugador experto conocerá cada rincón del mismo, los lugares adecuados para construir o tender trampas. Esto les permitirá tener ciertas ventajas sobre los jugadores nuevos.
  • Otro aspecto a destacar es el que ha motivado a muchos a jugar dicho videojuegos; el juego es gratis. Es decir, se puede jugar desde el inicio y ganar el juego de forma gratuita. No obstante, el juego tiene cierto coste de accesorios, armamentos, avatar, etc.
  • Construcción y destrucción a la vez. Esta podría ser la característica que más llama la atención. El juego propone que cada jugador construya fuertes pero también destruya los fuertes o sitios de otros jugadores puesto que el objetivo siempre es llegar a matar a los 99 jugadores en línea y ganar el juego. Así, cada jugador puede construir lo que desee para lo cual necesita utilizar todo el poder de su imaginación. Visto de este este punto, el juego fomentaría la imaginación de los jugadores pero veremos, más adelante, porque podría no ser tan creativo y hasta tener ciertos riesgos el jugar dicho juego…

 

¿Por qué el juego ha llegado a considerarse una obsesión para los jugadores?


Desde hace tiempo ya varios psicólogos, neurólogos, psicopedagogos, docentes y expertos en el tema se han enfocado en las desventajas que los videojuegos y en este caso concreto el Fornite, pueden traer para los niños de esta generación: falta de movilidad física, rigidez o atrofia de ciertos músculos, problemas visuales o auditivos, falta de socialización, etc. Pero este juego da un paso más allá por lo que es necesario abordar el problema antes que llegue a ser demasiado tarde.

 

Ya hemos dicho que el objetivo del juego es matar a los 99 jugadores restantes para poder llegar a ganar el juego. Pero lo que no hemos dicho es que, muchos jugadores se aburren antes de finalizar el juego puesto que “el mismo se torna algo repetitivo”: matar, encontrar armas, construir fuertes, matar, y así sucesivamente…

battle royale, fornite

¿Porque, entonces, el juego se ha virilizado tanto?


Porque es una forma de compartir en vida y muerte con otras personas. Es decir, muchos jugadores, juegan con el objetivo claro: matar a sus oponentes, pero, al ver a un jugador y tenerlo en la mira para matarlo, si este comienza a construir algo enfrente del primero, el objetivo (para estos dos jugadores) cambia: ya no se trata de matar a otro jugador, sino de ver cuán grandiosa es la construcción que está haciendo y en cuanto es posible superar la misma.

 

Este cambio de objetivo que, claro está, es netamente individual puesto que no se encuentra como meta u objetivo planteado por el juego en ningún momento, posee un trasfondo interesante para destacar: el juego propone matar, huir, construir y destruir, pero muchos jugadores participan para competir entre ellos: algo así como una especie de Minecraft dentro de Fortnite.

 

¿Será que los participantes se han cansado de matar y, en un entorno pequeño (como podría ser una ciudad, un pueblo o una aldea en la vida real) los jugadores decidan competir entre ellos para ver quién realiza las mejores construcciones? ¿Eso no es acaso una semejanza con los hechos de la realidad que se viven en cualquier sociedad actual? Quizás, los jugadores se hayan aburrido de matar y matar y opten más por construir.

 

Los riesgos del juego es que no fomenta las relaciones sociales verdaderas, a excepción de la interacción limitada para la competencia/construir o para matar/morir.

 

¿Qué tipo de mensaje se le transmite a cada jugador cuando posee, como meta, matar a otros jugadores usando todo el poder de su imaginación? ¿Cuál es el límite entre la realidad y la ficción cuando cada jugador posee todos los instrumentos al alcance de su mano para construir o destruir, para matar o salvar una vida?

 

Riesgos de Fornite


El tiempo de ocio siempre es beneficioso y en época de vacaciones es correcto que los niños quieran divertirse, pero muchos padres afirman que el juego fomenta la irritabilidad, los cambios de ánimo violentos, la impaciencia y el encierro. Todas estas características que infunda el juego, promueven niños con futuras patologías sociales.

El problema más grave es que los niños pasan gran cantidad de horas jugando Fortnite. Esto limita sus capacidades físicas, sus habilidades de curiosidad y exploración del mundo real y sobreestimula sus sentidos (lo que podría ser una respuesta de la irritabilidad observada en ellos). Pero lo más problemático es que los niñosdejan de vivir el mundo real como tal y comienzan a sentir su mundo real a aquel que se juega y vive dentro del videojuegos; algo absolutamente riesgoso para la construcción de su personalidad y psiquis en formación.

 

¿Cómo podemos solucionar el problema?


Una solución simple que proponemos es limitar las horas del Fornite a los niños pasando tiempo con ellos, ofreciéndoles alternativas que les lleven a utilizar sus habilidades físicas y no solamente las cognitivas.

En conclusión, creemos que este no es un juego para entretener, sino más bien para aislar, evadir la realidad y alterar la psiquis.

© 2018 Los riesgos de Fornite. Una adicción más que un juego. Escuela de padres. Educapeques

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *