Fomentar la seguridad y la confianza en uno mismo



Comparte!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn4Share on Tumblr0

Todos tenemos alas, pero no sabemos que podemos volar.

Demos alas a los pequeños y mostrémosles que pueden volar solos.

La seguridad y la confianza en uno mismo son fundamentales para afrontar los retos de la vida diaria, y para lograr las metas y objetivos personales.

Una persona segura y con confianza es capaz de casi todo lo que se proponga, cree en sí misma y lo intenta aunque se equivoque o le cueste.  Una persona segura es una persona que se siente competente y con capacidad de hacer las cosas. No teme equivocarse, sabe que puede aprender y confía en sus posibilidades. Son personas autónomas e independientes que generan confianza en los demás, si yo creo en mi los demás también creerán en mis posibilidades.

Las personas inseguras tienen dificultades para hacer las cosas por sí mismos, esto les limita en su actuación diaria. No creen en sus competencias y no progresan. Se sienten frustrados cuando se equivocan y prefieren no intentarlo por no pasar por ello.

Para un desarrollo sano es fundamental fomentar la seguridad en uno mismo, de esta forma los niños y niñas crecerán felices, potenciarán su aprendizaje y se sentirán competentes. Los niños y niñas inseguros presentan dificultades en determinados aspectos: relacionarse con los iguales, aprendizaje escolar, creatividad, etc.

Para que sean adultos felices y seguros, capaces de lograr sus metas, debemos favorecer la seguridad en uno mismo desde el primer momento.

shutterstock_103739393

PEQUEÑOS INSEGUROS Y SEGUROS

Características de los niños inseguros

  • Temor excesivo por hacer cosas por sí mismos. Muestran miedo y oposición cuando tienen que hacer determinadas cosas por sí solos, “preguntar algo, pedir alguna cosa, resolver algún problema, etc.”

  • Le cuesta relacionarse con los iguales, son solitarios, evitan los juegos con otros niños y niñas que no conocen.

  • No le gustan las críticas y observaciones. No acepta bien que se le diga lo que hace mal.

  • Miedo a equivocarse. No le gusta equivocarse y presenta un miedo irracional a equivocarse, esto hace que prefiera no hacer determinadas cosas por el miedo a equivocarse.

  • Poca motivación en clase, no parece que le interese.

  • Son solitarios y callados.

Características de los niños seguros

  • Muestra iniciativa. No temen hacer cosas nuevas y con gente nueva, son curiosos y les gusta probar y aprender.

  • Se relaciona con los demás sin dificultad. Son sociables y no les cuesta hacer amigos.

  • Acepta y se siente motivado con los retos y desafíos. Creen en sus capacidades y competencias, por ello les encanta superarse y comprobar sus capacidades. Los retos y desafíos son una gran motivación.

  • Muestra curiosidad y pregunta. No tiene miedo de preguntar alguna tontería, son espontáneos y dejan ver su curiosidad natural.

  • Admite críticas y correcciones. No teme fracasar, quiere aprender y superarse.

  • Se muestran alegres y relajados.

¿CÓMO PODEMOS FOMENTAR LA SEGURIDAD EN SI MISMO?

La seguridad en uno mismo es un proceso, relacionado con el autoconcepto y con la autoestima. Estos tres aspectos se ven influenciados mutuamente, en una estrecha relación en la que se van desarrollando continuamente.

Es algo que se construye, que se aprende poco a poco, fruto de las experiencias diarias. El pequeño va recibiendo información de cómo es, de lo que vale, y de las competencias que tiene, y así con esa información va construyendo una imagen de sí mismo. Va aprendiendo a valorar sus competencias y a afrontar sus equivocaciones y errores de forma constructiva. En este proceso la familia tiene un papel fundamental, ya que estas primeras informaciones que recoja el niño o niña sobre su persona le vendrán de cómo le percibe su familia.

Veamos algunas pautas, para fomentar la seguridad en uno mismo:

  • Sírveles de Ejemplo. Es importante que nosotros nos mostremos seguros de nosotros mismos y confiemos en nuestras capacidades. Los pequeños aprenden más de lo ven que de lo que se les dice. Imitan nuestra forma de comportarnos, somos sus modelos y su ejemplo a seguir.

  • Favorece su Autoestima. Debemos cuidar la autoestima del niño o niña. Mostrarle que le valoramos.

  • Déjale su Espacio para que haga las cosas solo, por sí mismo. No podemos estar constantemente encima de ellos. Debemos darles la oportunidad de valerse por sí mismos. De esta forma aprenden a hacer cosas solos, toman sus decisiones, asumen equivocaciones y se perciben responsables de sus logros y por lo tanto de sus competencias y capacidades. Si no les dejamos hacerlo por si mismo, no creerán que ha sido gracias a su capacidad.

  • Permíteles alcanzar logros. Dependiendo de la edad y momento del desarrollo, los pequeños son capaces ya de realizar determinadas tareas o actividades, como atarse los zapatos, montar en bici, preparar el postre, etc. Es importante que les dejemos enfrentarse a estas tareas, han de ser adecuadas a sus capacidades, no importa que no les salga a la primera, tenemos que ser pacientes y dejar que lo logren por sí mismos.

  • Transmíteles seguridad y confianza. Para que los niños y niñas se perciban seguros, deben sentir que nosotros creemos en ellos. Si les transmitimos que nosotros estamos seguros de que lo harán, que confiamos en sus capacidades, ellos también confiaran en estas capacidades. Si por el contrario, sienten que tenemos dudas sobre si alcanzaran sus logros, ellos también tendrán esas dudas y miedos.

  • Comunicación. Crea un clima de comunicación y de confianza. Donde los pequeños se sientan seguros para expresarse sin miedo a perder la estima o el valor por parte de sus seres queridos.

  • Refuerza logros y señala que los errores son parte del crecimiento y del aprendizaje. Cuando el niño o niña consiga un logro, debemos reforzarlo, haciéndole ver que ha sido conseguido gracias a su esfuerzo y sus capacidades. Cuando por el contrario cometa un error, debemos tratarlo con naturalidad, no darle demasiada importancia y explicarle que es normal cuando estamos aprendiendo, que todos nos equivocamos pero que no por eso vamos a dejar de estar orgullosos de él o ella.

  • Déjale que tome sus propias decisiones y que resuelva sus problemas.  Es fundamental que confié en su capacidad tanto para tomar decisiones como para resolver problemas. En ocasiones tendemos a sobreprotegerlos y por ello tomamos por ellos la decisión más adecuada y les brindamos la solución al problema antes incluso de que llegue a ser un problema. No se trata de dejarles solos ante decisiones importantes o problemas serios. Dependiendo de la edad de los pequeños debemos poco a poco ir dejándolos que resuelvan estas cosas solos. Por ejemplo dejándoles elegir la ropa que quieren ponerse, la actividad que quieren realizar, etc. que solucionen ellos solos pequeños conflictos entre hermanos, si no les han dado el cambio bien en la tienda, etc.

  • No les comparares con otros niños, cada uno es único y tiene sus propias capacidades y competencias. Al compararles se perciben como diferentes, más o menos capaces o competentes.

  • Proponles desafíos y retos. Dales la oportunidad de superarse y de comprobar sus capacidades y competencias.

 

Celia Rodríguez Ruiz para Educapeques

Comparte!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn4Share on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Un comentario sobre “Fomentar la seguridad y la confianza en uno mismo

  • el 23 noviembre, 2013 a las 18:46
    Permalink

    Sí pero cómo haces para ayudarle a tu hijo a tener seguridad cuando es objetó de bulling y no tienes los medios adecuados para que este se desenvuelva en un ambiente sano, la escuela de gobierno limitada con maestros limitados deben hacer frente a padres que por lo general no hacen nada para que sus hijos cambien, prefieren que sus hijos sean los que pegan en lugar de que sea los golpeados, entendible pero no justificable, por eso necesito un consejo ¿como darle esos estímulos de seguridad a mi hijo? Qué puede un hacer para que se libere? Existe algún especialista que ayudé en esto? Con quién me puedo acercar? Vivo en el D.F Ciudad de México, alguien me podría orientar?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies