Secretos para ayudar a superar sin dificultad la ETAPA DEL GARABATEO

etapa del garabateo

Viktor Lowenfeld es un educador y profesor de la Universidad de Pensilvania que ayudó a definir el campo de la educación artística en Estados Unidos. Él afirma que los niños aprehenden (incorporan) la realidad mediante el dibujo. Esto implica que, a medida que los niños crecen, modifican su percepción y asimilación de la realidad. En consecuencia, pueden otorgarle un sentido diferente a los grafismos y a la forma en que usan el espacio para dibujar. Hoy hablamos de la Etapa del garabateo en niños y te contamos los secretos para ayudar a los peques a superarlo.


Etapa del grafismo en los niños

El garabateo es la etapa del dibujo infantil en la que los niños comienzan a dibujar utilizando líneas y formas simples. En esta etapa, los niños generalmente no son capaces de producir dibujos reconocibles, pero están experimentando con el lenguaje visual y aprendiendo a controlar su mano para producir formas.

El garabateo – Entre los 2 y los 4 años (aproximadamente)

La primera etapa dentro del grafismo en niños es la etapa del garabateo. En esta, el impulso por sujetar el lápiz y hacer presión sobre el papel lleva implícita un modo de descarga por parte del niño. Es decir, el pequeño no dibuja algo concreto, sino que lo hace como un modo de expresar un estado de ánimo sobre el papel. Recibe el nombre de garabateo justamente porque carece de forma figurativa y expresa sensaciones táctiles y visuales (en caso de utilizar colores).

Es importante que sepas que las etapas estarán determinadas por varios factores ambientales, sociales, de estímulos y neurológico particulares de cada pequeño. Por esta razón, no es posible establecer una edad fija. Por el contrario, sí podemos referirnos a edades aproximadas.

La etapa del garabateo transita en 3 estadios diferentes: el desordenado, el controlado y el garabateo con nombre. Estos se presentan en el orden mencionado y no pueden ser salteados por parte del niño, aunque sí es posible observar en algunos casos que un momento o estadio puede durar más que otro en el mismo pequeño.

Garabateo desordenado

Este primer momento es fácilmente identificable por tratarse de trazos que no tienen sentido, aunque sí pueden aportar significado para el niño. De todos modos, no será posible su elaboración mediante la palabra del pequeño.

Garabato controlado

Tal como su nombre lo indica, en este momento, los niños ya tienen cierta noción de que existe una relación entre el movimiento de su mano y el trazo que se dibuja sobre el papel. En este momento, el niño comprende que puede comunicar algo mediante sus manos. Entonces, estas pasan a ser instrumento de una posible producción propia.

Garabato con nombre

En esta tercera y última fase, los niños ya tienen una intensión comunicativa mediante el dibujo. Es decir, aunque no se entienda qué es lo que han dibujado, ellos pueden asignarle significado y mencionarlo como tal. De este modo, ellos puedes realizar una creación y decir que se trata de un elefante, un tren o un nene con su familia. Aunque no tenga la forma del objeto real, éste le otorga un significado por lo que el dibujo se convierte en un modo de comunicar/decir algo por parte del niño.

Tras finalizar esta etapa (alrededor de los 3 y ½ años), se da lugar a la etapa pre-esquemática. En esta el dibujo toma forma más realista y deja de ser un garabato sobre el papel.

Podéis ampliar información sobre las etapas del dibujo en niño a continuación:

etapas del dibujo infantil
Etapas del dibujo infantil

5 Secretos para ayudar a superar sin dificultad la etapa del garabateo

A veces los niños pueden presentar cierta dificultad para que abandonen la etapa del garabato. Por eso, a continuación, te contamos algunos secretos (que no son tan secretos) para que puedas ayudar a los niños de alrededor de 4 años a superar esta etapa y dar lugar a la pre-figurativa.

  1. Alentar los trazos de forma libre. Es importante que los niños sientan la libertad de trazar sobre el papel sin miedo a correcciones por parte de los adultos. No hay trazos bien o mal hechos en esta etapa, así que no es necesario corregirles en este sentido, aunque sí podemos hacerlo en caso que los pequeños decidan dibujar sobre una superficie que no es destinada para esto; las paredes, por ejemplo.
  2. Estimula sus trazos con diferentes materiales. No solo utilices lápices; también emplea otras formas de realizar trazos. Por ejemplo: acuarelas, crayones, tizas de colores, temperas, etc.
  3. Utiliza, en lo posible, otros soportes y no únicamente hojas de papel. Por ejemplo; latas, cartón, telgopor, goma, plástico, yeso, etc.
  4. Deja que los niños dibujen sin hacer preguntas mientras lo hacen.
  5. Procura que cada niño tenga una hoja propia pero que, al mismo tiempo, pueda ver cómo dibujan otros niños. A menudo, el garabato se imita entre los niños pero conformes los niños crecen, también van pasando a la etapa siguiente. Si un niño aún se encuentra en el garabato y el resto ya no, deja que este pequeño observe y hasta imite como dibujan otros niños de su edad. Esto favorecerá la asimilación del trazo como forma de elaborar y procesar la realidad por parte del niño.
5 Secretos para ayudar a superar sin dificultad la etapa del garabateo Clic para tuitear
© 2022 ▷ Educapeques ➡➤ [ Etapa del garabateo en el dibujo infantil ]  Escuela de padres  María Eugenia Daney Licenciada en Psicopedagogía  @educapeques

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *